Internacional

Trump se consolida en el partido republicano al alcanzar número mínimo de delegados

PULSO 27/05/2016

Barack Obama, en la cumbre del G7, dijo que la perspectiva de que Donald Trump sea electo como el próximo presidente de EEUU "inquietaba" a los líderes de las economías desarrolladas.

El mismo día que Donald Trump alcanzó el número de delegados necesario para asegurar la nominación como candidato presidencial por el Partido Republicano en EEUU, fue acusado de fraude al fisco por varios millones de dólares.

Una pequeña cantidad de delegados no comprometidos dijo que respaldaría a Trump en la convención del partido en julio, indicó la agencia AP, lo que da al empresario multimillonario más de los 1.237 delegados que necesita para evitar una convención abierta de cara a los comicios presidenciales del 8 de noviembre.

El magnate inmobiliario neoyorquino se había convertido en el único probable nominado republicano a principios de mes, cuando sus últimos dos competidores al interior del partido se bajaron de la carrera. Pero al asegurarse los delegados necesarios, Trump pondría término a su campaña primaria, en la que ha superado a otros 16 precandidatos.

Los republicanos esperan finalizar oficialmente su elección interna cuando los delegados voten durante la convención que se llevará a cabo entre el 18 y el 21 de julio en Cleveland.

Trump enfrentaría en noviembre a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton o al senador Bernie Sanders, quienes están disputando la interna presidencial demócrata.

Sin embargo, aún no está libre de polémicas. Ayer The Telegraph dijo que Trump aprobó la inversión de US$50 millones en una compañía, a través de un acuerdo comercial cuyos términos fueron modificados “varias semanas después”, cuando esa cantidad se redefinió como un “préstamo”. Así, Trump habría eludido “cuantiosas obligaciones fiscales” y pudo incurrir en un delito de fraude.

El medio británico tuvo acceso a los documentos presentados ante un tribunal estadounidense, a raíz de una investigación de tres meses sobre la supuesta irregularidad de la operación.

Inquietud global. La perspectiva de que Donald Trump sea electo como el próximo presidente de EEUU “inquieta” a los líderes de las grandes economías desarrolladas, dijo ayer el presidente estadounidense, Barack Obama, al término de su primer día de reuniones en la cumbre del G7 en Japón.

“Creo que es justo decir que están sorprendidos por el candidato republicano”, le dijo Obama a la prensa. “No están seguros de qué tan en serio hay que tomarse sus pronunciamientos, pero están inquietos por ellos”, dijo.

Los dichos de Obama tras reunirse con los mandatarios de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y UK llegan después de otros comentarios del mismo Obama, en los que ha expresado dudas sobre la opción de que Trump sea su sucesor. El empresario ha dicho que sus aliados en Europa y Asia deberían financiar más de su propia defensa, que buscará mejorar las relaciones con Rusia y que modificaría los acuerdos de seguridad con Corea del Sur y Japón.

“Muchas propuestas demuestran ignorancia en asuntos internacionales o una actitud displicente o un interés en ganar tweets y titulares, en lugar de pensar realmente qué es lo que se necesita para que EEUU esté seguro”, dijo Obama ayer.

Trump también ha propuesto construir un muro entre México y EEUU, diciendo que el país latinoamericano lo pagaría y también pidió vetar la entrada a musulmanes al país.

Barack Obama, en tanto, volvió a pedirles a los candidatos Hillary Clinton y al senador Bernie Sanders que se enfoquen en conflictos en lugar de atacarse entre ellos.

Según la última encuesta de Purple Slice hecha para Bloomberg Politics, Trump está detrás de Hillary por 7 puntos porcentuales entre los votantes de los estados industriales de ingreso medio del llamado Cinturón de Hierro, que tradicionalmente votan por el que será electo presidente, con 46% sobre 39%.