Internacional

Junta Nacional DC: "Chascones", G80 y JDC se articulan para proyectar la NM

Úrsula Schüler 01/02/2016

Los sectores se preparan para la instancia partidaria, donde plantearán la proyección de la Nueva Mayoría. Pese a esto, tienen diferencias sobre el futuro del presidente del partido, Jorge Pizarro: unos piden que "dé un paso al costado", mientras que otros apuntan a que exprese "la postura del partido", alejándose de lo que sindican como el "tea party" DC.

En las últimas semanas, en medio de la legislación de los siete proyectos prioritarios del oficialismo en el Congreso, los diputados DC Yasna Provoste, Aldo Cornejo, Ricardo Rincón y Gabriel Silber se reunieron en distintas ocasiones para conversar sobre el futuro de la Democracia Cristiana y las reformas de la Nueva Mayoría.

“Es un equipo muy amplio, muy transversal, en donde nuestro único propósito es el partido”, explicó Provoste al ser consultada sobre su coordinación. La parlamentaria recordó que “apoyamos la idea de una mesa de unidad en la DC, que se constituyó encabezada por Jorge Pizarro, pero también nos interesa la discusión del partido y el país que queremos”.

El diputado Rincón reconoció que ha “conversado con camaradas en torno a tener una postura clara sobre el programa de Gobierno en la Junta Nacional” del partido, proyectada para inicios de abril, mientras que el diputado Silber apuntó a “defender las reformas y ser leales al programa de la Nueva Mayoría”.

Pero los diputados , algunos vinculados con la llamada “G80” de la DC, también han sostenido reuniones con representantes de la Juventud DC. Además, han retomado el contacto con los denominados “chascones” de la colectividad.

Es que en marzo y abril la falange enfrentará dos hitos internos clave: sus primarias para las elecciones municipales y su Junta Nacional.

Estos procesos estarán precedidos por complejos episodios, y también serán la antesala de nuevos hitos del partido y el oficialismo. Entre otros frentes, en marzo se reiniciará la legislación de la Reforma Laboral y la despenalización del aborto en tres causales, proyectos ante los que la DC se ha tensionado fuertemente. Además, el domingo 13 de marzo serán las primarias internas de la colectividad y el 2 de abril será la próxima Junta Nacional del partido. Después, a inicios de junio, serían las primarias de la Nueva Mayoría y en octubre se realizarán las elecciones municipales.

Por eso, el presidente de la JDC, Diego Calderón, espera que dentro del partido logren “un acuerdo lo más mayoritario posible en torno a la idea de proyectar la Nueva Mayoría, pero con un programa de transformaciones”, ya que, advirtió, “volver hacia un tipo de Gobierno que se dedique sólo a administrar lo que hemos hecho sería un retroceso”.

Calderón instó a que en una segunda administración del oficialismo se hagan cargo de “reformas importantes que hemos dejado pendientes, principalmente en el tema de la salud y el tema previsional”.

En tanto, el ex ministro Belisario Velasco, uno de los líderes de los “chascones”, admitió que han “estado conversando” y que tienen mucho en común con “los diputados que encabeza Yasna Provoste, con la JDC, y con miembros de la mesa directiva actual, como Carolina Goic”.

En esta línea, espera que en la Junta Nacional del partido “prorrogue la Nueva Mayoría hacia el futuro, porque tenemos que darle gobernabilidad no sólo al partido, sino que al país”. De todas formas, espera que ratifiquen el programa, pero “con las correcciones que correspondan”.

El cuestionado rol de Pizarro

A fines del año pasado, la fuerte controversia protagonizada por la DC y el círculo presidencial, tras el viaje a la Araucanía del que fue marginado el ministro del Interior Jorge Burgos, y las duras reacciones de algunos falangistas dejaron secuelas no sólo en la NM, sino que incluso dentro de la DC.

En la ocasión, la defensa del rol de Burgos y del partido unió a los distintos sectores de la colectividad. Sin embargo, las declaraciones de los sectores más conservadores de la DC generaron rechazo en los sectores más reformistas del partido.

Es el caso del grupo DC que difundió una carta titulada “Progresismo sin progreso: ¿El legado de la Nueva Mayoría para Chile?”, en la que cuestionaron el “rumbo del Gobierno” y las reformas. Además, el ex presidente del partido, Gutenberg Martínez, puso en duda la continuidad de la falange en la estructura del Gobierno a través de una declaración pública.

Tras esto, el presidente de la JDC, Diego Calderón, y las vicepresidentas de la falange, Yasna Provoste y Soledad Lucero, difundieron otra misiva, bajo el título “¡Fuerte y claro! La DC con las Reformas”.

“Gutenberg Martínez encabeza el ‘tea party’ que hay en la DC, y tenemos muchas discrepancias con él”, sostuvo el ex ministro Belisario Velasco, al recordar este episodio. En este contexto, Velasco disparó contra Pizarro y aseguró que “el ideal es que diera un paso al lado” de la presidencia del partido.

En tanto, el diputado Silber señaló que “a Jorge (Pizarro) le ha faltado ser más claro en los temas programáticos y de fondo” y que “ha tenido un especial énfasis por mostrar la unidad y transversalidad respecto de su gestión como principal patrimonio” lo que “ha hecho menguar la base de apoyo que tuvo al inicio y que le permitió estar a la cabeza de esta mesa directiva”.

En cambio, el presidente de la JDC aseguró que el senador “ha logrado manifestar claramente una visión cuando ha tenido al partido coordinado y alineado detrás de él”, pero reconoció que “es evidente que hay un problema con cómo él se valida ante los propios militantes y la misma ciudadanía, y es un tema que todos tenemos que estar abiertos a conversar”.

Archivos relacionados