Internacional

Miembros de RD renuncian al Mineduc y se alejan de la NM en medio de críticas a la reforma

Úrsula Schüler 24/05/2016

Tras los constantes cuestionamientos por participar del Gobierno y no ser de la NM, Gonzalo Muñoz y Miguel Crispi concretaron ayer su dimisión. Pese a esto, su renuncia no se extenderá a los otros militantes RD vinculados al Ejecutivo.

Tras meses de cuestionamientos por su participación en el Gobierno, los militantes de Revolución Democrática, Gonzalo Muñoz (ex jefe de Educación General) y Miguel Crispi (asesor del gabinete ministerial) renunciaron ayer al Ministerio de Educación, donde ejercían labores desde 2014.

“Mi renuncia tiene relación con que, dada la condición y responsabilidad política de mi cargo como asesor en su gabinete, consideré pertinente no continuar en dicha función”, sostuvo Crispi a través de una carta dirigida a la ministra Adriana Delpiano, y que su colectividad difundió por redes sociales.

El sociólogo y ex presidente de la FEUC explicó que su dimisión se da “en un contexto en el que RD -partido del que soy fundador y militante- ha decidido colectivamente construir una alternativa política distinta de la Nueva Mayoría, competir en las próximas elecciones, y empujar en el futuro la construcción de un Frente Amplio”.

En tanto, Gonzalo Muñoz también expuso sus razones en una carta pública, en la que también destacó las reformas y programas impulsados en materia educativa. “Les deseo mucho éxito en este camino de cambios que continúa, que habrá que profundizar en los próximos años (por ejemplo, concretando la urgente reforma del sistema de financiamiento al sistema escolar) y que seguiremos impulsando desde donde nos toque estar”, adelantó el sociólogo.

Las renuncias de ambos se dan después de que el movimiento logró inscribirse como partido a mediados de este mes, y tras la serie de postergaciones del envío de la reforma a la educación superior al Congreso, el aplazamiento del 70% de la gratuidad anunciado el 21 de mayo y la “reorganización” de los equipos del Mineduc, que significó la remoción de Francisco Martínez de la jefatura de la División de Educación Superior la semana pasada.

La renuncia de los RD al Mineduc se suma a la de Javiera Parada al cargo de agregada cultural de Chile en Estados Unidos. La dimisión de la actriz se dio después de que publicó una serie de mensajes en su cuenta de Twitter en los que ironizó sobre los artículos que debería tener la nueva Constitución. 

Fuentes del movimiento contextualizan la renuncia de Muñoz y Crispi con lo “insostenible” que resulta para el movimiento la “dualidad” de disputarle a la Nueva Mayoría en las próximas municipales con el mantenerse en cargos de confianza política en el Mineduc. Con esto, ambos militantes quedarán a “diposición” de RD para futuras labores, entre las que no descartan candidaturas.

El coordinador nacional de RD, Sebastián Depolo, explicó a PULSO que la renuncia de Crispi y Muñoz no tiene relación con la de Parada, y que las dimisiones de los ex Mineduc “serían individuales”, por lo que no se extenderían necesariamente a otros militantes vinculados al Gobierno.

Reorganización Mineduc. Pese a las declaraciones, desde el oficialismo y otros referentes de izquierda ven con alerta la incorporación de nuevos personeros al Mineduc, en especial en el frente de educación superior y su reforma.

A fines del año pasado el militante PS, Rodrigo González, llegó a la cartera de la ministra Adriana Delpiano (PPD), a dirigir la reforma de la educación superior. González fue asesor del Ministerio de Hacienda, jefe de la División Jurídica de Educación durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet y, desde su incorporación al Mineduc, ha pasado a la primera línea de las conversaciones del ministerio con los parlamentarios oficialistas sobre la postergada reforma.

El arribo de González fue después de los inconvenientes protagonizados por la glosa presupuestaria de la gratuidad 2016, que fue impugnada por el Tribunal Constitucional, situación que puso en el centro de los cuestionamientos a Francisco Martínez y el equipo de asesores ministeriales. 

Tras esto, desde el oficialismo se comenzó a hablar de un desplazamiento del poder desde los círculos vinculados a independientes, RD y Educación 2020, hacia el de los sectores más tradicionales de los partidos de la Nueva Mayoría.

Ayer, en tanto, se informó del nombramiento de Juan Eduardo García Huidobro como jefe interino de  la División de Educación General  y como jefa de la División de Educación Superior a Alejandra Contreras.

Desde el Gobierno, también hubo un balance de la gestión de RD en el Mineduc. El ministro Nicolás Eyzaguirre, recalcó que los RD valoraron el avance de la reforma educacional, “pero ellos tienen una opción política legítima”, distinta a la NM. De todas formas, reconoció que “frente al macizo discurso de la Presidenta hay críticas que vienen desde la izquierda, donde las reformas son aguadas para algunos”.