Opinión

Balance ley de quiebras

PULSO 12/10/2017

Los primeros tres años han mostrado un crecimiento importante -aunque en números acotados- de personas que se acojen a reorganizaciones y liquidaciones.

Se cumplieron tres años desde que entrara en vigencia la nueva ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas -ex ley de quiebras-, y ya son más de 7.000 los procedimientos que, tanto las empresas como las personas naturales, han iniciado. La mayor innovación en la nueva normativa vino por el lado de las renegociaciones y liquidaciones de personas naturales, ya que la antigua ley estaba enfocada en las compañías, por lo que hacía más caro y difícil para un individuo acogerse a este mecanismo. Así, aunque la ley lo permitía, en la práctica no se hacía. En este contexto, los procedimientos de liquidación que han iniciado las personas naturales se ha ido duplicando año a año desde que entrara en vigencia la normativa, el 9 de octubre de 2014. Así, en total -desde 2014 a la fecha- las liquidaciones de personas suman 2.733. Si a ello se agregan las reorganizaciones, el número se eleva a más de 5.000. Si bien el balance de la autoridad es positivo en términos generales, debiera mirarse con atención la evolución de estas estadísticas, debido a que podría implicar un mayor riesgo para los oferentes de préstamos y, por consecuencia, dejar fuera del sistema formal de crédito a las personas de menores ingresos. Ello sería contraproducente, dado que provocaría el efecto contrario al buscado.