El vecindario que recibirá a la nueva presidenta de Chile

En la mayor parte de la región son los candidatos oficialistas los favoritos en las encuestas. En Colombia, Brasil y Bolivia, los presidentes actuales irán por la reelección. Analistas explican que la oposición todavía no es lo suficientemente fuerte y enumeran los desafíos de los próximos años. Cecilia Correa Cecilia Correa | Política | 02/12
HERRAMIENTAS
© Ximena Navarro

El año 2014 será clave para una nueva configuración política en América Latina: siete elecciones presidenciales se realizarán el próximo año en la región, incluyendo El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Brasil, Uruguay y Bolivia.

Todavía quedan meses y elecciones internas para definir a los candidatos oficiales, pero las encuestas ya han arrojado a sus favoritos, y en algunos países, los presidentes en ejercicio ya han sido acusados de hacer campaña antes de tiempo.

Pero quien reciba la banda presidencial el próximo año deberá enfrentarse a un escenario económico y social más complejo: el superciclo del boom de los commodities y la abundancia de capital extranjero está llegando a su fin y el FMI pronostica que el crecimiento promedio de la región sea de 3,1% el próximo año, a diferencia de la década dorada en que la expansión anual del PIB fue mayor a 4% anual. Incluso, algunos análisis coinciden en que la desaceleración de la región en el tercer trimestre se convertiría en una característica permanente de la economía en los próximos años.

“La consecuencia natural (del boom de los commodities) fue que en el ciclo electoral anterior los presidentes salientes generalmente terminaban con altos niveles de popularidad”, concluye un análisis del think tank estadounidense Brookings Institution, realizado por el economista uruguayo Ernesto Talvi y el director de Foreign Policy para América Latina, Harold Trinkunas.

El informe afirma que el próximo ciclo electoral se llevará a cabo en un momento en que hay un mayor escrutinio por parte de la sociedad. “El descontento refleja las preocupaciones de una clase media emergente que sigue siendo vulnerable y que no sólo teme por su bienestar económico, sino que también está insatisfecha con la calidad de los servicios públicos y la seguridad personal”, explica el reporte.

El año 2013 fue de movilizaciones en Brasil, Colombia, Chile y Argentina. “Como resultado, los presidentes en funciones hoy en día son mucho menos populares que sus predecesores en el mismo punto de sus gobiernos”, sostiene el informe. Por ejemplo, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es mucho menos popular de cara a esta elección que su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva: una aprobación actual de 39% para ella en comparación con una aprobación de 50% para Lula a la misma altura de gobierno, y superior al 70% al dejar la presidencia en 2010.

Lo mismo ocurre con el mandatario Juan Manuel Santos contra el ex presidente Álvaro Uribe en Colombia: mientras Uribe tenía una aprobación de 69% en 2005, Santos tiene 36,9% actualmente. Algo similar pasa en Uruguay entre José Mujica y el candidato y ex mandatario Tabaré Vázquez: mientras Mujica cuenta con una aprobación de 51%, a la misma altura del gobierno, Vázquez rondaba el 60%.

LAS MISMAS CARAS...

Pese a la pérdida de popularidad, lo más probable es que quienes están hoy en sus cargos sean reelegidos. Esta contradicción ocurre debido a que la gente prefiere mantener el status quo y porque el mandatario en ejercicio tiene una fuerza de la cual carece la oposición (ver entrevista relacionada).

Con esto, en varios países sudamericanos son los partidos oficialistas los que lideran las encuestas para la reelección: Evo Morales, presidente de Bolivia, cuenta con una intención de voto de 31%, superior al candidato del Movimiento Demócrata Social, Rubén Costas, quien tiene un 13%. En Colombia, Santos tiene una intención de voto de 27%, versus el 14,9% de quien le sigue, Oscar Iván Zuluaga; y en Brasil, Dilma tiene una intención de voto de 43%, superior al 16% de Marina Silva, posible candidata del Partido Socialista brasileño (ver gráficos).

Por su parte, en Uruguay el presidente tiene un mandato de 5 años sin reelección inmediata, por lo cual el actual mandatario no va por un segundo período, sino que lo hace su predecesor, quien está a la par de Constanza Moreira. Esto se resolverá en las elecciones primarias del Frente Amplio el 1 de julio.

“Los resultados previstos reflejan el poder del ejercicio del cargo en América Latina y el Caribe”, indica el análisis de Brookings Institution.

LOS DESAFÍOS 2014

Los analistas sostienen que los desafíos de América Latina han cambiado: ya no se trata de poder realizar elecciones o contener al militarismo, sino que de construir sistemas electorales más transparentes y participativos, y que los gobiernos realicen una gestión eficiente.

“La bonanza exportadora ha beneficiado a los países con gobiernos populistas, del ALBA, pero han desarrollado gobiernos tolerantes con la corrupción y las elecciones han estado  teñidas por el uso abusivo de los recursos estatales, los medios de comunicación oficialistas y el amedrentamiento”, afirma Carlos Cordero, consultor para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El experto en América Latina del think tank estadounidense Center for American Progress y ex asesor del presidente Barack Obama en temas de la región, Daniel Restrepo, añade que otro de los de los desafíos es el “creciente cinismo de los pueblos que ven a la política y a los políticos como incapaces de enfrentar los problemas diarios”.

Asimismo, los líderes que se elegirán en 2014 tendrán que hacer frente a más limitaciones financieras por un entorno externo más adverso - ante la inminente reducción de estímulos monetarios de la Fed-  y a un electorado más insatisfecho que presionará a los gobiernos con demandas inmediatas.

Muchos de los problemas de fondo de la región tienen que ver con falta de desarrollo y de reformas estructurales en educación e infraestructura. En Brasil, por ejemplo, las protestas de junio de este año se debieron en parte al descontento por la falta de servicios  públicos de calidad, especialmente en el transporte público. “Cómo se resuelvan estas tensiones será clave en la determinación de las perspectivas económicas de la región en los próximos años”, advierte el informe de Brookings.

Sin embargo, el descontento expresado en la calle también es signo de una mayor democratización en la región. “Una característica general en América Latina que refuerza la democracia es el movimiento hacia una mayor participación política, económica, y social, en particular, por esos sectores de  que tradicionalmente han sido marginados”, explica Restrepo.

Otro de los desafíos que deparan a los futuros presidentes será la integración regional, que entra en este ciclo electoral cada vez más dividido geopolíticamente: por una parte, están los miembros de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México)- comprometidos con el libre mercado y con una relación fluida con EEUU-  y por la otra, los  miembros del Mercosur (Brasil, Argentina y Venezuela), partidarios del proteccionismo.

Todas estas elecciones de la región configurarán el panorama político que recibirá a la nueva presidenta de Chile.




Lo más visto
Actualidad&Política

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Facebook debe luchar más por mantener su red única intacta
Financial Times

Por Richard Waters. La continua separación de las muchas aplicaciones de Facebook parece una respuesta al desafío móvil. Pero mantener la red de servicios unida es un imperativo estratégico.


Ahora sí Europa necesita un alivio cuantitativo
Financial Times

Las cifras dadas a conocer la semana pasada muestran que incluso dejando de lado los efectos relacionados al clima, la economía alemana tuvo un peor desempeño de lo esperado al contraerse 0,2% en el segundo trimestre del año.


SeaWorld y las repercusiones del documental Blackfish
Financial Times

Los resultados del segundo trimestre en SeaWorld fueron pobres en comparación con las proyecciones de los analistas, pero no fueron desastrosas.


Productores europeos sienten la presión por las sanciones de Rusia
Financial Times

Por C.O, I.M y K.H. En Bruselas evalúan liberar fondos para ayudar a los productores por 420 millones de euros.


Ciudades chinas optarán por la calidad de vida por sobre el PIB como medida de éxito
Financial Times

Por Gabriel Wildau. Es una de las primeras señales concretas de que China está cambiando su ciega búsqueda de crecimiento económico a toda costa, hacia medidas que impulsan una mejor calidad de vida.


Brecha de riqueza en EEUU llega a récord por dispar recuperación
Financial Times

Por A.R. Una recuperación laboral dispar ha significado grandes variaciones en el crecimiento del empleo y de los ingresos en las distintas regiones.


Investigación sobre Petrobras vuelve a empañar la reputación política
Financial Times

Por Joe Leahy y Samantha Pearson. Luego de años, salen a la luz las transacciones oscuras que podrían ser el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.


Pese a deuda, Liberty Global está hambriento por más negocios
Financial Times

Por H.M. La empresa cambió el foco desde cableoperadores al contenido en video.


aaaa