Merkel vuelve este lunes en medio del debate sobre someter a referéndum el futuro de la UE

Los socios de coalición de la canciller alemana, liberales y socialcristianos bávaros, asumieron estos días como propia la propuesta nacida de la oposición socialdemócrata de someter al ciudadano un cambio de rumbo en la política europea. EFE | Internacional | 12/08
HERRAMIENTAS

La canciller alemana, Angela Merkel, retoma este lunes las riendas, tras sus vacaciones, en medio del debate sobre la posibilidad de someter a referéndum el futuro de la UE y la realidad de una zona euro que reclama acciones rápidas.

Los socios de coalición de Merkel, liberales y socialcristianos bávaros, asumieron estos días como propia la propuesta nacida de la oposición socialdemócrata de someter al ciudadano un cambio de rumbo en la política europea, como preámbulo al regreso de "la jefa".

Bajo el término algo inconcreto del "futuro de la UE" están los eurobonos o cualquier mecanismo que implique una colectivización de la deuda de la zona euro, que hasta ahora rechazaban tanto las filas de Merkel como la oposición socialdemócrata.

El líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, abrió el debate, la semana pasada, al apostar por una "responsabilidad compartida" sobre la deuda y apremiar al gobierno a dar un vuelco a la, a su juicio, "fracasada" estrategia europea del Ejecutivo.

Gabriel formulaba además la necesidad de convocar un referéndum, puesto que ello implicaría cambios fundamentales tanto a escala europea como alemana, además de una cesión de soberanía nacional.

Lejos de rechazar la propuesta de la oposición, tanto el líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), Horst Seehofer, como el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, del Partido Liberal (FDP), se pronunciaron a favor de pedir el respaldo ciudadano.

Una estrategia que puede parecer meramente dilatoria, visto que más de la mitad de los ciudadanos rechaza todo mecanismo que implique colectivizar la deuda -un 52%, según una encuesta difundida el sábado por el semanario "Focus"- y con aries de desafío pre-electoral, ante las generales de 2013.

El propio Gabriel tomó por sorpresa a los suyos con la propuesta, a la que se añadieron a posteri sus dos rivales internos -el exministro de Exteriores y ahora jefe del grupo parlamentario, Frank Walter Steimeier, más el extitular de Finanzas, Peer Steinbrück-.

A diferencia de las filas de Merkel, donde no hay dudas respecto al liderazgo de la canciller, el SPD no ha definido quién será su candidato y hay un pulso latente entre tres virtuales aspirantes -Gabriel, Steinbrück o Steinmeier.

Las generales de 2013 quedan aparentemente lejos -se estima que se celebrarán en septiembre-, pero a efectos de política interna alemana el regreso de Merkel tiene aires de entrada en precampaña.

Antes de enfrascarse en ese cometido, la canciller tiene ante sí varias pruebas de fuego sucesivas, y más inminentes que un eventual referéndum, en las que está en juego el futuro de la zona euro.

Sus vacaciones arrancaron, como todos los años, de la apertura de la temporada del Festival de Ópera de Bayreuth (en Baviera), el 25 de julio, a lo que siguieron dos semanas de caminatas por el Tirol y unos días en su casa de campo de la región donde creció, en el este.

En cada uno de esos destinos vacacionales siguió Merkel en modo "mando a distancia", como mostró el comunicado con el presidente francés, François Hollande, dos días después de la gala en Bayreuth, comprometiéndose a hacer "todo" en defensa de la zona euro.

La estabilidad del euro no está únicamente supeditado a las decisiones del BCE para la reactivación o no de la compra de deuda, italiana o española, o a las del gobierno de Madrid respecto a las ayudas europeas, así como al dictamen de la "troika" -BCE, Fondo Monetario Internacional (FMI) y Comisión Europea (CE)- sobre Grecia.

El 12 de septiembre debe pronunciarse el Tribunal Constitucional alemán contra el Pacto Fiscal y el Mecanismo de Estabilización Europeo (MEDE), que pasaron la ratificación parlamentaria por amplia mayoría, pero quedaron en suspenso.

El presidente alemán, el independiente Joachim Gauck, no estampó su firma sobre el paquete, a la espera de su sentencia sobre las demandas presentadas por grupos minoritarios -La Izquierda- o incluso por un diputado aislado, Peter Gauweiler, de la CSU.

Por encima de debates sobre el referéndum, a medio o largo plazo, o cambios de postura en las filas de Merkel, el MEDE seguirá hasta entonces en suspenso, pendiente exclusivamente de los jueces del TC.

 




Lo más visto
Actualidad&Política

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Fiebre de ofertas se apodera de las grandes farmacéuticas globales
Financial Times

Por A. Ward y E. Hammond. La batalla de US$50.000 millones por la adquisición de la fabricante de Botox y un intercambio de miles de millones en activos entre Novartis y GlaxoSmithKline han intensificado la euforia de acuerdos en la industria farmacéutica.


McDonald's ve caer sus ganancias por invierno boreal
Financial Times

Utilidades en EEUU se vieron perjudicadas por una lenta recuperación económica y el duro clima.


Mercados emergentes se arrepienten del pecado original
Financial Times

Mientras algunos países, como Chile, han creado grupos y mercados de inversión admirablemente fuertes, esta es la excepción y no la regla. Y podría no ser fácil replicar ese modelo de Chile; ni rápido.


Se agudiza conflicto: China embarga barco japonés por reclamos de II Guerra Mundial
Financial Times

Por L. Hornby y J. Soble. Japón ha argumentado de manera consistente que los tratados de paz que firmó tras la guerra lo eximían de pagar una compensación a individuos o empresas en ex países enemigos.


Nike se aleja de la tecnología vestible: FuelBand en problemas
Financial Times

Para algunos, la aceptación de derrota de la empresa podría enviar una señal a otras marcas que estén considerando sumarse a esta carrera.


Italia tiene poco tiempo para demostrar su compromiso con las reformas
Financial Times

El primer ministro, Matteo Renzi, ha propuesto iniciativas para reformar la estructura económica e institucional del país. Mientras la mayoría de los inversionistas extranjeros consideran que los cambios son urgentes, otros se oponen a las transformaciones.


Grandes farmacéuticas: almacén de problemas
Financial Times

Una ráfaga de casos ha puesto a la industria en el banquillo, con acusaciones de críticos que aseguran que se ponen las ganancias antes que la salud pública, desde elegir las mejores pruebas clínicas para ocultar riesgos, hasta sobornar a médicos o bloquear drogas baratas.


Clase media en la región: sueños frustrados
Financial Times

El problema para la región es que la expansión de la clase media, tradicionalmente piedra angular de la estabilidad política, ha generado un avance en las protestas sociales, como muestran las manifestaciones en las calles de Brasil, Chile y Colombia.


aaaa