Consagrados artistas nacionales venden sus obras a precio de persa

Esta es la tercera edición de venta de arte en la Factoría Santa Rosa y habrá obras de artistas como Bruna Truffa, Ismael Frigerio y Sebastián Vío. Los precios llegan hasta $300 mil. Macarena Zarhi Macarena Zarhi | Evasión | 15/06
HERRAMIENTAS
La iniciativa no sólo beneficia a los compradores, sino también a los artistas.

Cuánto puede costar una obra de consagrados como Ismael Frigerio, Arturo Duclós, Julia Toro, Pancha Núñez, Bruna Truffa, Santo Guerra o Gonzalo Ilabaca? ¿Más de lo que podemos pagar? Tal vez la opción de tener una de estas piezas colgadas en un muro de la casa es posible. Sobre todo desde que la Factoría Santa Rosa, en el barrio Franklin, abrió un “mercado persa” del arte y que, algunas veces en el año, hace ventas con precios que van desde $15.000 y pueden encumbrarse hasta  un máximo de $300.000.

El fin de semana pasado fue la tercera vez que se abrió la Factoría con este propósito y debido al éxito de ventas que tuvo, la cita se extendió hasta este fin de semana. Hoy y el sábado se puede recorrer el lugar (y comprar) entre  las 11 y las 18 horas y el domingo sólo hasta las 14:30 horas.

“Son diseños frescos que el artista prepara especialmente para esta exposición”, cuenta Carolina Musalem, una de las gestoras de Factoria Santa Rosa.

La iniciativa no sólo beneficia a los compradores, sino también a los artistas, a quienes les cuesta mucho vender su arte. “Es muy bueno que haya un espacio para vender arte, ha habido mucha convocatoria. Estoy bien contento por mis trabajos hechos en formatos accesibles, máximo (50x50). Han sido un éxito”, cuenta Marcial Ugarte, fotógrafo y artista visual.

Esta es la oportunidad para adquirir alguna de las piezas de estos artistas nacionales. Además, podría ser única pues durante este año no habrán muchas ventas, pues son bianuales. “Quizás en noviembre hagamos otra. Sin embargo, el año pasado tuvimos sólo dos fechas de ventas. Puede ser que esta vez hagamos una excepción” agrega Musalem.

LA EX FÁBRICA DE TEJIDOS
La Factoría de Arte Santa Rosa nace en noviembre de 2010, en el segundo piso de la ex-empresa textil Tejidos Musalem, como una idea de los hermanos Felipe y Carola Musalem Rosselot y de su primo, Fernando. A los tres les interesa colaborar con  la recreación de la comunidad y la ciudadanía del barrio Franklin. Por sus raíces familiares decidieron abrir, de forma gratuita, un nuevo espacio cultural en el corazón de ese barrio.

“La intención de la directora, al trasladar el arte a otros lugares donde las condiciones sociales son diferentes, me parece muy interesante. Creo que colabora con la extensión de la cultura que está enclaustrada en algunos lugares”, cuenta el artista Ismael Frigerio.

Después de montar la galería surge la idea de realizar un persa del arte, para que la gente pueda comprar obras de autores nacionales con precios alcanzables. Esta idea la gestionaron Carolina Musalem y Carmen Momberg, buscando una oportunidad para los clientes, manteniendo algunos estándares de buenos artistas y que trabajaran en un formato especial  y más económico.

Desde que comenzó esta idea han realizado tres ventas de 40 exponentes nacionales y han vendido cientos de obras.




Lo más visto
Actualidad & Política