2245678_500.jpg

Internacional

Gobierno hace último llamado al oficialismo para despachar prioridades, a días de cerrar año legislativo

Ú. Schüler, R. Fernández y G. Piérola 26/01/2016

El Congreso entrará en receso en febrero y de los siete proyectos prioritarios, al menos tres quedarían para marzo. En este contexto, la presidenta del PS instó a evitar las comisiones mixtas y sectores de la NM pidieron realizar un comité político el sábado.

El Congreso comenzará su receso legislativo en febrero, por lo que esta última semana de enero se transformó ayer en una cuenta regresiva para la agenda de siete prioridades legislativas del oficialismo.

Y si bien el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz (PS),expresó que “no hay drama”en que algunos de los plazos autoimpuestos se posterguen para marzo, ya que “son referenciales” y “lo importante es que sean buenas leyes”, tras el comité político de La Moneda advirtió que “nosotros (el Ejecutivo) proponemos, pero son las Cámaras (del Congreso) las que votan, y esperamos contar no con su comprensión con el Gobierno, sino que su comprensión respecto de la importancia que tienen estos proyectos de ley para el país”.

Es que la meta que se autoimpuso el oficialismo de despachar las siete prioridades legislativas ya no se cumplió a cabalidad, y ayer el oficialismo lo terminó de asumir.

Esto, porque la agenda  contempla la tramitación del financiamiento de la política, proyecto de ley de los partidos políticos, la carrera docente, la simplificación de la Reforma Tributaria, el proyecto anticolusión, la agenda antidelincuencia y la Reforma Laboral. Y, hasta ayer, el Gobierno y la comisión de Constitución del Senado, respectivamente, asumieron que el despacho del Congreso de la Reforma Laboral y el proyecto anticolusión quedará para marzo.

Pero esto no es todo, ya que tanto la agenda antidelincuencia, la carrera docente y la simplificación de la Reforma Tributaria están atrasadas en su tramitación. 

En cambio, y aunque no ha sido fácil su paso por el Senado, el financiamiento de la política y la ley de partidos políticos tendría su aprobación programada para esta semana, tanto en el Senado, como en la Cámara, pese a que aún quedan detalles por acordar.

Por otro lado, el despacho en primer trámite de la Cámara del proyecto que despenaliza el aborto en tres causales también fue aplazado para marzo.

En este contexto, el vocero de Gobierno instó al oficialismo a hacer “un esfuerzo de buena fe” y a respaldar las iniciativas en el Congreso durante esta semana.

El ministro recordó que la agenda de prioridades legislativa “fue concordada con los presidentes de partidos, jefes de bancadas de la Cámara y el Senado de la NM, hace varios meses atrás”.

Todo, en medio de las críticas cruzadas entre la Cámara y Senado por el tiempo que se tomó la Cámara Alta para la tramitación de los proyectos que llegarán a la Cámara en su tercer trámite y con sólo una semana para despacharlos.

A esto se sumaron los cuestionamientos hacia el desempeño del ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien conduce la relación entre el Ejecutivo y el Congreso, así como la ausencia del ministro del Interior, Jorge Burgos, quien esta tarde vuelve de sus vacaciones para asumir como vicepresidente ante el viaje a Ecuador de la Presidenta Michelle Bachelet.

Evitar comisiones mixtas

La Nueva Mayoría expresó distintas reacciones frente al balance preliminar del cumplimiento del despacho de la agenda de prioridades.

La presidenta del PS, Isabel Allende, sostuvo que “si no vamos a tener los votos” para aprobar la Reforma Laboral en el Senado “es preferible esperar a marzo”. Además, reconoció que “algunos” senadores DC han sido intransigentes, que entre los falangistas “hay diferencias” y llamó a que el bloque oficialista llegue a un acuerdo frente a las indicaciones.

La parlamentaria dijo que estaban haciendo “todos los esfuerzos posibles”, que “probablemente” el Senado sesionará esta semana hasta el  jueves e incluso el viernes en la mañana, y que como oficialismo acordaron de forma unánime “evitar las comisiones mixtas” esta semana.

Por su parte, el presidente de la DC, Jorge Pizarro, sostuvo que “es probable que podamos llegar a un acuerdo en el Senado todavía, y eso puede posibilitar un despacho más fácil del proyecto los primeros días de marzo”.

Por otro lado, tanto el presidente del PPD como del Partido Radical consignaron que era “una mala señal” el aplazamiento del despacho de la Reforma Laboral. Mientras que el PC llamó a que el proyecto fortalezca el poder de negociación de los trabajadores.

En este contexto, sectores del bloque le solicitaron a los ministros políticos realizar un comité extraordinario el próximo sábado en la mañana. 

“Hay que evaluar el cierre del año legislativo y del año político, y hay temas que no han sido abordados como el recambio ministerial, por lo que sería bueno que tras el despacho de los proyectos haya un comité político”, sostuvo el presidente y senador del MAS, Alejandro Navarro.

En tanto, desde la oposición, el presidente de la UDI y vocero de Chile Vamos, Hernán Larraín, anunció que harán “un frente legislativo para evitar este frenesí, esta ansiedad legislativa del Gobierno, para asegurar que los proyectos queden bien hechos y para que no por sacar muchos proyectos éstos sean de mala calidad técnica”.

Archivos relacionados