Actualidad & Política

Se instala el nuevo congreso español con líder del PSOE y el desafío de formar gobierno

Leonardo Ruiz 14/01/2016

El futuro de los nuevos parlamentarios es incierto, ya que todavía podrían ir a nuevas elecciones en caso de fracasar los pactos. Rajoy volvió a insistir en la fórmula de tres.

La política española sigue entrando en terrenos inexplorados tras el fin del bipartidismo, ya que para la elección del presidente de la cámara baja ayer en el debut de los nuevos parlamentarios, se hizo evidente una inusual unión entre los socialistas del PSOE de oposición, el partido independiente Ciudadanos y el Partido Popular, del actual presidente de gobierno Mariano Rajoy. En tanto, Podemos quedó marginado de los pactos, pronunciando aún más su posición de aislamiento.

El nuevo presidente de la cámara baja hispana, Patxi López, dijo en su primera intervención en la cámara que apostaba al “diálogo” y el “entendimiento” entre las fuerzas parlamentarias como los “grandes valores políticos” que deben presidir la nueva legislatura, y subrayó ante los nuevos diputados que España es “ante todo un proyecto común”.

En su discurso como presidente de las Cortes Generales, después de que todos los diputados juraron por la Constitución, dijo que desde el poder legislativo se debe “saber gestionar las discrepancias” y “buscar en todas las ocasiones que sea posible más lo que nos une que lo que nos separa”, lo que, subrayó, es “la esencia misma de la democracia”.

Consultado por las implicancias del supuesto pacto secreto para elegir al vocero López, en el que el Partido Popular se abstuvo de su voto dejando así que el PSOE ganara en votos a Podemos, el analista español Daniel Lacalle dijo a PULSO que “es preliminar pensar que va a haber un acuerdo a nivel gobierno de la nación, pero sí desde luego muestra que la posición del PSOE, que parecía inamovible a la hora de entrar en un pacto con el PP, ahora demuestra que no es tan inquebrantable.

Además, mencionó el experto, hay un elemento importante que ha tomado fuerza en los últimos días que es la investigación de la unidad de delitos fiscales de España contra Podemos por un supuesto financiamiento ilegal de parte de Irán, lo que podría hacer que el PSOE no quiera atarse en un pacto de gobierno con Podemos, considerando que podría explotar algo en un par de meses.

“Prefieren algo como lo que pasó hoy en el congreso, en el que todo el mundo niega que hubo un pacto, pero claramente lo hubo”, acotó.

Futuro incierto

Rajoy insistió en defender la tesis de una gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos para tener una legislatura de cuatro años, hacer las reformas que España necesita y consolidar la recuperación.

“Estamos en una legislatura que es diferente a todas las que ha habido hasta ahora desde 1977 (…) ha habido un mensaje muy nítido por parte de los españoles, que nos han dicho que tenemos que entendernos y compartir para afrontar los graves retos que tiene España”, dijo en una comparecencia en el Congreso.

Rajoy insistió en que un acuerdo a tres ofrecería seguridad a los mercados, y advirtió de que un eventual pacto entre PSOE y Podemos generaría incertidumbre y abocaría a una legislatura de corta duración.

En los próximos días y semanas se desarrollarán las negociaciones entre las fuerzas políticas y los encuentros del Rey Felipe VI con los partidos con representación parlamentaria, sin que haya previsto un plazo legal para la celebración del primer pleno de investidura.

El vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, adelantó en los pasillos del Congreso que Rajoy quiere acortar los plazos al máximo y poder someterse a una sesión de investidura a fin de mes.

La ronda de encuentros del Rey con políticos parte hoy con audiencias con los presidentes del Congreso y Senado, Patxi López y Pío García Escudero (PP), que también fue reelegido.

Archivos relacionados