2198005_500.jpg

Internacional

Observadores van a Contraloría para aclarar rol de municipios en el proceso constituyente

Renata Fernández 30/05/2016

El grupo consultará si es legal que alcaldías y reparticiones públicas presten sus sedes e indumentaria para el desarrollo de cabildos. Esto, luego de que se constatara que diferentes municipalidades se han involucrado directamente en el proceso.

Fue en la sesión ordinaria del Consejo de Observadores Ciudadanos realizada el lunes pasado, cuando el consejero Francisco Fernández pidió la palabra para hacer una breve intervención. La pregunta del abogado era clara: ¿pueden los encuentros locales realizarse en municipios y en reparticiones públicas?

La consulta del consejero destapó un debate que hasta entonces no había tenido espacio en las conversaciones del grupo. Así, rápidamente hubo consejeros que contaron que habían recibido consultas de funcionarios públicos sobre si podían convocar encuentros en sus lugares de trabajo. Otros relataron cómo al ir a observar encuentros locales se habían dado cuenta que se realizaban en lugares que eran de propiedad municipal, como en gimnasios y auditorios.

A medida que avanzaba el debate comenzaron a aparecer más preguntas que no pudieron ser respondidas por los observadores. 

Mientras hubo consejeros que plantearon que mientras el municipio no incurriera en gastos no había problema alguno, otros dijeron tener dudas ya que, por tratarse de un organismo autónomo, no sabían si correspondía que se involucraran en algo como el proceso constituyente.

Además, tampoco se sabe si un funcionario municipal podría asistir a un cabildo en horario laboral, no hay claridad sobre qué pasa si un alcalde quiere convocar a un encuentro, pero no autoriza prestar la sede para que otra persona lo haga, o qué sucede si un municipio autoriza facilitar inmuebles, pero en otra comuna se prohíbe.

Entonces, el consejero Héctor Mery tomó la palabra para explicar que la Ley de Municipalidades plantea que las alcaldías son organismos autónomos, cuya misión es facilitar el bienestar de la comunidad. Luego agregó que a su juicio los municipios son vehículos de participación por excelencia, por lo que limitar la capacidad de fomentar la participación ciudadana sería poco útil.

Pero en la sesión se recordó que la Contraloría tiene dictámenes que plantean que los bienes fiscales no pueden ser usados en actividades políticas o proselitistas. Sin embargo, tampoco hay certeza sobre cómo estos dictámenes pueden aplicarse al proceso constituyente, porque si bien hubo consejeros que plantearon que se trataba de un proceso de carácter “cívico”, otros defendieron la idea de que es un proceso que también tiene fuertes tintes políticos.

Es así que el Consejo de Observadores acordó que consultará directamente a la Contraloría sobre la legalidad y los alcances de la participación de los municipios en el proceso constituyente. En específico, consultarán si está permitido que municipios presten sus instalaciones para actividades vinculadas a temas políticos. Además, la consulta se hará extensiva al uso de espacios públicos en general, como ministerios, intendencias y otras reparticiones.

La preocupación del Consejo de Observadores radica además en que, a menos de cinco meses de las elecciones municipales, los alcaldes no han sido indiferentes al proceso. 

A la fecha, ya hay municipalidades que se han hecho parte del proceso constituyente facilitando sedes, dando charlas informativas sobre la reforma y haciendo capacitaciones para que la gente pueda participar. Por ejemplo, la Municipalidad de Santiago prestó el Instituto Nacional para quienes quieran organizar encuentros locales ahí.

De hecho, en el archivo en que están registrados los encuentros locales, están inscritas como sedes los municipios de Concepción, Peñalolén, Nogales y Cartagena.

Será el presidente de los observadores, Patricio Zapata, quien hará la consulta en el órgano contralor para luego transmitir la respuesta en una próxima sesión del Consejo de Observadores.