2309165_500.jpg

Sebastián Piñera inicia gira con sus ex ministros para difundir libro sobre su Gobierno

Tomás Martínez 30/06/2016

Ex mandatario se desplegará por ocho ciudades del país durante julio, a cuatro meses de las elecciones municipales.

“No lo he decidido”. Apegado a su libreto desde que dejó La Moneda, Sebastián Piñera repitió ayer su respuesta al ser consultado sobre su futuro político y la posibilidad de repostular a la Presidencia.

Lo que está claro, dijo el ex mandatario en una entrevista en radio Pudahuel, es que “no me voy a jubilar de chileno, ni voy nunca a perder mi vocación y compromiso por el servicio público, lo heredé de mi padre”.

Prueba de su reticencia a dejar la primera línea pública es que Piñera activará a partir de julio un fuerte despliegue a nivel nacional junto a sus ex ministros, que coincidirá con la recta final de las negociaciones para las plantillas municipales, de cara a las elecciones de octubre.

El plan contempla la presencia del ex Presidente en el lanzamiento del libro La historia se escribe hacia adelante, del chileno-sueco Mauricio Rojas, que narra episodios de su Gobierno.

Así, Piñera visitará Valparaíso, La Serena, Rancagua, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia y Puerto Montt durante todo julio para estar junto a Rojas en la presentación del texto, despliegue al que se sumarán, intercaladamente, los ex ministros Andrés Chadwick, Carolina Schmidt, Cecilia Pérez y Rodrigo Pérez.

Las ciudades que visitará el ex Presidente tienen especial relevancia de cara a las municipales. En el caso de Valparaíso, por ejemplo, la oposición pretende reforzar la campaña del alcalde UDI Jorge Castro, tras la fuerte arremetida de Leopoldo Méndez, conocido como DJ Méndez, que ganó la primaria oficialista por la comuna y competirá en octubre contra Castro.

En Concepción, en cambio, Chile Vamos pretende recuperar la alcaldía que perdió el 2012 en manos del DC Álvaro Ortiz.

La Serena y Puerto Montt, en tanto, están actualmente en manos de alcaldes de la Nueva Mayoría.

El lanzamiento principal del libro será el 11 de julio y será presentado por David Gallagher y Max Colodro.

Críticas al Gobierno. “No podemos cruzarnos de brazos y ver cómo la delincuencia, el narcotráfico o la corrupción avanzan. Tenemos que tener la voluntad, unidad y fuerza para combatirlos con todos los medios”, fue uno de los mensajes que transmitió ayer Piñera en su entrevista radial.

Siguiendo la línea que ha marcado desde que dejó el poder, el ex mandatario redobló sus críticas al rumbo del Gobierno, en específico a las reformas que impulsa la administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

“Chile va por mal camino”, dijo Piñera, y remarcó que, a su juicio, el Ejecutivo está conduciendo al país “por el camino equivocado”.

“Un país que casi no crece, que crea muy pocos empleos, en que la delincuencia aumenta, la calidad de la salud y de la educación están estancadas o retrocediendo, no es un país que va por buen camino”, afirmó el ex jefe de Estado.

En ese contexto fue que formuló un llamado a hacer una profunda corrección de las reformas. “Tienen fallas estructurales y hay que corregir”, sostuvo, y ejemplificó su postura en corregir la Reforma Tributaria, que a su juicio  fue un “golpe brutal al crecimiento”.

Asimismo, pidió aplicar correcciones a la reforma educacional, “que significó limitar la libertad de los padres”, y la reforma laboral, que según su visión asestó un “duro golpe a la capacidad de Chile de crear buenos empleos”.

Con todo, el ex mandatario también tuvo palabras para uno de los episodios que marcó la primera mitad del actual Gobierno, con la denominada retroexcavadora.

“Prefiero las maquinarias que construyen más que las que destruyen”, dijo el ex Presidente.

Desde el oficialismo hubo críticas a sus planteamientos. “Me sorprende que el ex Presidente Piñera tenga la osadía de señalarle al país o a la Nueva Mayoría qué tenemos que hacer. La gente tiene memoria, al menos memoria de corto plazo: su Gobierno fue desastroso desde muchas perspectivas”, dijo la diputada del Partido Comunista, Camila Vallejo.

En tanto, sobre el debate educacional que ha dominado parte de la agenda durante las últimas semanas, el ex mandatario afirmó que “definitivamente no aceptaría la toma de los colegios”, y agregó que “si los jóvenes quieren que se respeten sus derechos, también deben aprender a respetar los derechos de los demás”.