Claudio Sapelli: "Después de casi dos décadas, las tasas de empleo volvieron a los niveles del milagro chileno"

El economista y ex miembro del Consejo de Equidad y Trabajo asegura que el alza del salario mínimo otorgada a fines del gobierno de Frei Ruiz-Tagle ha tenido efectos nocivos hasta el día de hoy. Dice que el mercado laboral debe propender a que las personas trabajen donde puedan ser más productivas. Víctor Petersen Víctor Petersen | Economía | 09/07
HERRAMIENTAS
© Agencia Uno

Hace una semana, justo cuando estaba cerrando el semestre en su calidad de académico de la Universidad Católica, Claudio Sapelli, acudió junto a un grupo de expertos a una reunión con el ministro de Hacienda Felipe Larraín, para analizar una nueva institucionalidad para definir el salario mínimo. En este sentido, este autodeclarado microeconomista, sostiene que sí es posible lograr un acuerdo para no repetir la desgastante discusión año tras año. Pero advierte que no se deben cometer los mismos errores de finales de los 90. "Me parece que un salario mínimo de $193 mil está en el límite de lo prudente", destaca.

Una vez más el gobierno pretende crear una institucionalidad para terminar con la discusión del salario mínimo de cada año ¿Es posible hacerlo? 
Se puede, porque de hecho la comisión del año pasado, liderada por Harald Beyer, llegó a un cálculo que incluso si se usa hacia atrás  predice con mucha precisión lo que hicieron los gobiernos de la Concertación, salvo la mancha más grande que hay en la historia de Chile en este sentido, que es la "burrada" que hizo (Eduardo) Aninat al final del gobierno de Frei, con un acuerdo plurianual justo antes de la crisis asiática generando un problema mayúsculo.

Pareciera que hoy estamos en un escenario similar...
Sí. En ese momento veníamos de 10 años de crecimiento, nos creíamos los reyes y que creceríamos al 7% por 30 años. En esa euforia mal concebida tiraron una cosa muy dañina que inclusive hoy tiene efectos, porque subió mucho el salario mínimo real, algo que en condiciones normales es malo, en medio de una crisis fue peor.

¿Fue una mala fórmula ese acuerdo plurianual, porque algunos lo han replanteado?
En ese momento la medida fue la responsable de que mucha gente que no tenía porqué haber quedado desempleada, perdiera su trabajo. Hizo mucho daño. Entonces, que hoy estemos hablando nuevamente de acuerdos plurianuales, y que la diferencia entre 6% y 10% de aumento sea un 'moco de pavo' como dijo Carlos Larraín, no lo puedo entender. Es como que da lo mismo ser imprudentes. Y muestran los buenos números que tiene Chile hoy, pero no son los números correctos para mirar, porque hay que ver hacia adelante, donde hay mucha incertidumbre y dudas.

En base a esa mirada futura ¿en cuánto debería quedar el salario mínimo a su juicio?
Claramente la oferta de $193.000  está en el límite de lo prudente. Si se discute que el aumento en vez de 6% sea 6,5%, bueno hay que debatirlo, pero claramente un alza de 10% está fuera del rango y sería imprudente. Cuando a fines de los 90 se subió en 30% nominal en tres años seguidos, el salario mínimo quedó alto medido en su relación a la mediana de salarios. Uno puede decir que el salario mediano es muy bajo, pero no es tema de la política laboral, sino que de la política social.

En ese ámbito, ¿Cuánto debería ayudar al rol de la política social el ingreso ético familiar (IEF)?
Fui uno de los grandes defensores del IEF porque me parece una gran idea, ya que tiene un diseño muy distinto a la política social tradicional en Chile, y justamente en eso veo parte de sus virtudes, porque creo que la política social estuvo muy mal diseñada por mucho años.

¿En qué sentido?
Estaba diseñada para darle transferencias a la gente que se identificaban como pobre permanentemente, medido por los activos del hogar en la ficha de protección social. Y al que pasaba determinado umbral se le quitaban todos los beneficios. La política social no puede incentivar quedarse ahí.

¿Cuál es su visión del actual momento del mercado laboral chileno? 
El mercado del trabajo está sorprendentemente fuerte. De hecho se sabe que en algunas áreas geográficas hay pleno empleo y que falta mano de obra. En este sentido, después de casi dos décadas las tasas de empleo volvieron a los niveles del "milagro chileno", cuando mostrábamos tasas de crecimiento asiáticas. El avance del período actual nos devolvió finalmente a las tasas de desempleo de principio de los 90, lo que demuestra que han sido 20 años muy turbulentos debido a que el mercado del trabajo estuvo funcionando mal por muchos años. 

¿En qué sentido funcionaba mal?
En todos los sentidos en los cuales el mercado del trabajo puede funcionar mal. Tuvimos tasas de desempleo altas por mucho tiempo, mientras que la economía sí crecía. Por eso se empezó a hablar de flexibilizar el mercado del trabajo, con (Andrés) Velasco, quien hablaba de la flexiseguridad. Bueno, por eso cabe destacar que no por el hecho de que puntualmente ahora estamos en una situación de boom, significa que resolvimos todos los problemas estructurales del mercado laboral chileno. 

¿Qué pasa con el capital humano, que siempre pareciera ser la parte coja en los rankings?
Lo que pasa es que en este punto es imposible cambiar a Chile en un día. Si uno mira el stock de empleados del país, hay un montón de gente con muy malas calificaciones y educación media incompleta. Pero si uno se fija en quiénes son esas personas, son relativamente de mayor edad. Entonces, Chile está en una transición hacia una fuerza de trabajo sustancialmente más calificada, pero no se puede hacer de un día para otro. Ahora, efectivamente si se quiere poner una empresa acá probablemente tenga problemas para encontrar gente calificada. 

¿Falta avanzar en capacitación?
El subsidio para la capacitación no ha funcionado. Ya el Consejo de Equidad había propuesto un cambio en el régimen, que tenía que ver con quitarle la administración del subsidio a las empresas para pasárselo a las personas, algo que se ha tratado de implementar pero sin mucho éxito. En todo caso, creo que el éxito del sistema de capacitación parte primero de resolver el problema de educativo.

FLEXIBILIDAD ANTI CRISIS
¿Por qué cuesta tanto hablar de flexibilidad laboral en Chile?
Principalmente porque muchas veces hay una comprensión incorrecta del rol que juegan las transiciones de las personas en mejorar la productividad y, por lo tanto, el bienestar. O sea, pensar que el rol del mercado del trabajo es darle cualquier empleo a la gente es una visión completamente equivocada y que lleva a errores en la política. Hay que entender  que la función del mercado laboral es que la  persona termine en un puesto adecuado, en el que ocupe mejor sus habilidades y que sea más productivo, pero en forma errónea mucha gente cree que, si este proceso fuera un matrimonio, da lo mismo emparejar personas con cualquiera.

¿Cuál es su opinión respecto al plan anti crisis del gobierno para proteger el empleo, que incluye la flexibilidad laboral? 
Creo que lo que quieren hacer, es algo que en la crisis anterior se aprobó con un formato distinto, y que no funcionó porque llegó muy tarde. En este sentido, la idea es anticiparse a la crisis, porque si el plan se activa ya con la crisis, no servirá de nada. Si resultara atractivo para las empresas habrá que verlo, pero suena razonable. Lo que sí creo es que si se termina aprobando la ley podría dar más opciones para que las compañías puedan elegir qué les conviene.

¿Pero le gusta el modelo?
Yo no tengo dudas de que a algunas compañías sí les servirán, y si es así, ya ganamos. Con que ayude es bueno.

¿Cuándo cree usted que pegará la crisis en el desempleo?
No me gusta hacer predicciones, ya que creo que la economía no permite hacerlas a muy largo plazo con algún grado de certidumbre. Sin embargo, se puede decir que el mercado está esperando una crisis grande. Y cuando se espera un problema mayor que no llega y no llega, el sólo hecho de esperarla igual genera algún tipo de costo. No sabemos si se dará, pero hay que estar preparados.

¿Cómo anticiparse? La ministra Evelyn Matthei comentó que era bueno monitorear el seguro de cesantía...
Sí es un buen termómetro, pero hay que ver los indicadores líderes, que son los que se anticipan, como el Imacec, y las exportaciones. Si uno se concentra exclusivamente en los datos del mercado laboral, se llegará tarde.

REFORMA TRIBUTARIA
¿Qué implicancias tiene, a su juicio, la reforma tributaria del ejecutivo en este escenario?
Por suerte que nadie está pidiendo que los trabajadores paguen impuestos, práctica tradicional en América Latina antes de los 80. El sistema impositivo chileno puede corregirse, pero algunas cosas que he escuchado, como bajar el IVA, no corresponden, porque tiene bajos costos de recaudación, es justo y no distorsiona. Lo mismo con el impuesto a los combustibles. Ese es un impuesto eficiente, está bien puesto, porque corrige externalidades. Inclusive hasta se puede decir que es un poco bajo. Reducirlo o eliminarlo sería impresentable.

"Nueva encuesta da 3 ptos. más de empleo"

En varias ocasiones se ha criticado que la nueva encuesta del INE considera una persona empleada cuando ha trabajado 1 hora la semana previa. En ese sentido, Sapelli reconoce que "es cierto que hay que ser prudente en leer las nuevas cifras por el cambio de la encuesta, pero era un cambio que tenía que darse", refiriéndose a que era una de las exigencias de la la OCDE.  

De todas formas, sostiene que en esto "existe una ganancia que podemos compararnos con los países OCDE, pero no podemos comparar con datos de hace 10 o 5 años, dado que el INE claramente se despreocupó del empalme".

Con todo, asegura que "eso hace difícil la tarea. Ahora claramente la nueva encuesta da como 3 puntos más de empleo que la anterior, por el cambio desde una pregunta subjetiva a una objetiva".




Lo más visto
Economía

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Amenaza evitable a la posición de Hong Kong
Financial Times
Los inversionistas en A. Latina tienen que ponerse a la altura de las nuevas demandas
Financial Times

Por Amy Stillman. La lucha contra la corrupción, las políticas de defensa de la competencia y del medio ambiente están hoy bajo el microscopio de los extranjeros.


Wall Street encuentra su competencia en el poder de la gente
Financial Times

Por Gary Silverman. Los inversionistas minoristas y los tutores de fondos públicos de pensiones están dejando claro que ya no piensan que sus administradores de dinero sean tan inteligentes.


La campaña de Modi para convertir a India en un hub fabril
Financial Times

Por Amy Kazmin. El aumento de los costos en China está abriendo oportunidades para potenciar el sector industrial del país y hacerlo más competitivo.


Putin exige que se reabra el pacto de comercio entre la UE y Ucrania
Financial Times

Por P.S. El líder ruso amenaza con represalias si Kiev busca implementar un acuerdo.


A. Latina: tras el fin de la fiesta viene la resaca
Financial Times

Por John-Paul Rathbone. Los países menos vulnerables hoy son los que priorizaron la inversión. Por ejemplo, Colombia y Perú están invirtiendo al ritmo asiático de 28% de la producción. Los más vulnerables, por el contrario, son aquellos que, como Venezuela y Argentina, administraron mal el auge y ahora se enfrentan a un cambio político posiblemente traumático.


Bancos de desarrollo levantan récord de US$219 mil millones
Financial Times

Por E. M. Los prestatarios supranacionales, como el Banco Mundial, se consideran de menor riesgo debido a sus garantías gubernamentales.


Obama corre el riesgo de una misión extendida en Siria
Financial Times

El que quiera juzgar la decisión del presidente debe hacerse tres preguntas: los ataques a Siria ¿se justifican por motivos de seguridad? ¿La operación es legal? y ¿podrá lograr su objetivo?