Internacional

Óscar Contardo a RD: "Usaron los métodos que suelen criticar para lograr cuotas de poder"

Tomás Martínez 26/05/2016

Renuncias de RD: "Querían llegar al Gobierno con ansia. Lo hacen parecer el retorno heroico de un viaje sacrificado".

-Apenas se enteró de la renuncia de dos militantes de Revolución Democrática al Mineduc, el periodista y escritor Óscar Contardo publicó una cadena de mensajes en su cuenta de Twitter, cuestionando la decisión.

Calificó el episodio como “repugnante”, y recibió decenas de comentarios y críticas como respuesta. Aquí profundiza su visión.

¿A qué atribuye la salida de Miguel Crispi y Gonzalo Muñoz de Mineduc y de Javiera Parada a su cargo como agregada cultural?

-Lo que ellos han dicho, sobre Crispi y Muñoz, es que fue un acuerdo que tomó el movimiento hace meses. Sobre Javiera Parada, no sé la razón. Supongo que porque se vienen elecciones y proceso constituyente. Además hay un barco que se hunde.

Usted calificó de “repugnante” la renuncia de RD al Mineduc. ¿Por qué?

-Por la forma y el momento. Renunciaron con una fanfarria insólita, con cartas públicas dando cuenta de una gesta burocrática que ellos mismos buscaron desde 2013. Querían llegar al Gobierno con ansia. Lo hacen parecer el retorno heroico de un viaje sacrificado, cuando desde 2013 un grupo de RD presionaba continuamente al movimiento por “ocupar los espacios” que les dejaría un eventual segundo Gobierno de Bachelet.

Usted vivió ese proceso.

-Fui testigo de eso. Durante ese año no hubo más debate que eso, ningunearon a muchísima gente dentro del movimiento que prefería tomar distancia del concertacionismo, los frenaron de una forma muy poco congruente con el discurso que tienen  Los espacios de poder que se ocuparían, por cierto, no eran otra cosa que los cargos que se les estaba ofreciendo en virtud de su cercanía como ex militantes de partidos y como parte de familias concertacionistas. Lo lograron, bien por ellos, pero no pretendan hacer de eso una gesta. Los resultados de su gestión hablan por sí solos. Por lo pronto, la gratuidad en educación superior es un esbozo mal hecho que depende de una glosa. ¿Y la educación pública? Pues ahí está, esperando.

¿Hubo aprovechamiento de parte de RD de posiciones de poder?

-Hubo un aprovechamiento de un grupo de personas del movimiento, con espesos vínculos familiares y políticos con la Nueva Mayoría que usaron los métodos habituales que ellos suelen criticar en público para lograr cuotas de poder. Es la lógica de los herederos, algo que yo juzgo nefasto en una sociedad estamentaria y clasista como la chilena. Mucho pariente, mucho hijo de alguien.

Tras sus dichos en Twitter recibió numerosas críticas, entre ellas el propio Giorgio Jackson defendió lo ocurrido, aludiendo a una decisión colectiva. ¿Faltó transparencia y sinceridad de parte de RD?

-Giorgio Jackson merece todo mi respeto y entiendo su posición. Pero él tiene muy claro lo que yo pienso sobre lo que sucedió en RD. 

¿Es factible la denominada “colaboración crítica” durante dos años de Gobierno?

-Esa frase era una excusa hipócrita para sacar provecho sin asumir responsabilidades. 

Usted fue parte de RD y renunció a través de una carta pública. ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión? 

-Participé casi un año hasta que en septiembre de 2013 me enteré de casualidad que el movimiento no había resuelto su apoyo al matrimonio igualitario. Planteé la moción en un consejo. Me dijeron que era algo que debían debatir y me criticaron por inoportuno. Resultó que todo lo que decían apoyar públicamente, en realidad no lo tenían estipulado en ningún documento. “Giorgio está a favor, pero es una decisión personal de él”, me dijeron. Plantearon que tenían que votar su apoyo al matrimonio igualitario, lo que me pareció una falta de respeto ¿Iban a someter a votación un derecho?  En esa reunión Miguel Crispi era el coordinador nacional y no abrió la boca. Así de valiente y consecuente. Escribí una carta de renuncia, que esta semana busqué y colgué en mi Facebook. Yo no iba a participar de un movimiento en donde se daba una imagen de progresismo públicamente y se actuaba de un modo pacato y retrógrado en la interna. No me educaron para asistir a reuniones de catecismo. Creo que se demoraron un mes en, finalmente, decidir el apoyo oficial al matrimonio igualitario luego de mi reclamo. Por eso usé la palabra “repugnante”, porque la hipocresía me repugna.