Nuevo Sipco. Más discrecionalidad para subsidios ante alzas de combustibles

El nuevo instrumento aumenta la cantidad de semanas consideradas para calcular el precio de referencia que determina la aplicación del subsidio, pero acorta su "vida útil" desde tres meses a sólo uno, lo que le permite asumir más rápido la volatilidad de los precios internacionales. Dicho diseño, sin embargo, sólo regirá hasta junio de 2014. P. Gallardo, M. Sánchez y P. Fierro | Economía | 15/05
Los ajustes propuestos estarán vigentes hasta junio de 2014, y el nuevo gobierno decidirá su prórroga.

Con un mensaje que apunta a la necesidad de proteger a los pequeños usuarios de combustible, ingresó el viernes trámite en el Congreso el proyecto que fortalece el carácter variable del impuesto específico sobre los combustibles de uso vehícular, que en otras palabras no es más que la reformulación del denominado Sipco, Sistema de Protección al Contribuyente del Impuesto Específico a los Combustibles, vigente desde 2011 y objeto de duras críticas por parte del oficialismo y la oposición.

De esta forma, el Ejecutivo cumple el compromiso de rediseñar el instrumento, recogiendo los principales cuestionamientos que apuntaron a una excesiva amplitud de la banda de 12,5% a partir de la cual se aplicaba el subsidio -o impuesto, si se trataba de una baja del combustible-, la que se reduce a 10%. La razón de que dicho parámetro no se ajuste a un rango menor, es que “los usuarios perciban fielmente la mayor volatilidad del precio de los combustibles líquidos”, de manera tal que el consumidor pueda elegir “una matriz energética acorde con su tolerancia al riesgo”, sostiene el texto.

Esto, desestimando la estructura del diseño que rigió durante la administración Bachelet de Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepco) que proponía una banda de 5%, pero bajo la lógica de un fondo que debía ser “alimentado” de recursos cada cierto tiempo, a diferencia del Sipco, que tiene un presupuesto de discusión anual en el erario.

Pero eso no es todo. Es que si bien la banda no se reduce a los niveles de su antecesor, sí se modifican los plazos y vigencia del promedio del precio de referencia, lo que permite al Ejecutivo reaccionar antes y más rápidamente frente a las fluctuaciones de los precios de los combustibles en el mercado internacional y por lo mismo, otorga mayor discrecionalidad en la determinación de los subsidios al impuesto, que se mantiene en su tope máximo, en 6 UTM por metro cúbico (m3).

PLAZOS Y VIGENCIAS
Hasta ahora, el Sipco entregaba protección ante las alzas de los combustibles y el diésel sobre la base de un promedio de precios pasados y futuros, considerando para el cálculo los precios históricos de hasta 30 semanas (alrededor de 7 meses). Dicho promedio tenía una una vigencia mínima de tres meses.

De esta forma, si las alzas del crudo se mantenían constantes en el tiempo -como ocurrió con el rally alcista de 2008 y los incrementos desde marzo de 2011-, el promedio no lograba incorporar  los aumentos, de manera que los potenciales nuevos avances de precio quedaban sin ser reflejados y sin acceder al subsidio.

El cambio que se plantea entonces, es, primero, aumentar esas 30 semanas a 52, con un nuevo mínimo de 4, y además fortalecer su carácter variable, reduciendo la vigencia mínima del período de validez del promedio del precio de paridad, desde los tres meses antes mencionados a sólo cuatro semanas. Esto implica que el promedio no se “avejentará” y el ajuste a las fluctuaciones del precio internacional será más rápido, permitiendo al Ejecutivo “mover” las semanas consideradas para el promedio.

De esta forma, afirma el mensaje, se entrega protección a los consumidores “que requieren más tiempo para adaptarse a las alzas, sin dejar de lado la transmisión de la volatilidad de los precios internacionales de la energía”.




Lo más visto
Economía

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Mercados emergentes se arrepienten del pecado original
Financial Times

Mientras algunos países, como Chile, han creado grupos y mercados de inversión admirablemente fuertes, esta es la excepción y no la regla. Y podría no ser fácil replicar ese modelo de Chile; ni rápido.


Se agudiza conflicto: China embarga barco japonés por reclamos de II Guerra Mundial
Financial Times

Por L. Hornby y J. Soble. Japón ha argumentado de manera consistente que los tratados de paz que firmó tras la guerra lo eximían de pagar una compensación a individuos o empresas en ex países enemigos.


Nike se aleja de la tecnología vestible: FuelBand en problemas
Financial Times

Para algunos, la aceptación de derrota de la empresa podría enviar una señal a otras marcas que estén considerando sumarse a esta carrera.


Italia tiene poco tiempo para demostrar su compromiso con las reformas
Financial Times

El primer ministro, Matteo Renzi, ha propuesto iniciativas para reformar la estructura económica e institucional del país. Mientras la mayoría de los inversionistas extranjeros consideran que los cambios son urgentes, otros se oponen a las transformaciones.


Grandes farmacéuticas: almacén de problemas
Financial Times

Una ráfaga de casos ha puesto a la industria en el banquillo, con acusaciones de críticos que aseguran que se ponen las ganancias antes que la salud pública, desde elegir las mejores pruebas clínicas para ocultar riesgos, hasta sobornar a médicos o bloquear drogas baratas.


Clase media en la región: sueños frustrados
Financial Times

El problema para la región es que la expansión de la clase media, tradicionalmente piedra angular de la estabilidad política, ha generado un avance en las protestas sociales, como muestran las manifestaciones en las calles de Brasil, Chile y Colombia.


Súper martes para la regulación bancaria en UE
Financial Times

El principal acuerdo fue una regla para asegurar que los accionistas y tenedores de bonos estarán en la primera línea de los rescates (y no los contribuyentes).


Desaceleración pone en riesgo a mil millones de personas de clase media
Financial Times

Por Hawn Donnan y John Burn-Murdoch. La mayoría de la gente que ha salido de la pobreza en las últimas décadas están en la categoría de "clase media frágil", muestra un estudio de Financial Times. Hay 2.800 millones de personas (40% de la población mundial) que vive con US$2-US$10 al día en el mundo en desarrollo.


aaaa