Voto Álvaro Elizalde en Talca

Internacional

La incógnita se despeja en el Maule: Rincón vence a Zaldívar y Elizalde conquista un cupo en el Senado

Luisa Navea 20/11/2017

Juan Antonio Coloma se mantiene en la Cámara Alta y el ex alcalde de Talca, Juan Castro, obtiene un escaño y arrastra al ex intendente Galilea. Los perdedores: Andrés Velasco y el PPD, Jorge Tarud.

Las proyecciones partidarias no fallaron en la Región de El Maule. Entre los principales partidos habían previsto que tres de los cinco cupos senatoriales serían ocupados por el conglomerado de Chile Vamos. Y así fue.

Con el 94,78% de las mesas escrutadas y 349.456 votos válidamente emitidos, el senador UDI Juan Antonio Coloma mantuvo su cupo por tercer periodo consecutivo (con un 15,97%) y el ex alcalde de Talca, Juan Castro, investigado por malversación de caudales públicos logró un escaño al conseguir el 14,38% de los sufragios, arrastrando al Senado al ex intendente Rodrigo Galilea (RN), quien alcanzó el 7,62% de las preferencias.

Sin embargo, la sorpresa provino del lado del oficialismo. El 8,29% de los votos alcanzados por el presidente del PS, Alvaro Elizalde, llevó a la derrota a una de las opciones del partido DC en la zona, quienes no pudieron posicionar a sus dos candidatos tras un ambicionado doblaje. La centro izquierda ha tenido por años una fuerte presencia en la región. Sin embargo, la decisión de ir en dos listas; La Fuerza de la Mayoría y Convergencia Democrática, los afectó en esta elección dando espacio a Chile Vamos para posicionar a sus candidatos.

Así, el senador Andrés Zaldívar, quien ha sido electo senador en cuatro periodos y en diferentes circunscripciones, perdió con un 8,10% de las preferencias frente a su correligionaria Ximena Rincón, quien obtuvo un 10,56% de la votación. Además, quedó fuera de carrera el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, de quien se pensaba que ocuparía uno de los 5 escaños dejando en jaque a la DC. En ese contexto, el ex candidato presidencial reconoció que el resultado (10,46% de los votos) no los deja contentos, pero cuenta que es el comienzo de algo que los deja muy orgulloso. “Sacamos una votación apreciable en algunas ciudades como Curicó donde estuvimos cerca del 22%, lo que revela una sed de cambio…Se vio ganas de innovar y una manera muy distinta de hacer campaña”, recalcó.

La derrota de Zaldívar, en tanto, era una variable que el histórico de la DC barajaba.

En el trayecto a saludar a su contendora por su victoria, el parlamentario contó que estaban conscientes del riesgo de sacar un senado y no dos senadores. “Tenía que ser uno u otro”, recalca y agrega que “en este caso Ximena Rincón obtuvo un mayor respaldo y apoyo. Es la que ha salido elegida y hay que respaldarla, desearle que tenga un buen papel”, precisa.

Personalmente, cuenta que asumió este desafío porque el partido “me lo pedía y me lo exigía, y yo creía que no podía negarme a hacerlo, con el riesgo que hoy día estamos conociendo de no ganar”.

Resignado, el senador dice que “la democracia es así y como buen demócrata acepto el veredicto de la gente”.

Consultado respecto a los factores que le jugaron en contra en esta elección, deslizó que si hubiesen llevado dos o tres candidatos, como las otras listas, podrían haber sumados los dos o tres mil votos que les faltaron para haber doblado.

Asimismo, reconoce que “como Democracia Cristiana nos afectó el hecho que hubo candidatos que nos minaron votación sobre todo en el mundo rural. Juan Castro nos sacó una votación rural que era muy cercana a nosotros, así como Alfredo Sfeir y el propio Andrés Velasco.

“Pero son cosas de análisis posterior, no se puede llorar sobre la leche derramada”, puntualiza y adelanta que seguirá trabajando como un militante más de la democracia cristiana.

Otra sorpresa la dio el Partido Socialista. En la víspera de las elecciones ya se hablaba de una proeza partidaria si Elizalde lograba conquistar un escaño en la Cámara Alta y lo logró. Se radicó hace seis meses en la región y conquistó algunos respaldos al diputado PPD, Jorge Tarud, que también corría por un puesto en el senado. Este último contó a Pulso que fue totalmente inesperada su derrota, por el inmenso apoyo que sentía. Cuenta que en su caso fallaron las encuestas que lo daban como vencedor y que un factor en contra fue el no contar con tantos recursos como los de sus adversarios.