Internacional

Gobierno consigue aprobar control de identidad en mixta

Jaime Sánchez 12/05/2016

El proyecto es una de las prioridades del Ejecutivo para el 21 de mayo. Los cambios deberán ser aprobados por ambas cámaras.

Con 8 votos a favor y 2 en contra, la comisión mixta encargada de revisar la agenda corta antidelincuencia aprobó  ayer el control preventivo de identidad. La polémica norma había generado divisiones en la NM y fue rechazada en la Cámara.

 Sin embargo, las intensas negociaciones entre el Ejecutivo y parlamentarios de ambos sectores lograron destrabar ayer la normativa. Entre los cambios que se incluyeron y que habían sido conversados en la semana previa, están la eliminación de los menores de edad del control y que éste sólo pueda realizarse en lugares públicos a través de sistemas tecnológicos.

 “Hoy hemos logrado un acuerdo transversal en la comisión mixta, lo que ya nos permite la próxima semana ir a ambas Cámaras y ya tener una ley que nos va a permitir combatir el delito con mayor fuerza”, señaló la ministra de Justicia, Javiera Blanco.

En la misma línea, el diputado DC y miembro de la comisión, Matías Walker, dijo: “Tenemos un proyecto que es sustancialmente mejor que lo que había aprobado la Cámara y que fue mejorado con indicaciones de diputados de la Nueva Mayoría”.

Los únicos votos en contra  fueron de los PS Alfonso de Urresti y Leonardo Soto. Ambos parlamentarios mantuvieron sus críticas a la iniciativa pese a los cambios.

“Si bien tuvo varios avances en términos de eliminar algunas materias que eran propias de un estado policial, igualmente sigue siendo una muy mala idea”, dijo Soto.

El parlamentario criticó la ausencia del ministro del Interior Jorge Burgos en la tramitación del proyecto, a quien calificó como el “verdadero impulsor” de la ley.

La normativa debe ser aprobada ahora por ambas cámaras y de ser rechazada alguna de las normativas quedaría impedida de transformarse en ley. Las dudas para el Ejecutivo están instaladas en la Cámara, donde el PS y el PC han anunciado su rechazo, mientras la postura del PPD se mantiene con “pronóstico reservado”.