2296899_500.jpg

Internacional

Las tareas pendientes de Narendra Modi al cumplir dos años al mando de India

Leonardo Ruiz 26/05/2016

El primer ministro no tiene una mayoría en el Senado, por lo que no ha podido avanzar con su propuesta de un impuesto de bienes y servicios, pero las últimas elecciones podría ayudarlo.

Hoy se cumplen dos años desde que llegó al poder Narendra Modi, el primer ministro de India, que asumió en mayo de 2014 entre expectativas de cambiar las reglas del juego y de incluso transformar el llamado Tigre Asiático en una nueva China. 

Pero a dos años de la victoria de Modi, el lento avance de sus políticas amenaza con reducir el interés en una de las economías globales con mayores proyecciones de crecimiento, pudiendo quedar tercera a nivel global en 2030, tras EEUU y China.

“A India le irá bien, pero será diferente a China, ya que los países tienen fundamentos económicos muy distintos, principalmente por sus tasas de ahorro y sus sistemas políticos que también son muy diferentes, y agregaría, sus valores”, dijo a PULSO el jefe de investigaciones de Ashmore Group, en Londres, Jan Dehn. Sin embargo, el experto destacó que a Modi le ha ido bien en términos de crecimiento, al alcanzar una expansión de 7,3% el año pasado y de 7,4% proyectado para este año.

“Ha cumplido con su mayor promesa, que es que India vuelva a crecer y que sea próspera, principalmente con la reducción de la burocracia. Esto fue en realidad lo más fácil, porque India es muy rígida y burocrática. Estuvo muy bien de parte de Modi haber identificado la principal problemática y atacarla”, señaló.

Dehn también señaló un hecho que sido clave en la lentitud de los avances de Modi. Y es que el primer ministro no tiene una mayoría en el Senado, por lo que no ha podido avanzar con su propuesta de un impuesto de bienes y servicios (GST, su sigla en inglés). No obstante, en las últimas elecciones estatales de India, que se están llevando a cabo, Modi podría terminar con una mayoría en el Senado, lo que allanaría el camino para que la GST quede instalada durante su mandato. “Si lo logra será algo importante. Finalmente, creo que merece el reconocimiento por haber apoyado al presidente del banco central, Raghuram Rajan, especialmente con la oposición de Arun Jaitley, ministro de Finanzas de India. Al final del día, nada importa más que mantener la credibilidad macroeconómica”, aseveró Dehnq.

Durante el período de Modi, el índice Sensex de la bolsa de India ha subido 4,81%, mientras que la rupia se ha depreciado 13,11% en el mismo período, siendo la divisa de peor desempeño entre las cuatro mayores monedas emergentes este año. En tanto, los bonos soberanos de India han quedado atrás de sus pares de Brasil y Rusia durante el trimestre. El crecimiento del PIB del primer trimestre se conocerá el 31 de mayo.

Desafíos pendientes. Modi, que termina su mandato de cinco años en 2019, sigue siendo muy popular en su país, con 74% de aprobación según sondeos de esta semana. Así, los expertos destacan que aún está a tiempo de cumplir las expectativas que depositaron en él, pese a los miedos de que ya pueda estar pensandosu reelección y que el espacio para hacer reformas se acorta.

“La primera tarea de la administración Modi cuando llegó al poder era seguir destapando las cañerías”, dijo a Bloomberg Mark Evans, analista de renta fija de mercados emergentes de Investec Asset Management. “Aunque algunos están decepcionados de que no hayamos visto reformas transformadoras, tenemos una mirada más constructiva en cuanto a dónde se está haciendo el trabajo preliminar”, aseguró.

Además de reducir los costos de endeudamiento a mínimos de cinco años, el gobernador del banco central, Rajan, también ayudó a los esfuerzos de Modi de limpiar los bancos estatales e impulsar las reservas extrajeras de India a un récord. Esto ayudó a recortar las variaciones de la rupia en casi un tercio en los últimos dos años. Los bonos a 10 años todavía rinden en torno a 7,47%, lo mayor de Asia después de Indonesia, mientras se espera que Rajan recorte las tasas una vez más este año.

En tanto,  Rajeev De Mello, jefe de renta fija asiática en Schroder Investments, donde gestiona US$10.000 millones en Singapur, dijo a Bloomberg tener “una visión positiva de los bonos de India, basada en las principales reformas que impactaron a los tenedores de bonos lo que realmente es que el banco central institucionalizó un marco para alcanzar su meta de inflación. La estabilidad política es definitivamente positiva, pero el gobierno podría haber hecho mucho más a partir de los ahorros por los menores precios del petróleo”, señaló.

¿Las últimas victorias de Modi? Este mes se aprobó una ley de quiebra que debiera mejorar el ambiente de negocios y aliviar presiones al sector bancario, y se aprobó una esperada enmienda de impuestos con islas Mauricio, que elevaría los ingresos tributarios.