Combustible podría ser una solución para evitar una crisis en 2017

El sector está pensando que, para ese año, la construcción de muelles flotantes permitirá sortear el año más crítico. Gustavo Orellana Gustavo Orellana | Actualidad | 13/06
HERRAMIENTAS
Debes saber

¿Qué se proyecta que ocurra hacia 2017?
Ese año se generará un descalce entre el crecimiento de la demanda eléctrica y de oferta, a espera de las unidades de Hidroaysén. Si se le suma una hidrología baja, podría darse una situación de crisis.

¿Cómo podría enfrentarse?  
Tal como ocurrió a mediados de la década pasada con la crisis del gas natural argentino, se piensa en la instalación de pequeñas unidades modulares en el SING y en el SIC, que unidas a terminales de GNL flotantes permitan comprar gas en el mercado internacional.

La crisis del gas argentino de mediados de la década pasada pudo ser subsanada, en gran medida, gracias a la instalación de pequeñas unidades modulares de generación en base a petróleo diésel, a lo que se sumó la adaptación urgente de las centrales de ciclo combinado -que operaban con gas trasandino- a este combustible. De esta manera, este energético entregó el respaldo suficiente al sistema, evitando los inminentes cortes eléctricos a causa de racionamiento.

Un rol similar al que podría tener, hacia mediados de esta década, el gas natural, pues para el año 2017 se espera un desajuste entre los requerimientos eléctricos y el crecimiento del parque de generación, que ya habrá visto el ingreso a operaciones de un gran número de unidades hoy en proyecto (como Santa María 2, de Colbún, Alto Maipo de Gener y otras), pero que no serán suficientes para cubrir el incremento de la demanda, que se calcula en 6% anual.

Además, no alcanzarán a estar listas las unidades de Hidroaysén, cuya primera central, Baker 1 (660 MW), recién estará lista en 2022, según el plan de obras a abril de la Comisión Nacional de Energía, ni otras unidades a futuro, como por ejemplo el “boom” de la geotermia.

LOS PROYECTOS PRIVADOS
Por esta razón, una serie de proyectos privados están siendo mirados con muy buenos ojos como eventuales soluciones de parche para ese año, entre los que se cuentan las propuestas que han hecho Gasatacama, CAP y Colbún, entre otras compañías.

Según una fuente ligada al sector regulatorio, en el mercado ya están disponibles pequeñas unidades modulares, de generación en base a gas natural, las que son nuevas y que se pueden conectar al sistema eléctrico de forma rápida y segura, ofreciendo un suministro de respaldo de forma similar al rol que cumplió, en su minuto, el petróleo diésel.




Lo más visto
Actualidad & Política