Actualidad & Política

Maduro modificó junta directiva de PDVSA

Agencias 15/01/2016

Sacó al sobrino de la Primera Dama, tras los cuestionamientos y presiones ejercidas por la oposición venezolana.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, modificó la directiva de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y, entre los cambios, sustituyó a Carlos Malpica Flores, sobrino de su esposa, según información difundida ayer en la Gaceta Oficial.

Malpica Flores, vicepresidente y director interno de Finanzas de PDVSA desde diciembre de 2014, fue reemplazado por Ana María España, en una junta directiva que se amplió a 11 directores, de acuerdo con el decreto fechado el martes.

El Presidente hizo los cambios después de modificar su gabinete económico y a pocos días de solicitar ante el renovado parlamento un decreto de emergencia económica con el que buscará tomar medidas para hacer frente a una severa caída de los ingresos petroleros.

Malpica Flores también fue reemplazado esta semana como Tesorero de la Nación, cargo que desempeñó desde septiembre de 2013.

Opositores en Venezuela han cuestionado que familiares de la pareja presidencial ocupen cargos claves del Gobierno, luego de que el año pasado dos sobrinos de la Primera Dama fueron detenidos y llevados a Estados Unidos acusados de narcotráfico.

Cilia Flores, actual diputada, se refirió esta semana al caso de sus familiares y denunció que fueron secuestrados por la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA.

Autoridades estadounidenses han rastreado más de US$1.000 millones vinculados a una conspiración que implica a un magnate venezolano que supuestamente pagó sobornos para obtener contratos de PDVSA.

La firma no respondió inmediatamente a la solicitud de más información sobre las razones que llevaron al cambio de la directiva.

Otro cambio directivo fue la designación de Sergio Tovar como director interno de PDVSA, quien ejercerá funciones de planificación, dice el decreto.

No hay cambio de planes

Por otra parte, PDVSA mantendrá los planes de gasto que estableció  a principios de 2014, cuando el cuando el petróleo estaba cerca de los US$100 por barril, lejos de los US$30 que ronda en la actualidad. 

Así, la estatal piensa gastar US$277.900 millones en los próximos cuatro años hasta 2019 para aumentar la producción, que es de alrededor de 2,9 millones, a 6 millones de barriles por día, según su último informe anual, publicado en 2014. 

Esto contrasta con el declive de 15% que se espera en el gasto total de las petroleras en 2016. 

Archivos relacionados