1982167_500.jpg

Internacional

Sector autonomista insta a proceso congresal tras quiebre IA

Úrsula Schüler 30/05/2016

Esto, luego que los liderazgos de IA expresaran sus diferencias públicamente. El otro grupo, en el que está Gabriel Boric, dará una conferencia de prensa esta semana.

Una declaración pública firmada por dirigentes históricos de Izquierda Autónoma (IA) difundida ayer en redes sociales informó el retiro del movimiento ante lo que denominaron el proceso de “Convergencia Autonomista”.

El documento buscó ser el punto final de semanas de controversias públicas en el sector, las que tuvieron como máximo hito una entrevista del vocero de IA, Andrés Fielbaum, en El Mercurio, donde aseguró que entre sus filas de la convergencia “se instaló una forma de ejecutar política poco democrática y caudillista, y frente a eso nos rebelamos”.

Durante la tarde de ayer, además, Fielbaum sostuvo a Cooperativa que la ruptura con el sector en el que se encuentra el diputado Gabriel Boric “es definitiva”.

Pese a esto, apuntó a que en el futuro puedan “trabajar con los mayores niveles de unidad para seguir apostando por las transformaciones”, así como con otros grupos “que hayan proyectado autonomía con los partidos de la transición”.

Por otro lado, desde el sector autonomista en el que se encuentra el diputado Boric y otros dirigentes del referente, ayer tenían previsto realizar una conferencia de prensa para esta semana con el fin de presentar su posición y realizar una convocatoria a un “proceso congresal para construir un movimiento político”.

Junto con esto, y hasta el cierre de esta edición, también sacarían una declaración pública.

De todas formas, en el texto de IA liderado por Fielbaum explicaron el proceso de quiebre. Según relataron, “convocamos hace algo más de un año a un proceso de convergencia, con el objetivo de construir un movimiento político que fuese una superación de nuestra historia estudiantil y de los trabajos parciales que estuvimos desarrollando en diversos ámbitos”.

Tras esto, asumen que el proceso fue “dificultoso”, pero que lograron dotarse de una orgánica interna. Afirman que en sus elecciones internas “promovimos un debate público entre las dos tesis en disputa, exponiendo de nuestra parte la visión que históricamente ha guiado nuestra acción política: la organización se construye al calor de las luchas sociales vivas, con el objetivo de proyectar sus intereses y reivindicaciones hacia la política”.

En este contexto, informaron que obtuvieron “mayorías en todos los frentes sectoriales y en la elección universal”.

Pese a esto, los firmantes acusaron que con el transcurso de los meses “vimos cómo la democracia interna sistemáticamente no fue respetada, que las determinaciones alcanzadas colectiva y democráticamente simplemente no eran tomadas en cuenta”.

Finalmente, asumen que “el proceso de convergencia iniciado hace más de un año fracasó y que como Izquierda Autónoma decidimos dar un paso al costado”.

Desde IA afirman que con esto dejan “atrás el internismo y la burocratización de nuestra fuerza para volver a avanzar hacia lo que siempre nos ha convocado: la transformación de esta realidad indignante desde una cultura política democrática y fraterna, sin burocratismos ni lógicas de cuoteo inmovilizantes, que nos permita impulsar entre todas y todos una acción política definida colectivamente”.