Paso en falso de Amazon en Navidad muestra riesgos de la ''nube''

La última falla de servicio se produjo en un momento crítico para la compañía, que está apostando por que AWS pueda convertirse en un generador significativo de beneficios incluso aunque la economía continúe estancada. Reuters | Internacional | 10:00 hrs
HERRAMIENTAS
© Bloomberg

Una falla en Nochebuena cuyo origen estaba en Amazon.com y que cerró Netflix para usuarios desde Canadá a América del Sur puso énfasis en los riesgos que asumen las empresas cuando mueven sus operaciones de centros de datos a la nube.

Mientras que el notorio fallo - al menos el tercero este año - podría llevar a algunos clientes de los Servicios Web de Amazon (AWS) a reconsiderar alternativas, es poco probable que afecte gravemente al negocio de rápido crecimiento del pionero de la computación en nube que entró en el sector en el 2006 e históricamente ha experimentado pocos problemas.

"Los beneficios siguen superando a los riesgos", dijo el analista de Global Equities Research Trip Chowdhry.

La última falla de servicio se produjo en un momento crítico para Amazon, que está apostando por que AWS pueda convertirse en un generador significativo de beneficios incluso aunque la economía continúe estancada. Además, tiene en el punto de mira a clientes corporativos de mayor tamaño que tradicionalmente han evitado trasladar aplicaciones críticas a AWS.

AWS, que Amazon comenzó hace más de seis años, suministra almacenamiento de datos, potencia informática y otros dispositivos tecnológicos desde localizaciones remotas que agrupan miles de servidores en unas áreas que pueden ser tan grandes como campos de fútbol. Su inversión les convirtió en pioneros en lo que ahora se conoce como computación en nube.

Ejecutivos dijeron el mes pasado en una conferencia de Amazon en Las Vegas que podían imaginar que la división, que cuenta con Pinterest, Shazam y Spotify entre sus clientes de mayor crecimiento, podría superar incluso su negocio minorista online. El analista de Evercore Ken Sena prevé que el beneficio de AWS suba un 45 por ciento anual, desde los 2.000 millones de dólares este año a 20.000 millones en el 2018.

El servicio ha florecido porque es barato, relativamente fácil de usar y puede ser cerrado o su tamaño reducido o ampliado con rapidez en función de las necesidades de la compañía.

Al ser el competidor más antiguo, Amazon ahora ostenta el mayor número de productos de centros de datos y servicios, y un mayor número de clientes que Google, Rackspace y Salesforce.com.

Las fallas como la que hizo caer Netflix y otras webs en vísperas de uno de los feriados más importantes en Estados Unidos son parte integral del negocio naciente, dicen analistas.




Lo más visto
Empresa & Mercado