Pinera Chile Vamos

Internacional

Fuga desde los centros de estudios al futuro gobierno obliga a think tanks a reorganizarse

Andrea Sepúlveda 23/02/2018

Varios ministros y subsecretarios integraban estas instituciones como consejeros, investigadores o directores. Los organismos se preparan para afrontar nuevas pérdidas cuando la totalidad de los cargos del próximo gobierno de Sebastián Piñera estén completamente definidos.

Pocos minutos después de que Sebastián Piñera diera a conocer el listado de futuros subsecretarios, varios centros de estudios sacaron cuentas alegres.

Integrantes del think tank Horizontal, ligado a Evópoli, usaron las redes sociales para felicitar a su directora ejecutiva, Lorena Recabarren, por su designación en Derechos Humanos. Por otro lado, Clapes UC ocupó su cuenta institucional de Twitter para destacar que, además de tener presencia en el gabinete de la mano de Felipe Larraín, en Hacienda, también sumaron dos subsecretarías.

El Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica, es una de las instituciones que tendrá mayor presencia en la primera línea del futuro gobierno. Además del próximo ministro (quien es el director), tendrá otros dos nombres en la cartera: Francisco Moreno en la subsecretaría y Rodrigo Cerda en la Dirección de Presupuestos. Con ellos el organismo pierde a su director alterno y al coordinador legislativo del organismo.

Aún mayor representación tiene Libertad y Desarrollo. Tres de los integrantes de su consejo asesor participarán en el gobierno como ministros: Marcela Cubillos (Medio Ambiente), Juan Andrés Fontaine (Obras Públicas) y Alfredo Moreno (Desarrollo Social) como ministros, y Cristián Larroulet lo hará como jefe del segundo piso.

Además, la futura ministra de Energía, Susana Jiménez, es subdirectora del instituto y el próximo jefe de la cartera de Economía, José Ramón Valente, es consejero de Políticas Públicas.

La directora del Programa Social, Alejandra Candia, también trabajará en el gobierno como subsecretaria de Evaluación Social.

“Asumimos hace algunos meses, cuando pusimos a nuestra gente a disposición de los equipos programáticos de Sebastián Piñera, que íbamos a tener un importante drenaje de gente hacia el gobierno”, explicó al respecto el director ejecutivo de LyD, Luis Larraín.

Por eso, ya tienen un plan preparado para afrontar estas fugas. “Lo que tenemos que hacer es renovar los equipos y traer nueva gente a LyD, y prepararla. Por ejemplo, hace 8 años traje a Susana Jiménez que estaba en una consultora privada”, dijo Larraín.

Para renovarse, ya iniciaron conversaciones con profesionales de universidades y del sector privado.

Un ejemplo que podría seguir un centro de estudios más reciente como Horizontal. Fue creado en 2011, y ahora debe afrontar la salida de su directora ejecutiva (Recabarren) y de una de sus consejeras ejecutivas, Gloria Hutt, quien será ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

Desde el organismo aseguraron, eso sí, que aún no han definido la fórmula sobre cómo se reorganizarán.

El caso de los directores

Una situación diferente viven los think tanks que sólo tienen en el gabinete a miembros de sus directorios.

“No hay ninguna incompatibilidad para que los ministros realicen una tarea de este tipo, es una tarea de honor, no reciben dieta ni remuneración por su participación en el directorio”, aclaró Jorge Jaraquemada, director ejecutivo de Fundación JaimeGuzmán.

La institución vinculada a la UDI tiene en su directorio a Hernán Larraín, futuro ministro de Justicia, y a Andrés Chadwick, quien próximamente liderará Interior.

“Él fue ministro en el anterior gobierno de Piñera y, antes y después de eso, siguió siendo parte del directorio de la fundación”, dijo.

Por su parte, la Fundación para el Progreso, también tiene dos de sus integrantes en el gabinete. El futuro ministro de Educación, Gerardo Varela es miembro del directorio, mientras que Roberto Ampuero es senior fellow de la institución.

Futuras pérdidas

Como aún quedan muchos cargos de gobierno por definir, los centros de estudios se preparan para la salida de muchos más integrantes.

“Además de los cuatro consejeros, tenemos una ministra y una subsecretaria, y ahora viene la etapa de investigadores que pueden ser del orden de diez en distintas funciones”, adelantó Luis Larraín de LyD.

En la Fundación Jaime Guzmán también esperan que varios de sus investigadores se integren al Ejecutivo. “En el año 2010 nosotros éramos 24 personas y quedamos 6 trabajando, y hoy día somos bastante más, somos 34, pero es probable que una buena parte de ellos pase al gobierno”, explicó Jorge Jaraquemada.

En este think tank, incluso generaron una red de profesionales e iniciaron conversaciones para colaborar en la formación de equipos de trabajos de algunos ministros.

“En el año 2009 nos preparamos y generamos una red de profesionales que al final dotó al gobierno de Piñera de más de 500 profesionales que pasaron en distintos momentos por ese gobierno”, dijo Jaraquemada.

“Para nosotros este paso es natural. No es que perdamos a esa gente, nosotros alentamos que eso sea así”, agregó.