2296486_500.jpg

Internacional

Interior encarga informe para buscar responsables tras irrupción de estudiantes en La Moneda

Renata Fernández 25/05/2016

Luego del incidente se reforzaron los controles de seguridad en el Palacio de Gobierno. Hubo 32 personas detenidas, entre ellos 12 menores. Sin emabrgo, habrían ingresado incluso barristas de equipos de fútbol y personas mayores de 40 años.

Faltaban minutos para las 10:00 de ayer cuando un grupo aparentemente de turistas llegó a la entrada de La Moneda. Vistiendo jockeys y bolsos naranjos, las 40 personas se sacaron una foto grupal y entre risas posaron con el Palacio de fondo. Pero luego de la foto, todos entraron corriendo a los patios de la sede de Gobierno, vulnerando los controles de seguridad. A esas alturas ya estaba claro que no se trataba de turistas: eran estudiantes.

Ya ubicados en el Patio de los Cañones, mientras algunos desplegaron un lienzo que decía: “Notifíquese: hoy comienza la ofensiva”, otros iniciaron gritos.

El caos fue total. Sobrepasados, Carabineros tuvo dificultades para desalojar a los estudiantes, quienes en el intertanto incluso alcanzaron a publicar en redes sociales su “toma” del patio. El desorden fue tal, que incluso carabineros vestidos de civiles no se reconocieron entre ellos e intentaron detenerse unos a otros al confundirse con estudiantes.

Una vez sacados de Palacio, los estudiantes explicaron de qué se trataba todo. Señalaron que eran representantes de la ACES y de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central y que su objetivo era protestar por la conducción del Gobierno en materia de educación y anunciar la radicalización del movimiento estudiantil.

Además, llevaban una carta dirigida a Bachelet que decía: “Hemos decidido notificar a la Presidenta, en su casa para que no se entere por la prensa, que fracasaron y Chile se cansó de esperar”.

Tras los incidentes, Carabineros detuvo a 32 estudiantes, de los cuales 12 son menores de edad. Trascendió que algunos de los involucrados ya habían participado antes de tomas de edificios públicos y que no todos eran estudiantes, sino incluso barristas de equipos de fútbol y sujetos mayores de 40 años.

La Moneda refuerza controles. Minutos después de los incidentes, el ministro del Interior, Jorge Burgos, se refirió al tema. “Obviamente hubo una vulneración a la seguridad. No está bien lo que ocurrió y hay que tomar ciertas medidas”, dijo el jefe de gabinete.

Además, Interior ya encargó un informe a Carabineros para detectar dónde fallaron los protocolos de seguridad y para poder identificar a los responsables. Según explicó Burgos, se descartaron remociones inmediatas antes de que se estudien los antecedentes del caso.

Luego fue el turno de la Presidenta quien, antes de dar un discurso sobre inversión, tuvo palabras al respecto. “Todos quisiéramos que fuera más rápido el avance de la reforma educacional, pero se discute en lugar que corresponde: en el Congreso Nacional y con los tiempos que el debate democrático requiere”, dijo Bachelet.

A pesar que de manera oficial se está a la espera de que se redacte el informe, en el Gobierno apuntan como el principal responsable al coronel Claudio Bórquez, encargado de seguridad de Palacio. De hecho, minutos después de ocurridos los incidentes, Bórquez atravesó los patios junto a la jefa de prensa de Bachelet, Haydée Rojas y a la jefa de gabinete, Ana Lya Uriarte, quienes lo acompañaron hasta la oficina de Burgos con quien abordó el episodio.

En La Moneda hay preocupación por la facilidad con que los estudiantes vulneraron los sistemas de seguridad, porque no hubo capacidad para anticipar el hecho y en ese minuto la Presidenta se encontraba en Palacio.

Así, tras el incidente, se reforzó la seguridad en la sede de Gobierno, donde se pusieron más vallas papales, se cercó la plaza de la Constitución y se instalaron carros de Fuerzas Especiales.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el Gobierno vive incidentes en materia de seguridad. En septiembre del año pasado desde la camioneta de Carabineros en que se trasladaban los escoltas de la Presidenta delincuentes robaron armas.