Futuro líder chino dice que idea de Japón de comprar islas en disputa no tiene sentido

Xi Xiping, volvió a la luz pública tras una misteriosa ausencia de dos semanas. Luego de una reunión con el secretario de defensa de EEUU, se refirió a la crisis que enfrenta a ambos países en la última semana. Gabriela Bade Gabriela Bade | Internacional | 20/09
HERRAMIENTAS
© EFE

Tras dos semanas de ausencia, el vicepresidente chino Xi Jinping reapareció el fin de semana, y ayer volvió a hablar, para encarar la crisis más fuerte que haya enfrentado su país con Japón. La situación se generó luego que Japón anunciara la compra un grupo de islas del Mar de China Oriental, conocidas en Tokio como Senkaku y en Beijing como Diaoyu y que son motivo de una áspera disputa territorial entre ambos países.

“Japón debería controlar su conducta y detener cualquier palabra o acto que mine la soberanía e integridad territorial de China”, dijo Xi en un encuentro con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, según informó la agencia de noticias Xinhua.

La tensión se disparó cuando el gobierno japonés anunció la compra de tres de las cinco islas del archipiélago, a su propietario, un privado de 70 años de edad, por el equivalente a US$26 millones. Esto inició una ola de protestas de ciudadanos chinos contra las sedes diplomáticas de Tokio y también contra empresas niponas ubicadas en territorio chino. Algunas de ellas, incluso, decidieron paralizar sus faenas un par de días, considerando que la situación es la más tensa que se ha vivido entre ambas naciones desde el fin de la II Guerra Mundial.

Las islas han sido motivo de siglos de disputa entre China y Japón y, tras el fin de la II Guerra Mundial, la situación se hizo más complicada. China recuperó la isla de Taiwán y otros territorios que Japón había ocupado antes, gracias a los acuerdos de El Cairo y la Proclamación de Postdam. Pero en 1951 Japón y Estados Unidos, junto con otros países, firmaron el Tratado de San Francisco, que situó a las Islas Ryukyu (actualmente Islas Okinawa) bajo la administración de Estados Unidos. En 1953, la administración de EEUU en Okinawa incluyó las Islas Diaoyu y las islas afiliadas bajo su jurisdicción, y en 1971, Japón y Estados Unidos incluyeron a Diaoyu y otras islas en el Acuerdo de Reversión de Okinawa.

Panetta, quien llegó a China procedente de Japón en el contexto de una gira que está realizando por Asia Pacífico, había dicho en Tokio que EEUU mantiene una posición neutral en la disputa sobre la soberanía del archipiélago. Y luego, en China, dijo que su país está preocupado porque las “disputas puedan llevar a conflictos mayores y a una mayor violencia”.

En tanto, el gobernador nacionalista de Tokio, Shintaro Ishihara, quien presentó el plan para comprar las islas, dijo que “si Japón se rinde ante China en este problema (...) La hegemonía de China en las aguas de Asia sería fácilmente establecida”.P




Lo más visto
Actualidad & Política