gina haspel foto twitter

Internacional

Gina Haspel, la nueva mujer fuerte de la CIA que es acusada de torturas y maltratos

PULSO 13/03/2018

Desde hoy y por primera vez en la historia de Estados Unidos, una mujer dirigirá la CIA. Sin embargo, la designación de Gina Haspel por parte del Presidente Donald Trump está envuelta en medio de una fuerte polémica, debido a que la nueva mandamás de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana está acusada de maltratos y torturas a sospechosos de terrorismo.

Haspel era hasta hoy la subdirectora del organismo, cargo que asumió el año pasado, y que ahora estará al mando de la institución a la que ingresó en 1985, luego que Trump la pusiera en el cargo en reemplazo de Mike Pompeo, quien asumirá como secretaria de Estado.

Sin embargo, la carrera de Haspel ha estado marcada por numerosas controversias vinculadas a violaciones a los Derechos Humanos. Dentro de sus funciones en la CIA, estuvo a cargo de una prisión conocida como “sitio negro” en Tailandia durante 2002 y que tenía a  presuntos miembros de Al Qaeda, Abd al-Rahim al-Nashiri y Abu Zubaydah, durante un tiempo.

El informe que en 2014 realizó el Comité de Inteligencia del Senado sobre los hechos de tortura en que habría incurrido la CIA, señala que estos dos sujetos, durante su detención, fueron sometidos a torturas e interrogatorios usando métodos que ya no están autorizados.

Junto a eso, se sindica a Haspel como quien ordenó la destrucción de docenas de cintas de video grabadas en esa cárcel de Tailandia, en el que es considerado uno de los capítulos más oscuros en los 70 años de la agencia.

En 2017, el ahora secretario de Estado, Mike Pompeo, tuvo elogios para quien es hoy su sucesora. “Gina es una funcionaria de inteligencia ejemplar, una patriota con más de 30 años de experiencia en la agencia. Es una líder probada”, subrayó.

El 7 de junio de ese mismo año, el Centro Europeo de Derechos Constitucionales y Humanos solicitó al Fiscal General de Alemania que emitiera una orden de arresto contra Haspel por las denuncias de que supervisó la tortura de sospechosos de terrorismo. La acusación contra ella se centra en el caso del ciudadano saudí Abu Zubaydah, quien fue golpeado y torturado hasta la muerte.

Tras ser nombrada esta mañana como directora de la CIA, agradeció al Presidente Trump su designación. “Le agradezco al presidente @realDonaldTrump por la cita”.