Prestamistas en la mira: mafias extranjeras ponen en alerta al Ministerio Público

En su mayoría son ciudadanos colombianos que se mueven con completa libertad por los polos comerciales del país, ofrecen prestamos superando hasta cinco veces la tasa máximo convencional ¿Y si hay morosidad? comienzan las represalias en incluso se investiga la relación de este capital con lavado de dinero. Sergio Sáez | Actualidad | 08/06
HERRAMIENTAS
Debes saber

¿Qué se investiga?
El Ministerio Público le sigue la pista a un nuevo sistema de préstamos informales realizados por ciudadanos colombianos, donde se configuraría el delito de usura.

¿Cómo operan estos prestamistas?
Ofrecen sus servicios en polos comerciales populosos. Siempre existe un prestamista oculto y una red de cobradores.

¿Cuál es el sistema de pagos?
El “préstamo” puede estar disponible de manera instantánea y en la mayoría de los casos los cobros se efectúan día a día.

¿Qué pasa si no hay pagos?
Si hay retraso, los cobradores amedrentan a sus “clientes”. Se investiga si a los deudores se les obliga a comercializar droga para saldar su compromiso.

© Rolando Morales

Andrés Quijada es un pequeño empresario de Estación Central que a fines del 2011 cayó en el boletín comercial. Este dueño de una importadora del sector poniente de Santiago se vio envuelto en un espiral de deudas difícil de enfrentar, al menos con un crédito del sistema formal.

“De un día para otro me vi con la soga al cuello”, dice este joven emprendedor, que terminó acudiendo al sistema informal para seguir manteniendo su giro. “Jamás me iban a dar un crédito en un banco o una multitienda. Ya era cliente habitual de Dicom y necesitaba tapar unos hoyos. Ahí me contaron que había un sistema rápido, sin preguntas y bastante eficiente. Así es que fui”, relata el comerciante.

Andrés Quijada es un nombre ficticio. Por razones obvias este empresario pidió mantener su nombre en reserva, al igual que varios otros contactados por PULSO, que también han caído en las garras de prestamistas informales. El sistema es rápido, no hay que dar explicaciones y el dinero está en el bolsillo al instante... Los problemas vienen después. 

“Hablé con un tipo, tenía un acento caribeño, y me explicó que me podía presta el dinero. Él sacó un cuaderno y me dijo que si aceptaba, comenzaban a cobrarme a partir del cuarto día y de ahí todos los días hasta pagar la deuda. Qué más te puedo decir, la necesidad tiene cara de hereje”, detalla Alberto Soto (también nombre ficticio de un empresario), quien no entregó mayores antecedentes por temor a represalias. 

USURA Y AMENAZAS 
De los prestamistas informales se ha dicho y escrito mucho, pero hay tan poco dato duro, que una parte importante de lo que se dice tiene bastante olor a mito urbano. En Chile, prácticamente no hay estudios formales al respecto. Ni siquiera en la industria bancaria, que algo le importa este tema. Sin embargo, es cosa de salir a la calle, conversar con algunos taxistas y recorrer los barrios más comerciales, para advertir que el sistema es más popular de lo que se cree. 

En Chile no sólo los bancos y las instituciones financieras pueden prestar dinero. En términos generales, puede hacerlo cualquier persona que tenga recursos propios. La fiscalización es casi nula. Y salvo casos muy extremos, prácticamente no hay registros de sanciones que hagan que los prestamistas desaparezcan del sistema. 

Se trata de “dinero en efectivo al instante”. Al menos así rezan algunos avisos en que se publicitan estos préstamos, que prometen salvar la vida a deudores desesperados.

Conocido como “Gota a Gota”, el sistema es muy popular en las ferias libres de Santiago. Pero “en los últimos años se ha evidenciado un fuerte aumento de este tipo de operaciones de la mano de ciudadanos extranjeros”, explica el subdirector de delitos económicos del Ministerio Público, Alejandro Moreira. Operaciones que según el Código Penal pueden llegar a constituir un delito si es que se comprueba usura y/o amenazas.

“Los extranjeros que dominan la escena de los préstamos informales son colombianos. Ahora último se han incorporado ciudadanos asiáticos. En el caso de configurarse el delito, para ellos se contempla una pena adicional que es la expulsión”, explica Moreira.

Y agrega: “Esto se mueve dentro de una gran informalidad, a tal punto que he visto tipos anotando en un cuaderno sus operaciones, con préstamos que por lo general son muy corto plazo: 10 a 15 días como mucho”.

PULSO contactó a media docena de prestamistas: lo primero que se escucha desde el otro lado de la línea del teléfono es que es un sistema rápido y que se paga en pequeñas cuotas todos los días. ¿El lugar de la transacción? ¿Una oficina? En la calle, ojalá muy transitada. Por eso, lugares como el Paseo Ahumada, el barrio Meiggs y la calle Bandera, en Santiago, son los elegidos por estas redes.

“La tasa de interés es el negocio: es notablemente más alta que la máxima convencional que permite el ordenamiento jurídico. En estas operaciones que hemos tenido conocimiento, el interés fácilmente se multiplica por tres y por cuatro, pero como los montos son chicos, pasa desapercibido. Yo he visto hasta cinco veces la tasa máxima convencional en algunas operaciones detectadas”, afirma Alejandro Moreira. 

Quienes optan por este tipo de créditos son personas que no pueden recurrir al sistema formal (bancos u otras instituciones financieras), debido a que cuentan con cheques impagos u otras deudas que figuran en sus antecedentes financieros. En su mayoría, explican desde el Ministerio Público, son de escasos recursos. Por lo general, comerciantes y pequeños empresarios que necesitan efectivo urgente. Como se ven complicados, recurren al último escalón. Antes intentaron con familiares, casas de empeño y al final se termina en prestamistas informales.

Estas operaciones se han disparado en los últimos meses tras el caso La Polar, el cual llevó a las multitiendas a ser más estrictas a la hora de prestar dinero a sus clientes, principalmente las enfocadas a los segmentos C3, D y E.

La situación se acentuó en el primer trimestre del año, que es cuando más se habría hecho sentir la Ley Dicom. La iniciativa despachada por el Parlamento incluyó un llamado perdonazo que implicó la eliminación por única vez de los registros de morosidad de las personas con deudas por hasta $2,5 millones y publicadas al 31 de diciembre de 2011. Esto hizo que las tiendas por departamentos fueran aún más conservadoras en el otorgamiento de nuevos créditos.

Ahí está el prestamista informal. En estas operaciones, generalmente, no hay contratos y a los clientes se les exigen garantías, que pueden ser un bien raíz. Es decir, si deja de pagar hasta podría perder la casa. En este escenario, para los consumidores no es fácil distinguir entre prestamistas que hacen bien su trabajo de quienes  cometen delitos como la usura, destaca el Servicio Nacional del Consumidor.

DROGA Y LAVADOS DE ACTIVOS
El 2010, el OS9 de Carabineros detuvo a un grupo de ciudadanos colombianos en Puente Alto por el delito de usura. Fueron formalizados por el Ministerio Público, pero quedaron en libertad rápidamente. 

“No hay respaldos de la operación, son tratos verbales. Hay sujetos que son los prestamistas y hay otros que son los cobradores, casi nunca están juntos”, dice Moreira.

Es precisamente la dificultad para comprobar el delito lo que complica al persecutor. Por lo general, no hay contratos o éstos son simulados; no hay recibos ni cheques que certifiquen los montos involucrados. La costumbre es entregar el dinero contante y sonante.

“Se sabe quiénes son, andan con los fajos en las chaquetas y algunos comienzan prestando de a poco, si pides 100 lucas, terminas pagando a la larga 200, el problema es cuando no se puede pagar, ahí empiezan las amenazas”, explica Jaime, un pequeño comerciante de Recoleta que recurrió a los prestamistas. 

La sanción para quienes cometen usura es la privación de libertad por un mínimo de 61 días y un máximo de 5 años de cárcel. 

Actualmente, la fiscalía está investigando a una serie de bandas organizadas. Pero el delito puede ser aún mayor. Fuentes de Carabineros y la PDI explican que se amplió la línea investigativa al tráfico de drogas. ¿El motivo? Conocedores afirman que un número importante de prestamistas informales exigen a sus deudores traficar droga en caso de que no paguen sus acreencias. 

Un asesor del Ministerio de Economía dice que el gobierno está monitoreando el tema. También el lavado de activos. “Para configurase el delito de lavado de dinero, ellos deben rehuir el sistema formal y ellos lo evitan siempre. Para ingresar dinero contaminado y detectarlo debe estar en canales formales”, dice la fuente consultada.

Análisis de la normativa: ¿Cómo se configura el delito?

Prestar dinero en Chile nunca ha sido un delito. Sin embargo, en este tipo de préstamos express se configuran tres elementos que son investigados como tal: la usura, donde se transgrede la tasa máxima convencional; el desarrollar el giro bancario y el delito de amenazas que se presenta al momento de cobrar las cuotas del crédito.

Como una forma de proteger a los interesados en este tipo de préstamos, la Ley 18.010 establece un máximo para la tasa de interés que se puede cobrar y además tipifica el delito de usura, que se aplica sólo a las operaciones de préstamos, lo que excluye varias transacciones financieras que no son créditos propiamente tal, pero que por sus características se podría afirmar que esconden usura. 

A nivel nacional, este delito comenzó a crecer con fuerza en el norte del país, pero se expandió con fuerza. “Este fenómeno se vio con bastante frecuencia en el norte del país y después comenzó a expandirse. En cuanto a las fronteras y su expansión, te puedo comentar que tenemos en carpeta uno de estos delitos que se configuró en Punta Arenas”, dice el subdirector de delitos económicos del Ministerio Público, Alejandro Moreira Dueñas.




Lo más visto
Actualidad&Política

FINANCIAL TIMES
ir al canal
Apps de teléfonos inteligentes: problemas de desarrollo
Financial Times

Por Tim Bradshaw. En los primeros años después de que Apple lanzara el App Store daba la impresión de que cualquiera con una pizca de talento técnico aprovecharía el auge del iPhone. Pero un sector antes próspero, ahora se ha industrializado, con cada vez menos descargas.


Amazon se suma a la zona de libre comercio de Shangai
Financial Times

Por C.C. El retailer sigue a varias empresas que buscan beneficiarse de las reformas económicas.


Bank of America paga monto récord de US$17 mil millones por fraude hipotecario
Financial Times

Por K. Scannell y C. Hall. Se trata de un hito en los intentos del gobierno estadounidense de hacer que los bancos se hagan cargo de la crisis financiera. Los tres mayores acuerdos que se han pagado hasta ahora totalizan US$37 mil millones entre BofA, JPMorgan y Citigroup.


Berkshire es multada por no reportar participación accionaria
Financial Times

Por R.B y S.F. Es la segunda vez en seis meses que la empresa no ha notificado una compra grande de acciones.


Europeos: pesimistas sobre la desigualdad
Financial Times

Por S.W. Un estudio presentado esta semana muestra que los estadounidenses son más optimistas sobre la desigualdad, mientras los europeos, lo contrario.


Glencore se transforma en la primera en recomprar acciones
Financial Times

Por Neil Hume y James Wilson. Tras años de pobres retornos y compras imprudentes, las mineras están bajo presión de los accionistas para elevar los retornos y reducir el gasto. El martes, BHP rechazó devolver efectivo a sus inversionistas, diciendo que sus planes habían cambiado.


Spin-off de BHP Billiton es un punto de inflexión para la industria minera
Financial Times

Por James Wilson y Neil Hume. Las acciones de la compañía cayeron casi 5% en Londres. Para los analistas, esta división no necesariamente es el mejor camino para crear valor.


Espaldarazo a Tim Cook: Apple cierra en su máximo histórico
Financial Times

Por T.B. Según analistas, esto se debe al lanzamiento de nuevos productos, como aparatos vestibles y un nuevo servicio de pago.


aaaa