2238857_500.jpg

Internacional

Guillermo Teillier: "Sectores de la DC no plantean que quieren mejorar las reformas, ellos están en contra de las reformas"

Jorge Arellano 11/01/2016

El diputado asegura tras el impasse Bachelet-Burgos que "habría hecho todo lo que hizo Burgos, pero de manera no pública".

En el marco de una supuesta nueva etapa en el oficialismo marcada tras el impasse entre la Presidenta Michelle Bachelet y el ministro del Interior, Jorge Burgos, el  actual vocero de la Nueva Mayoría y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, realiza un balance y anticipa lo que viene para el bloque. Además, hace duras críticas a sectores de la DC, defiende el liderazgo de la mandataria, aborda las últimas declaraciones de la diputada Camila Vallejo y recalca la importancia de materializar el programa y la Reforma Laboral sin modificar los acuerdos. 

¿Cuáles son sus conclusiones tras el impasse Burgos-Bachelet?

Esto debió haberse tratado más discretamente. Se debió haber sincerado la situación entre el ministro y la Presidenta antes. Afortunadamente la Presidenta actuó con mucha serenidad, no le aceptó la renuncia a Burgos, lo que además significa que no tenía ningún objetivo político en esto de no avisarle.

¿Usted le hubiese aceptado la renuncia a Burgos o lo habría despedido como sostuvo Camila Vallejo?

Nosotros ya dimos por superada la situación. Al darla por superada la Presidenta quiere decir que no había una intencionalidad política en el no aviso al ministro del Interior sobre el viaje de la Presidenta. Si hubiese habido intencionalidad, lo habría despedido. Yo habría hecho todo lo que hizo Burgos, pero de manera no pública, si no hubiera hecho nada público a lo mejor no hubiera trascendido como trascendió, ni habría tenido todas las consecuencias que tuvo o que pudo haber tenido. 

Y las declaraciones de Burgos respondiendo a Vallejo…

Yo por lo menos no menoscabaría a una persona para responder. No estoy por darle más vuelta al tema ese.

Pero, ¿las opiniones de la diputada Vallejo fueron un error?

La opinión de Camila es respetable, pero no es la opinión que ya nosotros hemos entregado como partido. Lo único que puedo compartir con Camila es ese aspecto donde ella dice que tendría que haberlo hecho en privado el ministro. Nosotros ya dimos vuelta la página, hicimos una reunión especial de los presidentes de partido con los cuatro ministros políticos y ahí quedó claro que la situación quedó hasta ahí.

Y ¿qué le parecieron las reacciones de otros actores?

Como estamos en medio de un proceso de reformas en el país, y hay algunos que se oponen rotundamente a este proceso de reformas, y que tratan de establecer que todos los proyectos de ley están mal hechos, trataron de transformar este hecho en una situación para criticar el fondo, para criticar la política de Gobierno y desmarcarse.  

¿Se refiere a algunos en la DC?

En eso están los 26 de la DC que firmaron una carta y plantean una crítica frontal al Gobierno, algunos con críticas a la Presidenta. Incluso alguno llegó a hablar de que esto era un Gobierno totalitario, lo que me parece que llega al absurdo. Otros plantearon que la DC tenía que salirse del Gobierno. Ahora, esto tenemos que ponerlo en su justo lugar, no podemos generalizar, porque después hubo una respuesta que hace el planteamiento mayoritario de la DC.

Pero, ¿no cree que pueda ser una opinión legítima?

Esos sectores de la DC no plantean que quieren mejorar las reformas, ellos están en contra de las reformas. Hay otros que dentro de la DC, y también en otros partidos de la NM, dicen que hay que legislar mejor, hacer más trabajo prelegislativo, bueno eso es una cosa que desde el comienzo del Gobierno se viene hablando.

¿Se deberían ir de la NM?

No estoy echando a nadie. Comparto bastante lo que dijo el presidente de la DC, que sin estar de acuerdo con los 26, los respeta. Es la DC la que tiene que discutirlo, pero Pizarro dice que la DC asumió una postura unánimemente a favor de los cambios y esa va a seguir siendo la postura de la DC. 

¿La Presidenta se vio muy perjudicada tras el caso?

Aquí se construyó un mito urbano complejo, a veces son las leyendas negras que se crean para desprestigiar, en este caso a la Presidenta y que tiene que ver con la pregunta de quién hace la política del país, quién manda. Eso es una falsa disyuntiva porque si uno se pregunta qué es el “segundo piso”, es sólo un equipo operativo, porque quien manda es la Presidenta. 

¿Puede dar fe de la poca incidencia del “segundo piso”?

Lo que quedó claramente establecido en todas las conversaciones es que todas las políticas públicas las encabeza la Presidenta y lo hace a través de sus ministros. Quienes han encabezado el diseño después del cambio de gabinete son los cuatro ministros políticos. Ellos son los que diseñaron lo que se planteó en el cónclave de la NM, como una forma de seguir con las reformas. Ahora,  ¿si en eso hay problemas de gestión? Sí, han existido problemas de gestión, pero no ha estado nunca en duda donde está el punto de partida del Gobierno de Chile, que es la Presidenta.

¿Qué tiene que mejorar Burgos?

Desde la visión de los partidos políticos, le pedimos que primero tuviera actitud de mayor cercanía con los partidos, que reciba a los partidos, que tengamos discusiones entre los presidentes de los partidos y los cuatro ministros por lo menos una vez al mes, más largas, más pensadas, más reposadas, que se identifiquen mejor los problemas de diferencias o matices que hay entre nosotros para poder solucionarlos entre todos, que se perfeccione el trabajo prelegislativo. Él ha estado llano a eso. 

¿Qué pasa si no se mejoran esos problemas de gestión?

Si estamos todos dispuestos a mejorar, lo que va a suceder es que vamos a aprobar la mayoría de las leyes, no sé si todas, pero la mayoría, lo garantizo, porque hasta ahora ha habido problemas de gestión, ha habido discusiones duras en algunos proyectos de ley, pero los hemos sacado adelante. Hay que buscar los acuerdos con mayor prontitud, con más diálogo, y con más fineza en algunos puntos. En todo aquello que sea posible por parte del Ejecutivo de generar una información más amplia sería bienvenido. Ahora, eso no tenemos que confundirlo con pretender hacer cogobierno, porque eso no está en nuestros libros.

Ahora se viene una agenda de proyectos apretada al 31 de enero, ¿tiene algunos temores?

En la Ley de Partidos tenemos preocupación, porque de la Cámara no salió bien el proyecto respecto de un punto que es el del patrimonio histórico de los partidos. Éste debe preservarse porque sería absurdo que a propósito de una ley que trata de mejorar la relación de los partidos con las finanzas se arrebate el patrimonio centenario. Se debe afinar la ley y darse una salida, que no es desprenderse de éste. Los patrimonios no se gastan en las campañas. Le hemos pedido al Gobierno que técnicamente lo vea y lo hemos conversado políticamente con los senadores para que se vea esta situación.

¿Cómo ve lo que viene de cara a la tramitación de la Reforma Laboral?

Hasta ahora me parece que ha quedado bien como salió de la comisión de Trabajo del Senado, pero no sabemos que va a pasar en la sala, no tenemos luz clara porque se habla de indicaciones que no sabemos hasta donde pueden llegar. Finalmente, tiene que volver a la Cámara y acá podremos entregar nuestra palabra frente a ellas, pero nos parecería de muy mal gusto que se tratara de quitar la esencia al proyecto.

¿Qué no se debería cambiar?

Nos parece bien como quedó la redacción porque tampoco le quitamos el derecho al empresario a formular o ver cómo trabaja con aquellos que no van a la huelga, pero que no se transformen en rompe huelga. El otro punto es la titularidad sindical, que nos parece que con esto de la extensión de beneficio a algunos les gustaría que sólo fuera de potestad del empresario y creo que tiene que ser en primer lugar del sindicato. Acá en la Cámara llegamos a un acuerdo político y a veces siento que se desconoce ese acuerdo.

En otro tema, ¿ustedes apuestan a tener candidato presidencial?

Lo único que puedo decir es que todavía no hemos entrado a sopesar ese punto porque nos parece que es adelantar una campaña que no debe adelantarse. Estamos muy imbuidos aún en el cumplimiento de las reformas. Eso lo vamos a pensar después de las municipales.

¿Qué le parecen nombres como Ricardo Lagos?

Él mismo ha dicho que tiene demasiados años. Son figuras respetables, agregando a Isabel Allende, Ignacio Walker, algunos nombraron a Jorge Burgos, aunque se bajó de inmediato. Se van perfilando, esto es motivado por las encuestas, pero creo que deben actuar con el cuidado suficiente para no crear ahora una confrontación presidencial.

Pero, ¿el PC podría apoyar a Ricardo Lagos?

La opción presidencial tiene que ver con que se mantenga la Nueva Mayoría y con que tengamos un programa conjunto con una candidatura única. Si estamos obligados por un programa, evidentemente tenemos que apoyar esa candidatura única que gane una primaria, ahora cuánto nos gusta o no es otro cuento. A Lagos lo apoyamos en segunda vuelta cuando fue candidato, lo aprobó una parte del partido y otra parte no votó por él. Sobre el apoyo a Lagos en el partido hay posiciones divididas, evidentemente, pero lo que nosotros ponemos por delante es el desarrollo de una política que tiene que ser consistente en relación a cambios que se tienen realizar en Chile, democratizadores y de justicia social.

Archivos relacionados