Los factores que marcarán el diseño del Presupuesto 2013

En 45 días más Hacienda debiera presentar el erario del próximo año ante el Congreso y son varias las definiciones que debe acotar en un escenario marcado por la crisis externa y con una desaceleración que se sentirá el año entrante. Paula Gallardo Paula Gallardo | Economía | 16/08
HERRAMIENTAS

Hace algunos días el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anticipó que el diseño del Presupuesto de 2013 sería elaborado en un escenario de recesión europea, y que eso significaba  -ni más ni menos- un erario "realista, pero no pesimista" para Chile. 

Pero, ¿qué significa realista? El escenario actual muestra a varios países de Europa en recesión, a China y EEUU desacelerados, pero también a la economía doméstica soportando en buena forma  la crisis en el Viejo Continente y, además, creciendo más que el mundo.

Es precisamente eso lo que añade dificultades adicionales al diseño de este año, quizás el más complejo de elaborar para la administración Piñera, ya que debe poner en la balanza una serie de elementos en un marco de incertidumbre.

¿Qué factores deberá mirar? Los expertos adelantan con qué naipes jugará el Fisco para elaborar el proyecto que en  45 días más ingresará a debate en el Congreso.

Estimaciones de PIB tendencial y cobre

A finales de julio los comités de expertos de PIB tendencial y de precio del cobre a largo plazo entregaron a la Dirección de Presupuestos (Dipres) sus estimaciones para ambas variables. 

Y si bien los resultados se conocerán cuando se entregue el Estado de Hacienda Pública ante el Congreso junto con el proyecto del Presupuesto, lo cierto es que existe unanimidad en la idea de que ambas se mantendrán para 2013,en torno a lo definido para este ejercicio, es decir, un PIB en torno a 5% o levemente inferior y un precio para el metal rojo en la década de US$3,02.

Según la economista de Libertad y Desarrollo (LyD), Cecilia Cifuentes, "esto marcará una diferencia importante respecto de los años anteriores, en que se registraron aumentos del precio del cobre de tendencia bastante significativos", lo que se traduce "en una situación de ingresos estructurales más apretada que en años anteriores".

De hecho, agrega el académico de la U. de Chile, Manuel Agosin, "el diferencial entre el precio del cobre a largo plazo y el coyuntural nos dará pistas de la holgura fiscal".

Escenario externo. Entre la euforia y el pesimismo

Sin duda que la incertidumbre es la palabra que mejor se ajusta a la situación que hoy vive gran parte de la economía mundial, y que, para Chile, ha impactado básicamente en las exportaciones. 

¿Qué se prevé para 2013? Las perspectivas no son auspiciosas. Según el economista de Gemines, Alejandro Fernández, "la incertidumbre se mantendrá en niveles similares a los actuales, aunque pueden producirse episodios de gran volatilidad cuando Grecia entre en moratoria de su deuda y, eventualmente, salga del euro. Esto puede que ocurra este año o, con seguridad, durante el primer semestre del próximo". Añade que "EEUU también contribuirá a la volatilidad hacia fines de año con el "fiscal cliff" y durante el próximo por la discusión de un ajuste fiscal de largo plazo". Frente a este mix, es clave si China se desacelera al punto de frenar su demanda por el cobre, golpeando los ingresos fiscales nacionales.

¿Gasto expansivo o prudente? El efecto de la reforma tributaria

En un escenario en que las variables de largo plazo para el PIB y el cobre se mantienen, las holguras para el erario estarán marcadas por el crecimiento de la economía  el próximo ejercicio, que según los expertos, se ubicaría en torno a su nivel de tendencia, con brechas de capacidad copadas, en un entorno menos propicio, pero con la inflación controlada.

El consenso de los expertos es que el gasto sea "prudente", es decir, que no crezca más que el PIB y sólo ante un colapso económico mundial elevarlo. "No es claro que en 2013 se requiera un impulso fiscal contracíclico", afirma el experto de Cieplan Jorge Rodríguez.

De ahí la importancia para el Ejecutivo en sacar adelante la reforma tributaria. "Para Hacienda será indispensable contar con los US$1.200 millones que espera recaudar en 2013. De lo contrario, tendrá un espacio muy limitado para el crecimiento del gasto", dice.

Cuentas fiscales. ¿Déficit o balance?

El compromiso con que asumió la administración Piñera, es llegar a 2014 con un déficit estructural de 1% del PIB.

Sin embargo -y a pesar de que el precio del cobre es menor al de 2011- en el presente ejercicio las cuentas fiscales registraron un superávit efectivo en el semestre de 2% y se prevé que cierre el año en torno a 1,5%. 

Esto hizo resurgir el debate acerca de dicho compromiso, atendiendo a "la conveniencia de converger más rápidamente a un balance estructural", enfatiza el experto de Cieplan.

Para 2013, el economista de BBVA Alejandro Puente proyecta un superávit efectivo más acotado debido a un precio del cobre más bajo, opinión que comparte Alejandro Fernández. "El  gobierno aspirará a mantener un presupuesto equilibrado o con un pequeño superávit, pero ello dependerá de cómo evolucionan los ingresos", expresa. 

Esto se ve avalado por el último informe de   Cochilco que redujo su pronóstico de precio promedio del metal rojo para el próximo año desde un valor de US$3,75 a US$ 3,48 la libra. 

Productividad. La deuda pendiente

Un elemento importante para pulir la ecuación del Presupuesto tiene que ver con el comportamiento de la productividad de la economía y un ritmo sano de crecimiento de gasto fiscal.

Cifuente es tajante en su análisis. "Se ha registrado en el último par de años un aumento moderado de la productividad de la economía, por debajo de lo que se había fijado el gobierno actual en su programa. Esto se debe a que las llamadas reformas micro (impulso competitivo) han avanzado más lento de lo que sería deseable", explica.

En ese sentido, Fernández anticipa que este año "debería crecer 1% a 1,5%, pero no necesariamente esto marca un cambio de tendencia respecto a lo observado en los años anteriores". 

Los expertos coinciden en que para lograr incrementos sostenidos de productividad se requiere mejorar la capacitación de los trabajadores, la eficiencia de los procesos y, a un nivel más básico, la calidad de la educación y la disciplina y responsabilidad en el trabajo, a lo que se suma innovación y regulación pro competencia.




Lo más visto
Economía

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Amenaza evitable a la posición de Hong Kong
Financial Times
Los inversionistas en A. Latina tienen que ponerse a la altura de las nuevas demandas
Financial Times

Por Amy Stillman. La lucha contra la corrupción, las políticas de defensa de la competencia y del medio ambiente están hoy bajo el microscopio de los extranjeros.


Wall Street encuentra su competencia en el poder de la gente
Financial Times

Por Gary Silverman. Los inversionistas minoristas y los tutores de fondos públicos de pensiones están dejando claro que ya no piensan que sus administradores de dinero sean tan inteligentes.


La campaña de Modi para convertir a India en un hub fabril
Financial Times

Por Amy Kazmin. El aumento de los costos en China está abriendo oportunidades para potenciar el sector industrial del país y hacerlo más competitivo.


Putin exige que se reabra el pacto de comercio entre la UE y Ucrania
Financial Times

Por P.S. El líder ruso amenaza con represalias si Kiev busca implementar un acuerdo.


A. Latina: tras el fin de la fiesta viene la resaca
Financial Times

Por John-Paul Rathbone. Los países menos vulnerables hoy son los que priorizaron la inversión. Por ejemplo, Colombia y Perú están invirtiendo al ritmo asiático de 28% de la producción. Los más vulnerables, por el contrario, son aquellos que, como Venezuela y Argentina, administraron mal el auge y ahora se enfrentan a un cambio político posiblemente traumático.


Bancos de desarrollo levantan récord de US$219 mil millones
Financial Times

Por E. M. Los prestatarios supranacionales, como el Banco Mundial, se consideran de menor riesgo debido a sus garantías gubernamentales.


Obama corre el riesgo de una misión extendida en Siria
Financial Times

El que quiera juzgar la decisión del presidente debe hacerse tres preguntas: los ataques a Siria ¿se justifican por motivos de seguridad? ¿La operación es legal? y ¿podrá lograr su objetivo?