2247063_500.jpg

Internacional

Gobierno previene llegada del zika a Isla de Pascua

Pulso y Agencias 28/01/2016

La ministra de Salud, Carmen Castillo, señaló que en 2014 se registraron 173 personas infectadas con el virus y que por esto "sabemos cómo manejarlo y tenemos la tranquilidad". Además comunicó que hasta el momento no se ha detectado ningún caso.

El Gobierno anunció algunas medidas para evitar la llegada del zika a Isla de Pascua. Principalmente ante la proximidad de la fiesta Tapati, que atrae a miles de turistas a la zona, donde está presente el mosquito que lo transmite.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, informó que las personas que arriben a la isla, recibirán repelentes con más de un 30% de dietiltoluamida, un componente que en altas cantidades rechaza el mosquito aedes aegyti, transmisor de la enfermedad.

“Estamos preocupados en este momento de que todos los turistas tengan seguridad, y dar seguridad es entregarles este repelente para evitar que tengan problemas”, dijo Castillo.

Castillo recordó que en 2014 se registraron 173 casos de zika en la isla, ninguno grave, y de dengue, por lo que “sabemos cómo manejarlo y tenemos la tranquilidad”. De momento, no se ha informado de ningún caso.

¿Emergencia Internacional?

La Organización Mundial de la Salud decidirá la próxima semana si brote de virus Zika es emergencia internacional. 

Según la OMS, el virus está ahora presente en 24 países y territorios y en Brasil, donde primero surgieron los casos y el más afectado por la epidemia ya que se han contabilizado un millón y medio de casos de zika y hay 4.180 bebés nacidos con microcefalia. 

Ante esta situación, la directora general de la OMS, Margaret Chan, anunció hoy la convocatoria de un Comité de Emergencia que determine si la epidemia constituye una emergencia sanitaria de alcance internacional y que decida qué acciones recomienda. 

Algunos países han sugerido a sus ciudadanas que pospongan un embarazo, un extremo que por ahora la OMS no contempla. 

Chan explicó que la organización que dirige está “muy preocupada” por la posibilidad de que las malformaciones estén causadas por el virus, por la rapidez con la que la enfermedad se ha desarrollado, por la falta de inmunidad de la población y por la falta de vacunas o tratamientos disponibles. 

“El nivel de preocupación es tan alto como el nivel de incertidumbre”, afirmó Chan.