Internacional

Productividad: diputados apoyan estrategia de Valdés de privilegiar temas de rápido despacho

Miriam Leiva P. 12/05/2016

No obstante, solicitaron que el Gobierno avance en la reforma al sistema notarial y de conservador de bienes raíces, y en la apertura del cabotaje, en forma paralela.

Valparaíso-La polémica que se levantó ante la posibilidad de modificar los sistemas notariales y de cabotaje dio frutos para sus detractores, en el sentido que el Gobierno decidió postergar medidas en ambas áreas y no incorporar estos temas en el proyecto de ley misceláneo de productividad que ingresó el martes al Congreso. 

Pese a considerarse ambas materias como relevantes, la estrategia del Ejecutivo fue apoyada por parlamentarios de distintos sectores.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, admitió este hecho ante la Comisión de Hacienda cuando presentó los lineamientos principales de la agenda de productividad y fue consultado sobre la forma en que fue diseñado el proyecto. Indicó que los parámetros considerados fueron un menor costo financiero, que tuvieran alto impacto y viabilidad política. 

Y por esa última razón, reconoció que no se incluyó la mayor competencia en cabotaje, como propusieron otras agendas de productividad como la de la Comisión Nacional de Productividad (CNP) y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).  “Es un tema interesante, pero causó inmediatas reacciones, y no me gustaría que este proyecto, al ponerle ese elemento, se tranque y no salga”, dijo. 

Similar situación sucedería con el cambio al sistema de notarios en términos de nombramiento y tarifas, que lleva dos años “en etapa de redacción” en el Gobierno.

“Es evidente que la reactivación y aumentar la productividad son tareas urgentes, y por ello es sensato dar las señales legislativas de promover un proyecto de trámite más simple que otros que requieren más discusión por la cantidad de intereses involucrados”, señaló el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, Manuel Monsalve (PS).

Recalcó que es evidente que temas como ampliar la competencia en el cabotaje y reformar el sistema de notarios no cumplían los tres requisitos impuestos por Hacienda. “Además, hay que considerar que ambos temas tendrían un impacto menor en la inversión”, precisó. 

Si bien el diputado Felipe De Mussy (UDI) manifestó que para subir la productividad es mejor solucionar bien el nudo de la Reforma Laboral, respaldó la decisión del ministro: “Es mejor sacar proyectos de forma fácil, porque como país requerimos ciertas señales de acuerdo y para ello debemos poner todo de nuestra parte”.

No obstante, recalcó que el Ejecutivo debe abordar los otros dos puntos en paralelo. “Debería haber un compromiso de que esos otros temas también van a convertirse en proyectos; me gustaría que hubiese una reforma importante a los notarios”, sostuvo.

También el diputado Pablo Lorenzini (DC) apoyó la determinación: “Le encuentro un poco de razón al ministro, porque al final con tanta diferencia los proyectos terminan en Comisión Mixta y se transforman en un asunto político. Es mejor ir limpiando las materias y aprovechando el tiempo”.

Coincide experto. Por el lado técnico, el  gerente de estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, subrayó que “en mi opinión, ambos temas pueden ser tratados en su propio mérito, como parte de la agenda pro productividad. No es necesario que todas las medidas vayan amarradas dentro de un mismo proyecto legislativo, aunque sí dentro de una misma agenda”.

El experto de la CCS que realiza un estudio de productividad, recordó que en Chile se utiliza el principio de reciprocidad, y que los socios del país mantienen cerrado el mercado de cabotaje, y por ende sería difícil anticipar cuál sería el impacto de una apertura unilateral en este ámbito.