Osvaldo Andrade: "Cuando hay que dar mucha explicación por un nombramiento estamos en problemas"

Tras el caso de Claudia Peirano, el timonel socialista recalca que hubo equivocaciones en designaciones de algunas autoridades. Espera que se solucionen las controversias, aunque dice que la desprolijidad no es generalizada.
Jorge Arellano Jorge Arellano | Política | 05/02
HERRAMIENTAS
© Agencia Uno

Aún sin tomar vacaciones está el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade. Desde su oficina en la sede de calle Paris ha seguido las complicaciones por los nombramientos de las futuras autoridades del gobierno de Michelle Bachelet. El diputado asume las controversias y espera que se aclaren las situaciones complejas. No obstante, asegura que son sólo casos aislados y que no todo el proceso ha sido desprolijo. Además, el timonel del PS muestra su satisfacción por cómo la colectividad ha sido representada y acusa "pequeñez" en quienes cuestionan la proporcionalidad en las designaciones.

Usted habló de "desprolijidad" en algunos nombramientos, ¿es consecuencia de que muy pocos hayan participado en la designación de las autoridades?

-No lo sé, porque no sé cuál fue el método ocupado. Uno se tiene que poner en el lugar de quién hace la pega y con qué información se cuenta. Es incuestionable que las redes hoy día tienen una cantidad de información que supera por mucho la institucional. Entonces, no tengo forma de responder, porque sinceramente no sé. En la política opero más con el resultado y el resultado es que tuvimos un problema y que tenemos otros, y espero que se aclaren.

¿Cuánto afectan estos problemas en los nombramientos?

-Tampoco hago de esto un tema general, porque entre 22 ministros, 30 y tantos subsecretarios y 15 intendentes, estamos hablando de 70 personas. Que haya uno, dos o tres casos de alguna dificultad... También pongámonos en esa dimensión. Por eso no estoy en condiciones de afirmar que hubo un proceso general desprolijo, porque eso sería falso. Lo que digo es que ha habido dos o tres casos con dificultades y que hay explicarlo, y cuando hay que dar mucha explicación por un nombramiento estamos en problemas.

¿Y no queda ya de partida un poco cojo el futuro gobierno con este tipo de situaciones?

-No, porque el programa se va a cumplir ya sea con A, B o con C. El compromiso del cumplimiento del programa es prescindiendo de las personas. Por eso  he valorado el gabinete en su conjunto. En el curso del cumplimiento del programa va a haber cambios, es muy difícil que el mismo gabinete que inicie, termine. Por eso insisto en hablar de contratos. Fui ministro del Trabajo, firmé un contrato con la doctora Bachelet, que tenía un determinado contenido y un determinado producto. y creo que se cumplió. Éste, muchas veces, no necesariamente contaba con una opinión ciento por ciento favorable de mi parte, pero los contratos son para cumplirlos y no para que uno se dé gustos.

¿Cree que con la salida de Claudia Peirano el movimiento estudiantil queda fortalecido y puede traer complicaciones a la administración Bachelet?

-Espero que no. Sin lugar a dudas  desde los estudiantes o parlamentarios más jóvenes surgieron voces más nítidas en este sentido, pero ellos mismos han señalado que no se sienten felices porque haya renunciado una subsecretaria que aún no asumía. Lo que ellos buscaban era una señal más inequívoca de un compromiso con el carácter estructural de la reforma educacional y claro, hay que hacerse cargo que en ese mundo hay una desconfianza instalada. Hay que enfrentar y resolver ese problema, hay que conversarlo y hay que construir confianzas mutuas, esa es parte de la tarea. La renuncia (de Peirano) parecía algo inevitable, ya estaba instalado el prejuicio.

Pero no sólo temas puntuales ha tenido la designación de futuras autoridades, hay quienes cuestionan, por ejemplo, la poca experiencia de los futuros ministros políticos.

-Me causa extrañeza la crítica, porque por largo tiempo lo que recibimos de parte de los analistas y de toda la gente que se dedica a esto era la necesidad de que se incorporaran rostros nuevos, porque supuestamente había un desgaste de los viejos  liderazgos. Bueno, la Presidenta le dio un portazo a esos prejuicios y puso ni más ni menos en el Ministerio del Interior a una figura de 40 años, que debe ser de los más jóvenes de los últimos años, acompañado de otro ministro joven en la vocería y una ministra de la Segpres que también representa una nueva generación. Entonces palos porque bogas, palos porque no bogas. En los tres casos que he mencionado, si bien se trata de gente joven, tienen suficiente experiencia política todos  para la tarea.

Se habla de un gabinete de confianza, pero en el caso de Sebastián Piñera con Rodrigo Hinzpeter eso no necesariamente funcionó. ¿Por qué ahora sí?

-Los ministros son por naturaleza de la confianza del Presidente. Es decir, criticar esto es casi desusado. Respecto a la experiencia anterior, hay dos diferencias: que Bachelet no es Piñera y que Peñailillo no es Hinzpeter. Entonces, lo que fue una mala experiencia como se reconoce, no tiene por qué ser objeto de réplica, así que veamos cómo se desarrolla, si funciona sería fantástico y si no, habrá que hacer las correcciones a su debido tiempo, esto no tiene nada de dramático.

¿El PS quedó conforme con las designaciones?

-Cuando la Presidenta es del partido tengo que hacer una mirada del gabinete, subsecretarios e intendentes en su globalidad, porque todos  van a ser parte del esfuerzo para que al gobierno le vaya bien. No me corresponde a mí hacer distinciones entre unos y otros.  Ahora, desde la pequeñez, de ver el resultado partido por partido, estoy muy contento, por dos razones. La primera, porque las personas que fueron designadas en sus espacios son todas personas que el PS  propuso,  hubo una consideración respecto de la opinión del PS. En segundo lugar, porque es un elenco muy interesante: cinco ministros, ocho subsecretarios, cinco intendentes, creo que es un buen resultado.

¿Fueron escuchados los partidos y sus presidentes?

-Hablo por el PS, porque fueron conversaciones bilaterales con la Presidenta y desconozco el tenor de las otras conversaciones. Pero, lo que al PS se refiere, fuimos ampliamente escuchados.

Sin embargo, el presidente de la DC dijo en este diario que a su partido le faltó al menos un ministro y figuras de esa colectividad sostienen que fueron subrepresentados en las intendencias.

-No me merece ningún comentario. Otros se sentirán sobrerrepresentados, no es mi problema, porque esencialmente el PS tendrá con la Presidenta un vínculo especial de respaldo. Si hay un partido que siente que proporcionalmente pudo haber obtenido más representación, es un problema de ese partido.

Entonces, ¿no le parecen justos esos reclamos?

-Créame que para pequeñeces no estoy. Aquí se generó la tesis al principio de que el partido que tenía a la Presidenta pagaba un costo por eso, y que los socialistas debíamos tener la disposición a tener una representación menor. Eso es razonable cuando hay un proceso de negociación que determina quién es la candidatura, pero en este caso no fue así. En este caso competimos, tuvimos primarias, la Democracia Cristiana tuvo candidato, el mundo independiente tuvo candidato, el Partido Radical tuvo candidato, y nosotros ganamos la primaria. No tenemos que pagar el costo, porque habiendo competido en igualdad de condiciones, ganamos.




Lo más visto
Actualidad&Política

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Apps de teléfonos inteligentes: problemas de desarrollo
Financial Times

Por Tim Bradshaw. En los primeros años después de que Apple lanzara el App Store daba la impresión de que cualquiera con una pizca de talento técnico aprovecharía el auge del iPhone. Pero un sector antes próspero, ahora se ha industrializado, con cada vez menos descargas.


Amazon se suma a la zona de libre comercio de Shangai
Financial Times

Por C.C. El retailer sigue a varias empresas que buscan beneficiarse de las reformas económicas.


Bank of America paga monto récord de US$17 mil millones por fraude hipotecario
Financial Times

Por K. Scannell y C. Hall. Se trata de un hito en los intentos del gobierno estadounidense de hacer que los bancos se hagan cargo de la crisis financiera. Los tres mayores acuerdos que se han pagado hasta ahora totalizan US$37 mil millones entre BofA, JPMorgan y Citigroup.


Berkshire es multada por no reportar participación accionaria
Financial Times

Por R.B y S.F. Es la segunda vez en seis meses que la empresa no ha notificado una compra grande de acciones.


Europeos: pesimistas sobre la desigualdad
Financial Times

Por S.W. Un estudio presentado esta semana muestra que los estadounidenses son más optimistas sobre la desigualdad, mientras los europeos, lo contrario.


Glencore se transforma en la primera en recomprar acciones
Financial Times

Por Neil Hume y James Wilson. Tras años de pobres retornos y compras imprudentes, las mineras están bajo presión de los accionistas para elevar los retornos y reducir el gasto. El martes, BHP rechazó devolver efectivo a sus inversionistas, diciendo que sus planes habían cambiado.


Spin-off de BHP Billiton es un punto de inflexión para la industria minera
Financial Times

Por James Wilson y Neil Hume. Las acciones de la compañía cayeron casi 5% en Londres. Para los analistas, esta división no necesariamente es el mejor camino para crear valor.


Espaldarazo a Tim Cook: Apple cierra en su máximo histórico
Financial Times

Por T.B. Según analistas, esto se debe al lanzamiento de nuevos productos, como aparatos vestibles y un nuevo servicio de pago.


aaaa