2208970_500.jpg

Internacional

Lo que espera la Nueva Mayoría de Ricardo Lagos en 2016

Úrsula Schüler 18/01/2016

Hasta ahora, el ex mandatario del tercer Gobierno de la Concertación ha descartado una nueva candidatura presidencial. Sin embargo, distintos sectores insisten en promoverlo, e incluso algunos han dicho que lo ven "con ánimo" para enfrentar el desafío. De cara a un año marcado por las elecciones municipales y las reformas pendientes, ¿qué demandan el oficialismo y los liderazgos emergentes del llamado "hombre de orden y consensos"?

Las voces que promueven la candidatura del ex Presidente Ricardo Lagos como la mejor carta para la próxima carrera a La Moneda se han multiplicado en las últimas semanas.

Esto, pese a que en noviembre pasado aseguró al diario El País de España que “para un hombre de mi edad (77 años) el futuro está un poquito pasado” y días más tarde agregó: “No descarto nada, porque yo no soy candidato a nada”.

Sin embargo, en el inicio de este nuevo año, marcado por el impacto del descrédito de la política y sus instituciones, las reformas pendientes y las elecciones municipales de octubre, los promotores del tercer Presidente de la Concertación han insistido. 

“Ricardo Lagos es como el símbolo del orden”, aseguró el ex ministro Francisco Vidal (PPD) en entrevista con CNN Chile, mientras que el vicepresidente del PS, Camilo Escalona, confidenció en entrevista con la revista Qué Pasa que se imagina “que él se va a reservar la decisión hasta el final, pero lo veo con ánimo, aunque no sé cuándo él decidirá si ir o no ir a esta competencia, que no será fácil”.

En este contexto cabe preguntarse, ¿qué espera la Nueva Mayoría y los liderazgos emergentes del hombre del orden y los consensos? Varios reiteran que “no es tiempo” para este debate, sin embargo, ya delinean el sello y proyecto político que debería tener la próxima figura presidencial del bloque.

Lagos y las municipales

El presidente del PPD, Jaime Quintana, advierte que nunca ha “sentido que él haya descartado algo, pero tampoco se ha subido a nada” y que ha “asumido el rol que le corresponde como alguien que fue jefe de Estado ”.

De todas formas, el parlamentario agrega de inmediato que “en el marco de procesos electorales importantes, lo que uno espera de su liderazgo es acompañar a quienes van a esos procesos” y que se lo imagina “en terreno y apoyando las reformas”.

Por su parte, el presidente de la DC, Jorge Pizarro insiste en que “no es el tiempo de candidaturas presidenciales”, ya que como Nueva Mayoría tienen “otras urgencias este año”.

El senador sostiene que las presidenciales serán un tema para 2017 y que en 2016 “los que quieran ser candidatos aprovecharán de recorrer el país para las municipales apoyando a nuestros candidatos”.

En tanto, el jefe del comité de senadores del PS, Carlos Montes, apunta a que todos los liderazgos importantes del sector deberían ayudar “en una gran campaña de la Nueva Mayoría por reponer y ordenar las grandes reformas”.

Y en el escenario de la campaña por las alcaldías y concejalías insta a que figuras como Lagos “planteen cómo las reformas se traducen en desafíos locales en las municipales”.

Lagos y Bachelet

Sin embargo, algunas de las declaraciones que ha hecho el ex jefe de Estado relacionadas a las reformas de la Nueva Mayoría y la Presidenta Michelle Bachelet han generado controversias.

Fue en el programa de Don Francisco “¿Qué le pasa a Chile?”, en T13, donde Lagos le respondió sobre una consulta en la que comparó el Caso MOP-Gate, que involucró a su yerno, y el Caso Caval, que involucró al hijo de la Presidenta y que generó la formalización de su nuera.

“¿Cómo se debe actuar en estos casos?”, preguntó Mario Kreutzberger. “Muy fácil. Supe que había una dificultad a la 1:30 de la tarde, a las 1:45 mi yerno, Gonzalo Rivas, me dijo ‘ha pasado tal cosa, Presidente tiene mi renuncia’. A las 2:00 de la tarde el país estaba informado que él había renunciado”, respondió Lagos.

“¿Siente que la Presidenta no actuó acorde a como debiera?”, retrucó el conductor, a lo que el ex mandatario respondió que “no” y que Bachelet “actuó como debía actuar y le pidió la renuncia a su hijo”.

Lagos y las reformas

“Amo a Chile y haré todo para que Chile salga adelante”, sostuvo después a la revista Sábado. Era agosto de 2015 y la reforma al sistema escolar del Gobierno recibía fuertes críticas. 

En este ambiente, el abogado y economista apoyó el propósito de la iniciativa, pero instó a definir “qué gradualidad va a tener, cómo lo vas a implementar, cuál es tu horizonte en el tiempo (…) Y con la realidad, no con voluntarismo”.

Estas intervenciones también fueron leídas con suspicacia en algunos sectores del oficialismo, e incluso desde otros referentes emergentes. Sin embargo, el senador Montes defiende al ex mandatario y sostiene que él “no ha cuestionado las reformas” y que Lagos “está por llevarlas adelante”.

En tanto, la diputada PS, Maya Fernández, promueve “profundizarlas” en un próximo Gobierno. “A Chile hay que cambiarle la cara, todavía tenemos deudas en materia de pensiones y salud”, señala la parlamentaria, y apunta a “realizar una gran primaria, con un programa, con ideas” para definir al próximo candidato de la NM.

Sin embargo, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, declara tajante que para su “generación política” el ex jefe de Estado, “más allá de su lucha contra la dictadura, es representativo del Crédito con Aval del Estado y la Constitución de 2005”, medidas que calificó, respectivamente, como “una expansión del mercado en la educación y del endeudamiento familiar” y el “autobombo de la ‘política en la medida de lo posible’”.

Archivos relacionados