2299730_500.jpg

Internacional

Moisés Valenzuela: "Acordamos una sociedad en Argentina y abriremos Imaginacción Perú"

Tomás Martínez 03/06/2016

El directorio de la consultora aprobó un presupuesto para instalar una oficina en Lima, a partir del 1 de agosto. En Argentina se llegó a un acuerdo con Abeceb, y trabajarán con clientes del área de generación eléctrica y servicios médicos.

En la etapa final de establecimientos legales y exploración de clientes se encuentra Imaginacción para lanzar su plan de expansión internacional. La primera medida concreta para la apuesta fue la aprobación de un presupuesto por parte del directorio para instalar una oficina en Perú, a partir del 1 de agosto, y de la mano firmar un acuerdo con Abeceb, consultora argentina liderada por Dante Sica y Mariana Camino, para trabajar con clientes en el país vecino.

“Empezamos con exploraciones en dos países vecinos importantes como Argentina y Perú, y finalmente terminamos en la convicción de que era algo que teníamos que hacer”, explica el gerente de Imaginacción Asuntos Públicos, Moisés Valenzuela, quien junto al presidente del directorio, Enrique Correa, ha liderado el proyecto.

“Acordamos una sociedad en Argentina y abriremos Imaginacción Perú”, relata Valenzuela, y agrega: “Hemos iniciado el día viernes de la semana pasada con Abeceb  un acuerdo de cooperación y trabajo conjunto para atender tanto ellos clientes chilenos que tengan intereses en Argentina, y nosotros clientes argentinos que tengan intereses en Chile”.

¿Por qué se eligió Argentina? ¿Incidió en la decisión el cambio de Gobierno en ese país?

-Cien por ciento, o sea, siempre pensamos que la posibilidad de hacer este tipo de trabajos consistía en que Argentina estuviera plenamente integrado al mercado internacional, y que se sometiera a todas las normas que se someten todos los países y, entre otras, que existiera liberalización del tipo de cambio y normas transparentes de inversión extranjera. Obviamente la inauguración de un nuevo período y de un Gobierno que está dispuesto a aceptar las reglas del mercado internacional posibilita esto. Ya hemos estado en exploraciones con esta empresa argentina y no habíamos dado el paso hasta ahora, pero ya lo concretamos y, de hecho, esto ya se tradujo en que hemos establecido acuerdos de representación ya con cuatro empresas de distintos sectores económicos.

¿En el caso de Argentina el acuerdo implicará que personal de Imaginacción se traslade?

-Hasta el minuto lo que hemos hecho es que ellos se han trasladado a Chile en un par de ocasiones y nosotros con Enrique (Correa) también hemos ido en un par de ocasiones a Argentina. Ya fijamos previamente nuestro proceso de integración y en los próximos días vamos a hacer un tipo de ceremonia en Chile de la firma del acuerdo. Lo primero que haremos con estos clientes son reuniones con los inversionistas en Chile en las próximas semanas y consultores nuestros van a tomar esas cuentas, y lo propio se hará con inversionistas chilenos que quieran hacer negocios en Argentina.

¿Qué tipo de clientes tendrán en Argentina?

-Siempre hemos reafirmado que nuestro interés son las empresas y el mundo de los negocios. No puedo revelar el nombre de las empresas, pero hemos hecho un acuerdo en el área de servicios médicos con una empresa argentina y en el área de la generación eléctrica, hidroeléctrica y energías renovables no convencionales. Argentina, en todo caso, no es nuestro más relevante, porque ese es Perú.

¿Por qué apostaron también por Perú?

-Perú es un país que venimos siguiendo hace bastante tiempo. Ha tenido un crecimiento sostenido por sobre el promedio de América Latina, ha establecido reglas claras para efectos de la inversión extranjera y su integración económica al mundo, sus desarrollos en diferentes áreas son relevantes porque, por ejemplo, el precio de la energía en Perú es bastante menor que en otros países como Chile. Además están en un proceso político interesante de cambio y tomamos la decisión de que sería interesante instalarnos en Perú. Ahí el modelo de negocios será distinto al de Argentina, porque en Perú no vamos a establecer una sociedad con un actor local, sino que vamos a abrir Imaginacción Perú. Hemos terminando el proceso de exploración y hace una semana el directorio de nuestro holding tomó la decisión definitiva de aprobar los presupuestos de inversión y el calendario propuesto por la gerencia que consiste en tener operativa la oficina de Imaginacción Perú con consultores e inicio de trabajo a partir del 1 de agosto. Así, en junio y julio concluiremos el proceso de instalación, que hemos llevado Enrique Correa y yo.

¿Quién va a liderar el proyecto en Perú?

-Vamos a contratar personal peruano, nombraremos un gerente y vamos a establecer alianzas estratégicas con estudios jurídicos y empresas que se dediquen a consultorías en Perú de acuerdo a los diferentes intereses o áreas que vayamos a atender. Perú es un país que está creciendo sobre la media de Latinoamérica y, por lo tanto, es un país en que los procesos de inversión son bastante interesantes. Entendemos también que desde la ubicación geográfica de Perú se pueden atender también asuntos de importancia de otros países latinoamericanos y también queremos explorar eso.

¿Cómo metodología, tanto en Perú como Argentina se irá combinando el trabajo con empresas locales y otras chilenas que quieran invertir allá?

-Lo vamos a hacer, pero nos vamos a centrar en una primera etapa en el caso peruano en asesorar a empresas de ese país que tengan intereses de internacionalización o empresas internacionales que tengan intereses en Perú.

¿Este es sólo un primer paso de expansión para luego apuntar a otros países de la región?

-El presidente de la compañía y el directorio han tomado una decisión definitiva: se ha llegado a una madurez suficiente para poder internacionalizar sus áreas de negocios. Es el paso para consolidar nuestra expansión internacional y atender asuntos de toda la región.

 El mundo de los negocios ya no es el de hace 20 años. Hoy día es muy difícil que una compañía grande piense en un solo mercado, por lo tanto, el caso de Latam es un ejemplo que debemos tener todos en la cabeza. Por complejo y difícil que sea hoy día el mundo de los negocios, es completamente integrado.

¿Se seguirá el modelo de otras consultoras que han expandido su presencia en la región, como Tironi y Asociados y otras?

-No, la verdad es que no tenemos eso en mente. Lo que queremos  es instalar nuestra propia empresa en Perú y de ahí poder mirar la región, no tenemos un modelo, lo que sí tenemos claro es que los negocios hoy día son integrados y que la región requiere de empresas fuertes que sean capaces de mirar los asuntos públicos no sólo en un contexto de país, sino de región.