2116685_500.jpg

Internacional

Eyzaguirre y derecho de propiedad: Sería "impensable" que no esté resguardado

J. Sánchez / L. Aravena 13/05/2016

El ministro de Segpres, que participó ayer en un seminario de la Sofofa y UDD, dijo además que será el Consejo de Observadores el que sintetizará la redacción de las bases ciudadanas. Carácter refundacional y emprendimiento fueron parte del debate.

En medio de las dudas que ha generado el proceso constituyente en el gremio empresarial, y los alcances que podría tener  en la actividad económica y el derecho de propiedad, el ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, abordó ayer el proceso en el seminario “Constitución y desarrollo: Desafío para Chile”, organizado por Sofofa y la Universidad del Desarrollo (UDD).

En su exposición, Eyzaguirre se centró en defender que el proceso constituyente no es un acto refundacional y señaló ante los presentes: “Las propuestas de reformas en general y en particular respecto a la Constitución, no significan negar el enrome progreso que nos brindó las reglas del juego que actualmente teníamos”.

En este contexto, el titular de la Segpres defendió los principios que posee la actual Carta Fundamental y aseguró que derechos como el “de propiedad, el derecho a la vida, el derecho a la información, existen en todas las Constituciones. Es importante que la gente se reencuentre con eso y lo discuta. Quizás para también, valorar lo que tenemos”.

Respecto al derecho de propiedad, a la salida del encuentro, Eyzaguirre afirmó: “Es muy impensable que en una Constitución que tiene que ver con un país moderno, ese derecho  no esté adecuadamente resguardado”.

Para enfatizar la necesidad del debate ante los empresarios, Eyzaguirre abordó además la propuesta constitucional de Chile Vamos, dada a conocer ayer. Junto con valorar la iniciativa del conglomerado, la calificó la como la comprobación de que “el tema constitucional se ha instalado entre nosotros de manera transversal”.

Redacción de bases ciudadanas. La presentación de Eyzaguirre abordó además el proceso de cabildos ciudadanos. Sus palabras en este punto causaron sorpresa en algunos miembros del Consejo de Observadores. El ministro, junto con hacer un llamado a confiar en el proceso,  señaló en dos ocasiones que será el Consejo el encargado de sintetizar las bases ciudadanas. “Tendremos ahora un grupo de tres personas que va a compilar y estructurar las bases y (…) sobre esto, el Consejo ciudadano va a emitir una síntesis, tanto de desarrollo como contenido”, explicó.

“De aquí no va a salir ninguna solución mágica”. Al término de Eyzaguirre fue el turno, del presidente del Consejo, Patricio Zapata, quien indicó: “En Chile tenemos un problema con la Constitución, lo que no significa que haya que tomar la Constitución y desecharla.  La actual Constitución tiene muchas cosas buenas”.

El abogado precisó además que “personalmente encuentro que la autonomía del Banco Central, el recurso de protección, el reforzamiento de la independencia de los tribunales, son aciertos de la Constitución original”.

Zapata hizo además un llamado a no generar falsas expectativas en lo que respecta al proceso y pidió hablarle con sinceridad a la ciudadanía. “Esto que vamos hacer no es un ejercicio de soberanía popular (…) no reemplaza a las instituciones de la República, no nos vamos a saltar las reglas, hay una Constitución y los cambios se van a hacer partiendo por el Congreso, con los quórum que establece la Constitución”, dijo, y agregó que “de aquí no va a salir ninguna solución mágica”.

En el encuentro participaron además el ex ministro de la Segpres del gobierno de Sebastián Piñera, Cristián Larroulet; el ex titular de Hacienda, Manuel Marfán, y Arturo Fermandois, miembro del consejo observador .

Para Larroulet, uno de los temas que se debería considerar en la nueva Constitución es que “el derecho a emprender empieza a tomar fuerza en las Constituciones del mundo, por tanto pongo en la mesa, en el debate, el por qué no colocar nosotros ese derecho en la Constitución chilena”, indicó.

Por su parte, Fermandois hizo hincapié en que hoy día “hay vigencia de las ideas de libertad en el campo económico”, y que el emprendimiento, la innovación y la creatividad pasan por “un buen momento en la juventud”. Además, sostuvo que estas ideas están presentes y vigentes en el programa de  Bachelet  más allá de la “retórica refundacional”.

Para Marfán, en tanto, la preocupación que hay que tener en este tipo de proceso, es la posibilidad de que se termine por incluir todo tipo de garantías, quitando importancia a las más relevantes.  “En esta discusiones ciudadanas todos establecen cuáles son los derechos que les gustarían, pero no establece cuáles son los deberes que hay que cumplir para que esos derechos tengan que poder ser válidos”, explicó. 

Sofofa crea Comité Constitucional para orientar a socios en proceso

El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Hermann von Mühlenbrock, anunció la creación del Comité Constitucional y de Garantías Públicas que asesorará a sus socios en su participación dentro del proceso constituyente. 

Von Mühlenbrock descartó una intervención a nivel institucional del gremio industrial, señalando que “no le corresponde a la Sofofa participar como tal en este proceso. Entendemos que nuestros asociados, como ciudadanos libres y autónomos, deben adoptar sus propias decisiones al respecto. Le proveeremos de la información necesaria”.

El comité estará presidido por el abogado y consejero de la Sofofa, Fernando Barros y su secretario ejecutivo será el recién asumido gerente de Políticas Públicas y Desarrollo del gremio fabril, Marco Antonio González. Además, contará con la presencia del miembro del Comité Ejecutivo de la Sofofa, Rodrigo Álvarez, el consejero, Manuel José Vial, el economista Gonzalo Sanhueza, el director del Área Constitucional de LyD, Sebastián Soto y el ex presidente de ANAC, Álvaro Mendoza.  

Además, Von Mühlenbrock anunció la apertura de un proceso de consulta para conocer con mayor precisión la posición de sus asociados, y pidió al Gobierno que “se garantice un marco de respeto por las instituciones y por las distintas posiciones que existen” en el proceso.