1842142_500.jpg

Internacional

Temas económicos se han mantenido ausentes en la carrera a la Casa Blanca

AFP 25/01/2016

Pese a lo crucial que fue el asunto en las dos elecciones presidenciales anteriores, la buena salud de Estados Unidos en materia económica ha hecho que el tema pase desapercibido.

La carrera hacia las presidenciales de  Estados Unidos de noviembre toma forma. Abundan ataques personales, discusiones  sobre inmigración e inquietud por la seguridad. Pero algo brilla por su ausencia: discutir sobre economía. 

Tanto en el campo republicano como en el demócrata, la situación de la  mayor economía mundial es, naturalmente, mencionada. Pero las referencias a  ella en los debates han sido apenas frases para los medios y las redes sociales y no generaron discusiones serias. 

¿Por qué esa reticencia a abordar una cuestión que fue crucial en las dos  elecciones presidenciales previas? Más allá de la aridez del tema, la respuesta  está en la relativamente buena salud económica de Estados Unidos.  

“La economía está razonablemente bien aunque no espectacularmente bien”,  dijo Joseph Gagnon del Peterson Institute for International Economics. 

Estados Unidos “marcha bastante bien como para que los republicanos no  encuentren un flanco para atacar pero tampoco está tan bien como para que los  demócratas puedan ufanarse”, explicó. 

El desempleo cayó a la mitad desde su máximo en 2009 y se sitúa en 5%; un  nivel cercano al pleno empleo. La economía crece a un ritmo modesto y el  déficit del gobierno se ha achicado. 

Por eso, dice el presidente Barack Obama, los votantes deberían favorecer  al candidato de su Partido Demócrata.