2299065_500.jpg

Internacional

Perú: las propuestas económicas de ambos candidatos a 4 días de la elección

Paula Namur 01/06/2016

Este domingo se definirá en segunda vuelta quién será el Presidente de Perú por los próximos cinco años. En entrevista con PULSO, los principales asesores económicos de los dos candidatos exponen las principales ideas.

Fantan sólo cuatro días para la elección presidencial de Perú este domingo  y las encuestas dan la ventaja a la candidata de Keiko Fujimori, Fuerza Popular, frente a Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos Por el Kambio. En materia económica, los inversionistas dieron un respiro de alivio luego de la primera vuelta el 10 de abril, al enterarse de que el balotaje enfrentaría a los dos candidatos más cercanos al mercado. 

Aunque ambos equipos económicos buscan reimpulsar la inversión, elevar el crecimiento y aumentar la formalidad entre las empresas, los principales asesores económicos de cada candidato explican en entrevistas con PULSO las principales diferencias.

Por el lado de Keiko Fujimori, Elmer Cuba sostiene que para acelerar el crecimiento realizarán un impulso fiscal y asegura que esperan que haya más inversión privada, dado que muchas empresas ya están desempolvando proyectos.

En tanto, por el lado de PPK,  Alfredo Thorne explica que esperan reimpulsar la inversión privada a través de incentivos tributarios.

El principal asesor económico de Keiko Fujimori, Elmer Cuba, llegó hace poco a su campaña (a comienzos de mayo). De hecho, hace un tiempo confesó que estuvo a punto de asistir a una de las marchas organizadas contra la candidata en Lima. Elmer Cuba, quien -según aseguran- sería el ministro de Economía durante un eventual gobierno de Keiko, es socio director de Macroconsult (aunque ahora tiene en pausa esa labor para dedicarse plenamente a la campaña). El economista tiene cierta cercanía con Chile, dado que cursó un magíster de Economía en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Con amplia trayectoria en consultoría económica, ha participado en el Consejo Consultivo de la presidencia del Poder Judicial de Perú y ha sido consultor del Banco Mundial, el BID y la OIT, además de organismos públicos a nivel local.

Por su parte, Alfredo Thorne fue Director General de Banca de Inversión en Banorte-Ixe, el tercer banco más grande en México en términos de activos y también fue Director Ejecutivo en JP Morgan Chase y encargado del área de análisis para América Latina durante 15 años. Antes había sido economista senior del Banco Mundial por ocho años. Obtuvo su DPhil en economía de la Universidad de Oxford, un MPhil en economía de la Universidad de Cambridge. Hasta ahora es director principal de Thorne & Associates.

Alfredo Thorne: “Lo negativo de Humala fue la campaña contra la empresa. El resultado es la caída de la inversión privada”

CON una carrera en la banca de inversión y en organismos multilaterales, Alfredo Thorne, el principal jefe económico de la campaña de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), asegura que los mayores desafíos hoy en Perú son atraer la inversión privada y dar un énfasis a la formalización. Además, asegura que el gobierno de Humala ha tenido claroscuros: por una parte, la disciplina fiscal y por otra, una carga negativa a las empresas.

¿Cuál es la importancia de la inversión chilena para la economía peruana?

– Chile y Perú están muy integrados y queremos que esa integración continúe. En el pasado hemos tenido diferencias, pero lo más importante es que las diferencias las solucionemos con altura de miras y que integremos nuestras economías.  Estamos muy contentos con la Alianza del Pacífico y el MILA. Hay mucho margen para una mayor integración financiera de la que ahora tenemos. Necesitamos una reforma al mercado de capitales que permita que la economía chilena y la peruana se integren más y que haya una movilidad totalmente libre de capitales entre ambos países. La idea es fortalecer todo tipo de vínculos comerciales, financieros y políticos.

¿Cómo lograrán reactivar la inversión?

– La propuesta -que tiene que pasar por el Congreso- es que las empresas puedan deducir el 100% de inversión o reinversión de su carga tributaria, para empresas que facturen 2.300 UIT (Unidad Impositiva Tributaria) o más. La idea de esto es estimular a las empresas a que inviertan en Perú y sobre todo a las empresas extranjeras, para que en vez de repatriar sus utilidades, las reinviertan en el país.

¿Cómo buscan acelerar el crecimiento en el corto y mediano plazo?

– En el corto plazo, la otra medida para las pequeñas y medianas empresas, es que se les permitirá dos opciones: pagar 10% de impuesto a las utilidades o pagar el 2,5% de sus ventas brutas, lo que les sea más fácil. Estas empresas tendrán que firmar un acuerdo de formalización con la autoridad tributaria y se les permitiría un borrón y cuenta nueva sobre las deudas tributarias pasadas. Lo tercero es el IGV (IVA), bajarlo gradualmente un punto porcentual por año desde 18% hasta 15%. La idea es ayudar a la formalización. La cuarta, no es un cambio, sino que nosotros honraríamos la reducción de impuestos que se aprobó hace dos años, que termina a una tasa de impuestos a las utilidades y a las personas en 26%, y habría una baja más en 2017.

Se les critica por reducir la recaudación manteniendo el gasto. ¿Qué opina?

– No es cierto. Lo que decimos es que, para realmente establecer un Estado moderno se debe aumentar la base de contribuyentes. Por eso nos hemos fijado en todas las empresas que facturan 2.300 UIT o más. Eso es un cambio radical: pasaríamos de 54 empresas a 11 mil empresas, que son la base. Lo segundo es elevar la formalización: dada la evasión tributaria (de 50% al impuesto al ingreso, y de 30% en el IGV), la propuesta es reducir esa evasión, bajando impuestos para aumentar la formalización y con eso elevar el número de empresas que pasen a contribuir. El tercer punto es el crecimiento económico. Si llegamos a nuestra meta de 5% de crecimiento, eso permitiría aumentar la recaudación.

¿Están siguiendo algún modelo internacional?

– Hay varios modelos. Uno es el que tenían ustedes antes de la reforma tributaria. El otro son los mexicanos, de flat tax, parecido a los impuestos a las grandes empresas que acabo de mencionar. Irlanda también usó un flat tax. Hay varias experiencias en varios sitios. En análisis de países, hemos correlacionado el IGV (IVA) contra informalidad y nos sale que a mayor IVA, mayor informalidad. Junto con estos cambios, tenemos que redefinir el sistema tributario bajo tres parámetros: simplicidad (que sea fácil pagar impuestos), neutralidad, (que el sistema tributario afecte lo menos posible las decisiones de consumo e inversión) y lo tercero es que los impuestos sean recaudatorios (concentrarnos en los impuestos que recaudan más).

¿Cómo evalúa el estado de la economía tras el gobierno de Humala?

– Tiene sus claroscuros. En la parte fiscal, resultó ser bastante más rígida de lo que nadie pensó: han mantenido la disciplina fiscal. Han mostrado un compromiso a mantener la estabilidad macroeconómica. Lo negativo fue la campaña muy negativa contra la empresa en general y el resultado es la caída de la inversión privada. La caída de alguna manera subestima la caída real, porque incluye los proyectos cofinanciados por el Estado. Si se quitan esos proyectos, la inversión privada está cayendo 20%.

¿Y eso se atribuye a una campaña contra la empresa?

– Es una especie de controles y exceso de normas legales que ha desestimulado la inversión. Esta inflación de normas legales ha hecho que el sector privado se vea cohibido y restringido.

Elmer Cuba: “Las leyes peruanas son claras y con ellas han venido los inversionistas de todo el mundo, no se requieren cambios”

El principal asesor económico de Keiko Fujimori, Elmer Cuba, es un experimentado economista con trayectoria en análisis y proyecciones macroeconómicas. Tiene su cargo como socio director de Macroconsult en suspenso durante la campaña. Elmer Cuba sostiene que las prioridades serán acelerar el crecimiento y en el mediano plazo, elevar la productividad, junto con aumentar la formalidad de las empresas. Además, dice que la reforma que permite a los jubilados peruanos retirar el 95,5% de sus fondos al jubilar será reevaluada, dado que, a su juicio, no funcionaría.

¿Cómo evalúa el estado de la economía tras el gobierno de Ollanta Humala?

-La economía peruana está rebotando en 2016, luego de una brusca desaceleración de 2014-2015. Pero sólo en el agregado, por la entrada en operación de dos minas de clase mundial: Las Bambas y Cerro Verde (ampliación). Se espera un crecimiento de cerca de 4%, pero la industria y la construcción sigue en recesión.

¿Cuáles son los principales desafíos económicos internos?

– Los desafíos centrales son, en el corto plazo, acelerar el crecimiento y, en el mediano, aumentar  la productividad de casi el 99% de la empresas formales del país y de otras tantas informales.

¿Cómo acelerar el crecimiento?

– Vamos a hacer un impulso fiscal de entre 1 y 1,5 punto del PIB, para empezar a mover la demanda agregada. También esperamos que haya más inversión privada, dado que muchos están desempolvando proyectos. Todos los bancos, empresas de servicios y de transportes. Todas están dinamizando sus planes de inversión.

¿De qué manera las turbulencias y cambios en la región impactarán a Perú desde el punto de vista de la confianza de los inversionistas?

-Las expectativas de los gerentes (encuesta del banco central) han rebotado en abril (de 46 a 54, pasando a terreno optimista), al alejarse la amenaza de una propuesta populista de izquierda. En mayo debería seguir subiendo. La tasa de inversión privada como porcentaje del PBI sigue siendo de las más altas de la región, incluso con la desaceleración regional.

¿Cómo lograrán reactivar la inversión en minería?

-La inversión minera está de capa caída en todo el mundo, Perú no es la excepción.

¿Qué medidas específicas tienen para el sector minero?

-No requiere medidas, las leyes peruanas son totalmente claras y con ella han venido los inversionistas de todo el mundo, no se requiere ninguna medida adicional. Las empresas son privadas, de manera que el fisco no tiene nada que hacer ahí. 

Recientemente ud. declaró que la medida de permitir un retiro anticipado de 95,5% de los fondos de las AFP aprobada en Perú iba a fracasar. ¿Por qué? ¿Piensa derogar o cambiarla?

-No pensamos cambiar esa Ley de la República. Pero, si luego de algunos años, la realidad nos muestra que no está funcionando, mejoraremos la legislación. Siempre pensando en el pensionista.

¿Cuál es su opinión en términos generales de esa reforma? 

-Como es una ley aprobada por el Congreso, por supuesto que hay que respetarla y mantenerla, pero vamos a seguirla de cerca, con una línea de base y un grupo de control y la evaluaremos de acá a algunos años. Si este experimento peruano, que no tiene precedentes en el mundo, está funcionando, en buena hora, será el modelo peruano. Pero si es que fracasase, es decir, si los jubilados se quedan sin pensión, si se farrean el dinero y hay problemas, tendremos que reevaluar la ley. Pero la realidad nos dirá. Yo como economista pienso que eso va a ocurrir, puedo estar equivocado también. Por eso evaluaremos el impacto de manera muy científica. 

Ud. dice que como economista piensa que eso va a ocurrir. ¿Se refiere a que no funcionará?

-Pienso que no va a funcionar, pero es lo que pienso yo. Veamos qué dice la realidad. Pero de ninguna manera vamos a cambiar la ley entrando, sería una locura. La ley se va a quedar como está. Vamos a seguir evaluándola cómo va marchando en los próximos años. En caso de que los resultados sean perversos contra los jubilados, lo analizaremos.

Recientemente ud. mencionó que en un eventual gobierno de Keiko van a crear una comisión para una reforma previsional. ¿Qué alternativas se barajan?

– En Perú la informalidad laboral es el 70% de la fuerza laboral, es tremenda, y la PEA (población económicamente activa) peruana, somos 16 millones de trabajadores, y de ellos, sólo 4 millones son los que aportan a la AFP, es decir, 25%, que aportan a las AFP y a la ONP (sistema público). Entonces, ¿qué hacemos para darle cobertura a esos 4 millones? Perú no soportaría un subsidio estatal, porque no hay tanto dinero del fisco, entonces no sería una locura usar parte del IVA para pagar la jubilación. Es decir, no cobrarle al trabajador en la empresa, sino que cobrarle en el mercado, para que tenga pensiones mínimas en los sectores informales.

¿Qué modelo están tomando para esta propuesta?

-Es una idea de Santiago Levy, economista jefe del BID para México, pero todavía ningún país la ha implementado. 

En una entrevista ud. comentó la idea de incorporar un pilar solidario en el sist de pensiones. ¿La idea sería que fuera similar al sistema chileno? 

-Sí claro, pero eso solamente es una idea. Al parecer, los números fiscales no aguantarían, porque eso lo hacen ustedes para una minoría de chilenos, acá sería para la mayoría de los peruanos, de manera que no aguanta las cuentas fiscales. Por eso me gusta más la del IVA. Eso es lo que pienso yo como economista, lo que vamos a hacer es algo como la Comisión Bravo, una comisión presidencial que se aboque a la reforma de pensiones del Perú. 

¿Qué propuestas económicas incluirá respecto de la relación con Chile un eventual gobierno de Keiko Fujimori?

– En principio, la relación con Chile es como la que tenemos con  todos los países. Ahora bien, somos parte de la Alianza del Pacífico, que una proto área de libre comercio e integración económica. Vamos a ir por ese camino, junto con Colombia y México y los países de la región que compartan esa misma línea de política económica.