Opinión

Acotar los grados de incertidumbre

PULSO 01/02/2016

Una autoridad enfocada en el crecimiento puede cambiar las expectativas empresariales.

La economía chilena no tendrá un inicio de año fácil. A la desaceleración que ya venía mostrando la actividad, en los primeros meses de este 2016 se sumará una alta base de comparación. Así, el Imacec de enero podría estar cercano al 0% e incluso hay algunos pronósticos que se inclinan por un crecimiento negativo en ese mes. Ese dato se conocerá recién en marzo, lo que podría significar un nuevo golpe a las expectativas de los consumidores y de los empresarios, agravando la falta de inversión. Es en ese sentido que el llamado que ha realizado en entrevista con PULSO el nuevo presidente de Icare, Juan Benavides, cobra mayor relevancia: “Es muy importante acotar o disminuir los grados de incertidumbre”. Con ello, junto a una señal clara y correcta de la autoridad, sería posible observar un punto de inflexión en las perspectivas de los empresarios. Este es un aspecto clave en una economía como la chilena, que depende en gran medida de lo que pase en el exterior, en momentos en que el contexto internacional se ha deteriorado rápidamente. Una materia que resultará determinante en la mejora de las expectativas será la redacción de la Reforma Laboral. Pese a que en enero el Gobierno no pudo alcanzar el acuerdo interno que esperaba para moderar algunos puntos, aún queda espacio para lograrlo en marzo. Otro hito relevante será el cómo se lleva adelante el proceso de enmienda constitucional.

Archivos relacionados