James Roberts: "Espero que la Presidenta Bachelet resista cualquier presión a debilitar la Alianza del Pacífico"

El coautor del índice de libertad económica de Heritage Foundation dice que Chile es un modelo para la región en libertad económica y espera que la Presidenta no ceda a presiones. El analista estadounidense comenta además que los países con mayor libertad económica tienen mejores indicadores sociales.
Paula Namur Paula Namur | Economía | 24/03

HERRAMIENTAS
© Agencia Uno

En enero se conoció que Chile, por tercer año seguido, se ubicó en el séptimo lugar en el ranking mundial de libertad económica elaborado por el think tank Heritage Foundation. Nuestro país no sólo fue el mejor posicionado de toda Latinoamérica, sino que superó a economías desarrolladas como Estados Unidos y Alemania. En el marco de una gira por la región presentando los detalles del informe, James Roberts, investigador del think tank estadounidense y coautor del índice, sostiene que Chile es un modelo para la región y espera que la Presidenta Michelle Bachelet no ceda a las presiones sociales. "La libertad económica es muy importante para que los países puedan producir riqueza, para que los países se desarrollen, construyan infraestructura, que creen mayores estándares para la salud y la educación, medioambiente. Todo esto pasa debido a la libertad económica y no debido a programas gubernamentales", afirma el investigador en  las oficinas del Instituto Libertad y Desarrollo -patrocinador del índice-, hasta donde llegó a presentar los resultados del ranking. "Los países con mayor libertad económica tienen mejores indicadores sociales", agrega. El  investigador estuvo en el país junto con Sergio Daga, editor colaborador para América Latina de Heritage Foundation.

Con el cambio de gobierno, ¿se esperan modificaciones en libertad económica en Chile?

- Chile es el líder en Latinoamérica y es un modelo para otros países de la región. Las tendencias también son importantes. Hay países que tienen cinco, diez o 20 años de libertad económica y tienden  a mantenerlo. Ese impulso es importante. Ahora que Chile ha cambiado de gobierno, los fundamentos deben mantenerse porque es más en el mediano y largo plazo que los países reciben los beneficios de implementar estas políticas.

Se está observando una desaceleración económica en la región. ¿Qué riesgos ve en ese sentido para la libertad económica? ¿Hay riesgos de populismo?

- Ciertamente eso ocurrirá en varios países y afortunadamente Chile ha tenido sus políticas por tanto tiempo que están profundamente institucionalizadas. La clase política acá es más sofisticada que en cualquier otro lugar de Sudamérica, entonces puede haber cierto riesgo, pero no lo veo para el caso de Chile, en comparación con desastres en Venezuela o incluso el fracaso de crecer a una tasa óptima en Brasil debido a demasiada intervención por parte del gobierno y demasiado proteccionismo, tanto en el sector privado como público. Espero que la Presidenta Michelle Bachelet resista cualquier presión a debilitar la Alianza del Pacífico, que es una muy importante fuente de futuro crecimiento en los países andinos en Sudamérica. Sus mercados internos y el comercio entre los países será una fuente importante de crecimiento en la próxima década, sin mencionar que se incrementará el comercio con Asia. Esa es un área donde hemos visto un gran fracaso en Brasil y Argentina en el Mercosur, que es muy ideológico y proteccionista. Espero que no haya ningún intento por fusionar la Alianza del Pacífico con eso. Porque esto será el beso de la muerte para el libre mercado en la zona andina.

¿No cree que ocurra un vuelco de Chile hacia países que muchos dicen que Piñera dejó olvidados, como Brasil o Argentina?

- Espero que no, aunque el gobierno lleva apenas unas semanas. Pero sabemos que se ha hablado de manera que se generan preguntas. Queremos ver más evidencia y continuación de esta Alianza.

Le preguntaba por el populismo, porque el descontento social ha estado presente desde el comienzo  del nuevo gobierno...

- Esa no es la manera de administrar una democracia o una economía moderna. En América Latina la gente está frustrada, pero está más frustrada por el enfoque populista de algunos gobiernos latinoamericanos. La gente tiene que tener paciencia para que se consoliden los logros. Siempre está la tentación de ir por el beneficio a corto plazo en comparación con tomar acciones que perdurarán por mucho tiempo.

¿Cree que la reforma tributaria que plantea el gobierno será un riesgo para la libertad económica? El empresariado ha mostrado sus aprensiones...

- Podría ser. Primero, es importante saber que hay un retraso en nuestro índice. El de nuestra última edición considera el período desde julio de 2012 a junio de 2013, de manera que dependerá. Si se implementa antes de junio, podría tener un impacto en nuestro índice. Pero tendremos que ver cuáles son los componentes finales.

Y ¿cómo afectará a la libertad fiscal, considerando que ya hemos retrocedido en esa materia en el índice?

- Si se mira a la libertad fiscal, dependerá de lo que haya en el paquete. Pero nosotros no estamos para juzgar a los países. Los países escandinavos gastan grandes sumas de dinero del gobierno, tienen altos impuestos y altos gastos públicos. Pero también tienen menos corrupción, de manera que la gente confía en su gobierno. Si van a pagar altos impuestos esperan recibir -y reciben- muchos beneficios. A esos países les va bien en nuestro índice -aunque no demasiado-. Eso depende de los países. Pero mientras mantengan una orientación básica hacia el mercado y principios democráticos, son capaces de tener altos niveles de libertad económica.

Cuando en 2010 se conoció la decisión del entonces presidente Sebastián Piñera de reubicar la termoeléctrica Barrancones ante la presión de la comunidad, usted planteó que eso no limitó la libertad económica en Chile. Ahora que ha pasado el tiempo, ¿finalmente la afectó o no?

- Tendría que revisar el resultado de esa política. Pero en general, la intervención del gobierno tiende a incrementar las posibilidades de riesgo moral.




Lo más visto
Economía

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Amenaza evitable a la posición de Hong Kong
Financial Times
Los inversionistas en A. Latina tienen que ponerse a la altura de las nuevas demandas
Financial Times

Por Amy Stillman. La lucha contra la corrupción, las políticas de defensa de la competencia y del medio ambiente están hoy bajo el microscopio de los extranjeros.


Wall Street encuentra su competencia en el poder de la gente
Financial Times

Por Gary Silverman. Los inversionistas minoristas y los tutores de fondos públicos de pensiones están dejando claro que ya no piensan que sus administradores de dinero sean tan inteligentes.


La campaña de Modi para convertir a India en un hub fabril
Financial Times

Por Amy Kazmin. El aumento de los costos en China está abriendo oportunidades para potenciar el sector industrial del país y hacerlo más competitivo.


Putin exige que se reabra el pacto de comercio entre la UE y Ucrania
Financial Times

Por P.S. El líder ruso amenaza con represalias si Kiev busca implementar un acuerdo.


A. Latina: tras el fin de la fiesta viene la resaca
Financial Times

Por John-Paul Rathbone. Los países menos vulnerables hoy son los que priorizaron la inversión. Por ejemplo, Colombia y Perú están invirtiendo al ritmo asiático de 28% de la producción. Los más vulnerables, por el contrario, son aquellos que, como Venezuela y Argentina, administraron mal el auge y ahora se enfrentan a un cambio político posiblemente traumático.


Bancos de desarrollo levantan récord de US$219 mil millones
Financial Times

Por E. M. Los prestatarios supranacionales, como el Banco Mundial, se consideran de menor riesgo debido a sus garantías gubernamentales.


Obama corre el riesgo de una misión extendida en Siria
Financial Times

El que quiera juzgar la decisión del presidente debe hacerse tres preguntas: los ataques a Siria ¿se justifican por motivos de seguridad? ¿La operación es legal? y ¿podrá lograr su objetivo?