Nuevo Sipco. Más discrecionalidad para subsidios ante alzas de combustibles

El nuevo instrumento aumenta la cantidad de semanas consideradas para calcular el precio de referencia que determina la aplicación del subsidio, pero acorta su "vida útil" desde tres meses a sólo uno, lo que le permite asumir más rápido la volatilidad de los precios internacionales. Dicho diseño, sin embargo, sólo regirá hasta junio de 2014. P. Gallardo, M. Sánchez y P. Fierro | Economía | 15/05
Los ajustes propuestos estarán vigentes hasta junio de 2014, y el nuevo gobierno decidirá su prórroga.

Con un mensaje que apunta a la necesidad de proteger a los pequeños usuarios de combustible, ingresó el viernes trámite en el Congreso el proyecto que fortalece el carácter variable del impuesto específico sobre los combustibles de uso vehícular, que en otras palabras no es más que la reformulación del denominado Sipco, Sistema de Protección al Contribuyente del Impuesto Específico a los Combustibles, vigente desde 2011 y objeto de duras críticas por parte del oficialismo y la oposición.

De esta forma, el Ejecutivo cumple el compromiso de rediseñar el instrumento, recogiendo los principales cuestionamientos que apuntaron a una excesiva amplitud de la banda de 12,5% a partir de la cual se aplicaba el subsidio -o impuesto, si se trataba de una baja del combustible-, la que se reduce a 10%. La razón de que dicho parámetro no se ajuste a un rango menor, es que “los usuarios perciban fielmente la mayor volatilidad del precio de los combustibles líquidos”, de manera tal que el consumidor pueda elegir “una matriz energética acorde con su tolerancia al riesgo”, sostiene el texto.

Esto, desestimando la estructura del diseño que rigió durante la administración Bachelet de Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepco) que proponía una banda de 5%, pero bajo la lógica de un fondo que debía ser “alimentado” de recursos cada cierto tiempo, a diferencia del Sipco, que tiene un presupuesto de discusión anual en el erario.

Pero eso no es todo. Es que si bien la banda no se reduce a los niveles de su antecesor, sí se modifican los plazos y vigencia del promedio del precio de referencia, lo que permite al Ejecutivo reaccionar antes y más rápidamente frente a las fluctuaciones de los precios de los combustibles en el mercado internacional y por lo mismo, otorga mayor discrecionalidad en la determinación de los subsidios al impuesto, que se mantiene en su tope máximo, en 6 UTM por metro cúbico (m3).

PLAZOS Y VIGENCIAS
Hasta ahora, el Sipco entregaba protección ante las alzas de los combustibles y el diésel sobre la base de un promedio de precios pasados y futuros, considerando para el cálculo los precios históricos de hasta 30 semanas (alrededor de 7 meses). Dicho promedio tenía una una vigencia mínima de tres meses.

De esta forma, si las alzas del crudo se mantenían constantes en el tiempo -como ocurrió con el rally alcista de 2008 y los incrementos desde marzo de 2011-, el promedio no lograba incorporar  los aumentos, de manera que los potenciales nuevos avances de precio quedaban sin ser reflejados y sin acceder al subsidio.

El cambio que se plantea entonces, es, primero, aumentar esas 30 semanas a 52, con un nuevo mínimo de 4, y además fortalecer su carácter variable, reduciendo la vigencia mínima del período de validez del promedio del precio de paridad, desde los tres meses antes mencionados a sólo cuatro semanas. Esto implica que el promedio no se “avejentará” y el ajuste a las fluctuaciones del precio internacional será más rápido, permitiendo al Ejecutivo “mover” las semanas consideradas para el promedio.

De esta forma, afirma el mensaje, se entrega protección a los consumidores “que requieren más tiempo para adaptarse a las alzas, sin dejar de lado la transmisión de la volatilidad de los precios internacionales de la energía”.




Lo más visto
Economía

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Amenaza cibernética a la banca: se requiere cooperación con los gobiernos
Financial Times

Por Gillian Tett. La gran pregunta es qué ocurrirá si los hackers rusos dejan de sentir que tienen participación en las finanzas globales o un interés común en mantener la estabilidad del mercado. "Es una gran preocupación", dice un banquero en NY.


"Súper pronosticadores": ¿se puede predecir el futuro?
Financial Times

Por Tim Harford. Miles de millones de dólares se gastan en expertos que dicen que pueden predecir lo que está por venir en negocios, finanzas y economía. La mayoría de ellos no acierta. Ahora un revolucionario estudio descubre el secreto: es posible predecir el futuro. Y una nueva camada de "súper pronosticadores" sabe cómo hacerlo.


Francia incumplirá meta de déficit presupuestario
Financial Times

Por H.C. Es un desafío para la nueva Comisión Europea, que nombró al ex ministro francés Moscovici como encargado de cumplir las reglas fiscales.


BCE avanza con su plan de compra de valores respaldados por activos
Financial Times

Por Stefan Wagstyl. Un vocero del organismo dijo a FT que la decisión del banco de comprar un amplio portafolio de ABS es independiente de cualquier decisión de gobierno, aunque las garantías gubernamentales tendrán un rol útil.


Moody's: recorte de nota de Brasil golpea candidatura de Rousseff
Financial Times

La agencia atribuyó su decisión al lento crecimiento, justo cuando la presidenta está a la zaga de Marina Silva en las encuestas, a un mes de las elecciones.


G20 advierte a las principales economías sobre una "crisis global de empleo"
Financial Times

Por S. Donnan y S. O'Connor. La falta de empleo y el estancamiento en los salarios está contribuyendo a un alza en la desigualdad y está reduciendo el gasto del consumidor y el crecimiento en las economías avanzadas, según el Banco Mundial, la OCDE y la OIT.


UE rechaza nuevamente acuerdo antimonopolio de Google
Financial Times

Por A.B y R.W. La amplia oposición alemana ha sido vista como un factor decisivo.


La inversión tributaria provocará auge de M&A de empresas de EEUU
Financial Times

Por Stephen Foley. Los individuos pueden encontrar más costoso deshacerse de sus vínculos con Estados Unidos, pero para muchas empresas sigue siendo una opción irresistible para pagar menos impuestos.


aaaa