2271784_500.jpg

Internacional

Sorpresa en el mundo político tras renuncia de Jorge Burgos al Ministerio del Interior

PULSO 08/06/2016

Es lo único en lo que todos los parlamentarios coinciden: la salida es sorpresiva. Desde la oposición, Hernán Larraín aseguró que es una señal de que "definitivamente esto no da para más", y señaló que se requiere un nuevo gabinete "por el fracaso de la Nueva Mayoría y su incapacidad de gobernar".

Sorpresa. Eso es lo único en lo que todos los políticos están de acuerdo respecto a la renuncia de Jorge Burgos al Ministerio del Interior. 

“Jugó un rol muy importante como ministro del Interior, apoyando a la Presidenta Bachelet, generando acuerdo”, aseguró el diputado Matías Walker. “Nos toma por sorpresa y lo lamentamos mucho”, agregó el parlamentario vicepresidente de la DC. Asimismo, destacó que “se va con la satisfacción de haber aprobado la agenda corta antidelincuencia”.

Por su parte, el parlamentario DC Fuad Chahín afirmó: “Creemos que el aporte que hizo como ministro Jorge Burgos, nos llena de orgullo como demócrata cristianos”.
Desde la otra vereda política, el senador RN Manuel José Ossandón, indicó que la renuncia de Burgos “demuestra que el gallito lo está ganando el Partido Comunista”. En esa línea, detalló que “la Democracia Cristiana está sumamente incómoda en el Gobierno, eso es evidente”.
Por su parte, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, indicó que “el alejamiento de Jorge Burgos es una señal de que definitivamente esto no da para más”, y sostuvo que “marca un quiebre muy profundo al interior del Gobierno”. Asimismo, puntualizó que se requiere un nuevo gabinete y una “rectificación del rumbo…por el fracaso de la Nueva Mayoría y su incapacidad de gobernar”.
Sin embargo, la presidenta de la DC, Carolina Goic, fue enfática al manifestar que la salida de Burgos se da por motivos personales, descartando por completo un conflicto de orden político en la decisión.

 

El ex candidato presidencial Anrés Velasco, indicó mediante su cuenta de Twitter que “Burgos hizo todo lo que humanamente pudo y al final ejerció el derecho humano de cabrearse e irse”.