2237199_500.jpg

Internacional

Oposición venezolana reta al gobierno al reivindicar supermayoría en el Congreso

AFP 06/01/2016

Con la juramentación de los tres legisladores, la Mesa de la Unidad Democrática recobró la ultramayoría calificada de dos tercios que ganó en los históricos comicios del 6 de diciembre, poniendo fin a 17 años de hegemonía chavista.

La oposición venezolana reivindicó este miércoles la poderosa mayoría calificada en el Parlamento, que allanaría el camino para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, en un claro reto al gobierno venezolano debilitado por una severa crisis económica que azota al país.

En una sesión que abrió sesiones ordinarias del nuevo Parlamento, el jefe legislativo Henry Ramos Allup juramentó a tres opositores electos en el Estado de Amazonas, pese a una decisión de la justicia que había decidido suspender su proclamación de momento, al admitir una impugnación del oficialismo.

De inmediato, el número dos del chavismo y exjefe legislativo, el diputado Diosdado Cabello, anunció que los oficialistas demandarán por desacato a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por desatender la medida del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“La Asamblea Nacional viola flagrantemente la constitución de Venezuela (…) Nadie la va a cumplir (las leyes), nadie la va promulgar porque carece de legitimidad. Cualquier acto que se tome está viciado de nulidad”, declaró Cabello a la prensa.

Al grito de “nulo, nulo”, la bancada chavista rechazó la juramentación que hizo Ramos Allup. La impugnación, que afecta la elección en el estado de Amazonas (sur), alcanzó a un oficialista, ausente este miércoles en Congreso, constató un periodista de la AFP.

Con la juramentación de los tres legisladores, la MUD recobró la ultramayoría calificada de dos tercios (112 de las 167 curules) que ganó en los históricos comicios del 6 de diciembre, poniendo fin a 17 años de hegemonía chavista.

El martes, en la convulsa sesión de instalación del Congreso, Ramos Allup recordó el plazo de “seis meses” que se fijó la MUD para ofrecer “un sistema para cambiar el gobierno por vía constitucional”.

Las opciones son un referendo revocatorio cuando Maduro cumpla en abril la mitad de su mandato, una reforma constitucional o una Asamblea Constituyente.

Maduro, elegido en abril 2013 por seis años, tomó nota del desafío: “Será el pueblo quien decida con la Constitución en la mano”, advirtió.