2107536_500.jpg

Opinión

Avanzando por más

PULSO 07/06/2016

Por José Tomás Infante. Según cifras de ASECh, de fines de 2015, el 74% de los emprendedores utiliza recursos propios para financiar sus proyectos.

Desde hace varios años que se habla sobre la necesidad de que Chile diversifique su actividad económica, reduciendo su dependencia de la exportación de materias primas, todo con el objetivo de alcanzar el anhelado desarrollo.

Fue así como en 2010 se inició la campaña “Más ciencia para Chile”, iniciativa que buscaba promover una nueva institucionalidad pública para la investigación científica. Desde entonces, el tema ha cobrado mayor relevancia, abriendo camino al debate sobre cómo mejorar las capacidades de Chile en materias de tecnología, innovación y ciencia.

Y seguimos avanzando. Hace pocos días la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECh) eligió a sus nuevos directores, quienes durante los próximos cuatro años tendrán el desafío de seguir promoviendo el papel del emprendedor en el país, instalándolo como un actor relevante para el desarrollo de las diferentes industrias.

Pero la tarea parece no ser tan fácil. Según cifras proporcionadas por la misma asociación gremial a fines de 2015, el 74% de los emprendedores utiliza recursos propios para financiar sus proyectos. De esta manera, este tipo de números son los que hacen que nos cuestionemos acerca del apoyo que existe para estas iniciativas, transformándolo en uno de los principales desafíos a través de la incorporación del sector privado en las etapas tempranas del emprendimiento.

La regionalización también es relevante. Para las mentes innovadoras y emprendedoras es necesario tener herramientas disponibles que ayuden de norte a sur y apoyen a la materialización de nuevas ideas y sueños. Así, es de esperar que tanto las asociaciones como el Gobierno participen de forma activa en esta materia, y pongan sus esfuerzos en avanzar por la inclusión y un mayor despliegue a nivel nacional a través de la conformación de direcciones regionales.

Por su parte, los esfuerzos del Estado no se quedan atrás. El pasado 21 de Mayo, el Gobierno dio a conocer la puesta en marcha de la agenda de productividad, innovación y crecimiento, junto con un proyecto de ley que se discute en el Congreso y que promueve las exportaciones de servicios, además de buscar mejorar el acceso al financiamiento.

No hay emprendimiento sin innovación, y con fecha ya entregada del proyecto que busca la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, es ahora o nunca el momento para consolidar lo que tanto ha costado encauzar.

*El autor es gerente general y co fundador de la cervecería Kross.