Internacional

Presidenta dice que actual Constitución "tiene partes estupendas"

Renata Fernández 24/05/2016

Desde la oposición emplazaron a la mandataria para que explique qué aspectos de la actual Carta Fundamental rescata.

De las reformas emblemáticas prometidas en el programa de Gobierno, el proceso constituyente es una de las que sigue en pleno desarrollo. Según explican desde el Ejecutivo, a medida que vaya avanzando esta reforma, más consolidada estará la llamada obra gruesa. Sin embargo, tal como dio a entender la mandataria en su cuenta pública, sacar adelante esta reforma no ha sido una tarea fácil debido a la resistencia que ha puesto la oposición y por su decisión de marginarse institucionalmente del proceso.

Es en este contexto que ayer la Presidenta abordó el proceso constituyente con una perspectiva inédita: rescatando aspectos positivos de la Carta Magna actual y planteando que la próxima Constitución no solucionará todos los problemas del país. Según explican desde Palacio, se trata de un giro que pretende dar tranquilidad a los opositores a la reforma ya que, implícitamente, se descarta que la próxima Constitución parta de cero y que se escriba en una “hoja en blanco”.

“No creo que la nueva Constitución vaya a cambiar todo, porque hay cosas de la Constitución actual que son estupendas”, dijo la mandataria ayer en la entrevista con Duna.

Además, la jefa de Estado sostuvo que “no quiero incidir en este momento en la discusión” y dijo que sólo opinará sobre los contenidos que a su juicio debiera tener la próxima Constitución cuando asista como una ciudadana más a un encuentro local autoconvocado.  

Desde la oposición, si bien notaron el giro evidente en las declaraciones de la mandataria, pidieron más precisiones al respecto.

El presidente de la UDI, Hernán Larraín, señalo que “yo le pido a la Presidenta que baje sus cartas. Si dice que hay algunas partes buenas, que diga cuáles son. ¿Qué es lo que encuentra bueno de la Constitución?, porque la vaguedad a nadie ayuda”.

Por su parte, el timonel de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, manifestó que “en el debate constitucional nadie va a dejar de hacer sus planteamientos, pero hay que hacer las cosas bien. Yo creo que el Gobierno no las estaba haciendo bien. Ojalá que este cambio de tono de la Presidenta marque también un cambio de cómo el Gobierno lleva adelante el proceso constituyente”.

Además, ayer el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, se reunió con las Iglesias Evangélicas para abordar los detalles del proceso constituyente.

La etapa de encuentros locales de ha apoderado del debate político durante el último mes.