luigi italia

Internacional

Líderes antisistema tienen las mejores opciones para llegar al gobierno italiano

Francisco Ule 06/03/2018

Liga forma parte del bloque con mayor votación y Movimiento 5 Estrellas se consolidó como el partido con más apoyo, pero ninguno tiene el 40% que exige la ley para llegar al Ejecutivo.

Con 31 años y a la cabeza del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, pretende convertirse en el primer ministro más joven en la historia de Italia.

Su partido, de corte antisistémico y populista, se convirtió en el más votado con un 32,6% de las preferencias, equivalentes a más de 10,7 millones de electores.

Di Maio, considerado cercano al fundador del Movimiento 5 Estrellas, Beppe Grillo, dijo que “sentimos la responsabilidad de dar un gobierno a este país”.

Respecto a las proyecciones con sus vecinos, aseguró que “salir del euro no está bajo discusión, mucho menos dejar la Unión Europea”.

A nivel de bloques, el partido quedó en segunda posición tras ser superado por la centroderecha en su conjunto.

La coalición liderada por el polémico ex ministro, Silvio Berlusconi, se alzó con 37% de los votos, sumando el desempeño de Forza Italia, Hermanos de Italia, Nosotros con Italia y la Liga (ex Liga Norte). Este último concentró la mayor parte de las preferencias de la coalición con un 17,4%.

Por ello, su líder, Matteo Salvini, reclamó la legitimidad de su candidatura para convertirse en el Premier italiano.

“Es una victoria extraordinaria, que nos llena de orgullo, alegría y responsabilidad”, indicó el político de 44 años.

Salvini está convencido de que es un hombre de palabra y aseguró que la centroderecha ganó las elecciones y puede gobernar. “Seguiré siendo un populista, los que escuchan a la gente están cumpliendo con su deber”, dijo.

LAS GRANDES DECEPCIONES La elección italiana dejó un sabor amargo para dos partidos que estuvieron lejos de conseguir sus objetivos en las urnas.

El Partido Democrático movilizó a 6.102.830 de votantes, quedándose con el 18,7% de los sufragios.

El resultado provocó que Matteo Renzi, líder de la coalición de centroizquierda anunciara su renuncia como secretario general de la tienda.

El ex primer ministro, que además dimitió a ese cargo en 2016 tras perder el referéndum constitucional dijo que “hemos llevado a cabo una campaña demasiado técnica, todo esto añadido al viento extremista que no pudimos bloquear, hace que el resultado sea realmente decepcionante”.

El otro gran perdedor de la jornada fue Forza Italia, liderada por el ex primer ministro, Silvio Berlusconi, que obtuvo un poco más de 4,5 millones de votos, correspondientes al 14%, quedando desplazados por la Liga como la mayor fuerza política de la centroderecha.

NUEVO PRIMER MINISTRO De acuerdo a la nueva legislación electoral, la coalición que alcance el 40% de los votos podrá formar gobierno, actual impedimento para todos los bloques que participaron en la elección.

Jorge Galindo, analista de la Universidad de Ginebra, dijo a PULSO, que “el bloque de centroizquierda o el de centroderecha se va a tener que disgregar para buscar socios”.

Además, explicó que “no hay ningún acuerdo viable que no incluya a uno de los dos partidos anti-establishment (Movimiento 5 Estrellas y la Liga). Es imposible que todos los demás partidos sumen sin ninguno de estos. No es una cuestión política, es una cuestión aritmética”, aseguró.

Según Galindo, el Presidente italiano, Sergio Mattarella, tiene la misión de iniciar las conversaciones para designar al próximo ministro.