2106959_500.jpg

Opinión

2020, 2021...

PULSO 04/01/2016

Por Marily Lüders M. Aprovechemos de sumarnos a la mirada de los que postularon para ver si estamos construyendo un mejor Chile.

La semana pasada fue semana de decisiones universitarias para miles de jóvenes chilenos. Me tocó conversar con varios de ellos y sus familias y me di cuenta que la inscripción en la universidad es de las pocas veces en la vida en que uno levanta la cabeza y mira con un horizonte de mediano plazo su futuro. Ellos estaban pensando en el 2020, el 2021, cuando llegarán al mercado laboral, cuando consigan sus primeros trabajos, mientras el resto de nosotros estamos en los titulares del día.

Y por eso, quizá en vez de pensar en el balance del 2015 y lo que viene para el 2016, que es lo que uno hace una y otra vez por estos días, quizá convendría levantar un poco la mirada y pensar en qué país tendrán los jóvenes que en marzo entran a la educación superior. En cinco años más, el curioso viaje presidencial a la Araucanía de espaldas al ministro del Interior no será tema. Los “portonazos” habrán sido reemplazados quizá por qué otro tipo de delincuencia, y la polémica de las boletas y el financiamiento de la política habrá dejado las portadas.

Pero hay cosas que van quedando y que sería lamentable que sean las que les den la bienvenida a estos estudiantes que hoy comienzan su futuro profesional. Entre ellas, la sensación de vivir una sociedad casi exclusivamente de derechos y con poquitos deberes, que además permite exigir para algunos y no para otros, aunque estén en similar situación. También un diálogo público crispado, que permite acusar sin respaldo y dañar las reputaciones, donde ya no hay espacio para analizar técnicamente las políticas públicas y consensuar los avances. Un país donde la pobreza, la educación de la primera infancia, la seguridad ciudadana y las oportunidades laborales no tienen espacio en la agenda política. En fin, un país que tendrá poco de justo, la gran promesa que llevamos escuchando años.

Aprovechemos de sumarnos a la mirada de los que postularon ese fin de semana, para ver si realmente estamos construyendo para ellos un mejor Chile.

*La autora es decana Periodismo UAI – (@marilyluders).

Archivos relacionados