Opinión

Brasil necesita recuperar las confianzas

PULSO 06/01/2016

No hay modo de que el país retome el crecimiento si no existe confianza en las instituciones.

La encuesta semanal de los economistas del Banco Central de Brasil mostró que la economía del país se contraería 2,9% este año, encaminándose a su recesión más profunda desde 1901. Esta contracción se compara con el 2,81% de caída del PIB esperada por los economistas en el sondeo anterior. Los analistas redujeron además su proyección de crecimiento para 2015 por 13 semanas consecutivas y ahora estiman que la economía brasileña cayó 3,71%. La última vez que Brasil se contrajo por dos años seguidos fue en 1930 y 1931, y nunca ha tenido una recesión tan profunda como la que se espera para 2015 y 2016 juntos, de acuerdo con los datos del instituto nacional de investigación económica IPEA, cuyas cifras comenzaron a registrarse en 1901. Claramente los problemas de Brasil van más allá de un tema económico; la profunda crisis y el descrédito político que vive la principal economía de América Latina están también lastrando su crecimiento. Es justamente este punto en el que debe concentrarse la Presidenta Dilma Rousseff. No hay manera de que el país retome el crecimiento si no existe confianza en las instituciones y no se crea un clima de inversión propicio. Ese es el punto central y el núcleo hacia donde debe apuntar la agenda reactivadora del Gobierno.

Archivos relacionados