Internacional

Ilan Goldfajn, viejo amigo de Rodrigo Valdés, presidirá Banco Central de Brasil

Francisca Guerrero 18/05/2016

El economista jefe de Itaú, que asume la dirección de la autoridad monetaria brasileña, estudió junto al ministro de Hacienda chileno en el MIT y juntos publicaron varios papers.

Los nombres del equipo económico del presidente interino de Brasil, Michel Temer, siguen llenando de confianza al mercado. Esta vez fue el turno del Banco Central, en cuya presidencia fue confirmado un nombre que resonaba desde hace varias semanas: el del economista jefe de Itaú Unibanco, Ilan Goldfajn, cuya figura tiene lazos con nuestro país a través del trabajo que desarrolló en los años ‘90 junto al ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés.

“Flujos de capital y la crisis gemelas. El papel de la liquidez” y “Las secuelas de las apreciaciones” son algunos de los papers que escribieron juntos estos dos compañeros del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y pupilos del connotado economista alemán Rudi Dornbusch, junto a quien publicaron “Crisis de divisas y colapsos” en el centro de estudios Brookings. 

Goldfajn y Valdés tienen más cosas en común, además de estos trabajos. Ambos tuvieron experiencia en el Fondo Monetario Internacional, el brasileño entre 1996 y 1997 y el chileno más tarde entre 2009 y 2012, y los dos pasaron por la banca privada, el primero en Itaú Unibanco y el segundo en BTG Pactual.

Pero Valdés no es el único cercano en nuestro país al nuevo presidente del central brasileño. Goldfajn también compartió en el MIT con Andrés Velasco y José de Gregorio, mismo grupo de alumnos de Dornbusch al que pertenecía el presidente del banco central de Argentina, Federico Sturzenegger, y el nombrado presidente del Banco de la Reserva de Australia, Philip Lowe (quien asume su cargo en septiembre).

Más allá de estos destacados lazos, la trayectoria de Goldfajn genera confianza en el mercado tras los cuestionamientos que pesaban sobre el central brasileño bajo la dirección de Alexandre Tombini, quien no había logrado las metas de inflación anuales pese a que disparó la tasa de interés hasta 14,25%. Muchos sospechaban que el organismo estaba sometido a cierta interferencia política. 

El mismo Tombini felicitó en un comunicado la designación de Goldfajn, destacando su reputación como un economista con visión de la economía global.

Analistas también se manifestaron favorables al nombramiento. John Welch, economista de Canadian Imperial Bank of Commerce que sigue hace años a Brasil, indicó a Bloomberg que Temer conformó “un buen equipo económico” y que “Ilan es un muy buen nombre”, agregando que “se le están dando las condiciones legales y políticas para que realice su trabajo”.

Observando desde la banca privada la crisis brasileña, Goldfajn venía destacando que la recesión y el debilitamiento del dólar sobre el real a comienzos de este años estaban entre los factores que derivarían en una gradual reducción de las expectativas de inflación, abriendo espacio para el inicio de un ciclo de reducción de la tasa de interés “en el segundo semestre a partir de junio”, según consigna Reuters.

Otros anuncios de Hacienda. Meirelles también informó que discutiría con Goldfajn modificaciones al directorio del banco y que a futuro se estudiarían reformas legales para concederle a la autoridad monetaria independencia formal, la que hasta la fecha ha funcionado como “acuerdo verbal”.

El secretario de Hacienda brasileño reveló otros nombres del equipo económico. Marcelo Caetano quedó en el liderazgo de la oficina de la Seguridad Social, un área que salió del Ministerio de Trabajo y se incorporó a Hacienda, para acelerar la estructuración de la reforma de las pensiones. 

Mansueto Almeida será el nuevo secretario de Seguimiento Económico, responsable de llevar a cabo un análisis detallado de las cuentas públicas para dar subsidio a las medidas que se anunciarán por el Tesoro. Carlos Hamilton Araújo queda a cargo de la Secretaría de Política Económica, responsable de la formulación de políticas macroeconómicas.

Permanecerán en sus cargos Otavio Ladeira, como Secretario del Tesoro, y Jorge Rachid en la oficina del Servicio de Impuestos Internos últimos. En tanto, Meirelles indicó que prontamente se darán a conocer los nombres de los presidentes de los bancos públicos. 

Hacienda también precisó que todavía se está trabajando en la definición de la nueva meta fiscal para este año, y que la revisión de los números es la prioridad y debe preceder a cualquier otra medida, incluidos los cambios en las subvenciones, subsidios y gastos directos.