Japón busca eliminar dependencia respecto de la energía nuclear

Por Michiyo Nakamoto. El accidente de Fukushima ha forzado al gobierno nipón a repensar su política energética, que ha estado basada en un fuerte grado de dependencia respecto de la energía nuclear. Financial Times Financial Times | FT | 19/06
HERRAMIENTAS
© EFE

El gobierno japonés reveló un plan para impulsar la inversión en fuentes de energía limpias, en una medida que busca reducir la dependencia del país sobre los combustibles fósiles y la energía nuclear e impulsando su mercado de energías renovables.

Bajo las tarifas de alimentación aprobadas ayer, desde el 1 de julio habrá precios preferenciales para la electricidad obtenida a partir del sol, dando un fuerte incentivo para que las empresas inviertan en instalaciones de energías limpias.

El gobierno está eliminando el límite sobre la cantidad de energía de fuentes renovables que las empresas eléctricas deben comprar, en una medida que transformará la generación de energía solar en un negocio viable por sí mismo. Ahora, a las empresas eléctricas sólo se les exigirá comprar exceso de electricidad generado por fuentes renovables y sólo hasta un máximo de 500 kilowatt por hora.

La decisión de crear un mercado garantizado para las energías limpias hará de Japón un mercado importante para las empresas en la industria de la energía solar, incluyendo a fabricantes de paneles solares como la china Suntech o la nipona Sharp.

Analistas de Nomura esperan que el plan agregue 2,4 gigawatts de capacidad de energía solar para este año, o el equivalente de cerca de 2 reactores nucleares. 

El impulso a la energía limpia subraya la creciente presión de Japón para reducir su dependencia respecto de la energía nuclear, en medio de las preocupaciones de seguridad tras el desastre nuclear de Fukushima el 11 de marzo del año pasado.

El plan se anuncia días después que el gobierno informara la reanudación de dos reactores nucleares en el occidente de Japón, poniendo fin a un apagón total en sus plantas nucleares, que antes del apagón entregó cerca de 30% de su electricidad.

Pero el accidente de Fukushima ha forzado al gobierno a repensar su política energética, que ha estado basada en un fuerte grado de dependencia respecto de la energía nuclear.

Japón, que depende de los combustibles fósiles para 60% de su electricidad, se ha quedado atrás de otros países desarrollados en buscar electricidad desde fuentes renovables, las cuales, excluyendo la energía hidroeléctrica, entregan menos de 1% del total de energía que se consume. Las empresas ya han empezado a invertir en energía solar esperando que los subsidios lo hagan un negocio atractivo.




Lo más visto
Actualidad & Política