2297253_500.jpg

Internacional

Estudiantes apuntan a Burgos tras protesta: ¿quiénes lideran y qué demanda la ofensiva?

Úrsula Schüler 27/05/2016

Cones, Aces y Confech marcharon ayer, pese a que la Intendencia les negó el recorrido. Estudiantes exigieron que la Presidenta atienda sus demandas y apuntaron al ministro Burgos (DC) y al intendente Orrego (DC) por "excesos" de las Fuerzas Especiales.

Con una crítica conferencia de prensa, los dirigentes estudiantiles de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Cones), la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) y la Confederación de Estudiantes universitarios de Chile (Confech), realizaron un balance de la protesta de ayer.

“Nos parece bien lamentable la situación. Un grupo considerable de estudiantes llegamos a Parque Bustamante, sin embargo, no se nos permitió avanzar, de inmediato comenzó la represión”, aseguró Camila Rojas, vocera de la Confech.

La dirigenta emplazó directamente al ministro del Interior, Jorge Burgos (DC), y al intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego (DC). “Esta no puede ser la actitud que tengan con los movimientos sociales, nosotros no nos estamos manifestando hace un día, llevamos años movilizándonos y no puede ser que cuando queremos cambios en educación, que son sentidos por toda la sociedad, la respuesta sea simplemente represión y no autorizarnos las marchas”, expresó.

En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central (Feucen), Gabriel Iturra, acusó que Carabineros portó “ametralladoras en contra de los dirigentes sociales” y le pidió a Burgos que se “inhibiera de gobernar a punta de violencia en contra de los estudiantes”.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach) exhibió una serie de imágenes que graficaron los incidentes de la jornada y acusó “controles de identidad masivos”.

Tras los universitarios, fue el turno de los escolares. El vocero de la Aces, Diego Arraño, acusó “excesos de Fuerzas Especiales”. El secundario sostuvo que Burgos “le tiene miedo al movimiento social y a los estudiantes” e insistió en que pasaron a “la ofensiva”. Finalmente, Arraño advirtió al Gobierno que “no los dejaremos gobernar para y con los empresarios”.

En tanto, el vocero de la Cones, José Corona, señaló que el Gobierno “violó un derecho constitucional, como es la libertad de reunión”. Corona acusó una “instrucción política” que provocó la “represión”: “Con nombre y apellido, Jorge Burgos y Claudio Orrego son los responsables de que haya habido una movilización enmarcada en la violencia”, aseguró.

Finalmente, el escolar destacó que pidieron autorización para manifestarse y que buscaron realizar una marcha pacífica, y de paso anunció que los paros y tomas aumentarán a nivel nacional. 

Réplica de Burgos. Pasadas las horas, el ministro Burgos aseguró que “hubo que actuar conforme a derecho” y retrucó a los estudiantes: “Cuando se quiere hacer uso del legítimo derecho constitucional de manifestarse, lo que busca uno son voluntades por parte de los organizadores para buscar alternativas”.

Burgos acusó que la Intendencia no “les dijo simplemente que no, se les dijo que había una alternativa”.

En tanto, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz (PS), sostuvo que la protesta fue realizada por “un grupo reducido de estudiantes” e insistió en destacar la reforma educacional, llamando a “dialogar”.

Es que tras una serie de reuniones y propuestas cruzadas entre las organizaciones y la Intendencia Metropolitana los días previos a la protesta sobre el recorrido de la marcha, los estudiantes buscaron concretar su ruta original, pese a que no fue autorizada.

Su idea era marchar por la Alameda, desde Plaza Italia a Los Héroes. En cambio, la Intendencia les pidió manifestarse con un recorrido alternativo “para no afectar y sobrecargar a los locatarios y vecinos del sector”.

Sin embargo, los estudiantes ratificaron su convocatoria, no sin antes insistir en sus tratativas con la autoridad. Es más, en la jornada previa a la protesta, el vocero de la Cones, José Corona, llegó hasta la Intendencia acompañado por las diputadas PC Camila Vallejo y Karol Cariola, así como los dirigentes del Colegio de Profesores y la CUT.

Vallejo y Cariola abogaron porque la Intendencia autorizara el recorrido solicitado por los secundarios, advirtiendo que el “tira y afloja” podría generar un clima de “tensión”.

Ante esto, un grupo de diputados oficialistas de la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara, se reunieron ayer con el intendente Orrego para entregarle una carta de apoyo.

“Somos parlamentarios con apellido, de Gobierno y eso involucra una doble responsabilidad a la hora de ejercer acciones como la presión que se intentó ejercer por parte de las diputadas y dirigentes del PC sobre el intendente Orrego”, acusó el diputado DC, Gabriel Silber.

El parlamentario advirtió “un mal síntoma, un mal precedente en una coalición a la cual le quedan casi dos años de gestión por delante”.

Previamente, el martes pasado, los estudiantes habían irrumpido en La Moneda, vulnerando la seguridad de Palacio. Haciéndose pasar por turistas, ingresaron abruptamente por la entrada de la Alameda hasta el Patio de Los Cañones donde difundieron su mensaje dirigido hacia la Presidenta Michelle Bachelet: “Notifíquese, hoy comenzamos la ofensiva”.

Al final de las copias del texto, estaban las firmas del vocero de la Aces, Diego Arraño, y el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central (Feucen), Gabriel Iturra, quien antes también fue vocero de la Aces.

A la acción le siguió la entrada al Mineduc de la Cones, en cuyo frontis colgaron un lienzo exigiéndole al Gobierno que cumpliera sus “promesas”.

La antesala a la “ofensiva” estudiantil fue la cuenta pública de la Presidenta Michelle Bachelet ante el Congreso. En su discurso, la mandataria evitó referirse a un nuevo modelo de financiamiento de la educación pública -proyecto que se encuentra en la Cámara de Diputados- y postergó la ampliación de la gratuidad de la educación superior al 70% más vulnerable.

¿Quiénes son y qué demandan? La Cones y la Aces fueron las organizaciones convocantes de los escolares. 

El vocero de la Cones, José Corona, pertenece a las Juventudes Comunistas. En tanto, Diego Arraño, de la Aces, al colectivo “Ofensiva secundaria”.

Desde la Cones han demandado un cambio en el sistema de financiamiento de la educación pública. Piden que el Estado pase a financiar a los establecimiento según la asistencia de sus estudiantes -como ocurre hoy- a una estructura que costee el funcionamiento del proyecto educativo.

En tanto, desde la organización de Arraño abogan por un “control comunitario” de la educación.

En el campo universitario, los voceros son Camila Rojas (Universidad de Chile) que milita en Izquierda Autónoma, Marta Matamala (Universidad de Santiago) del colectivo “Somos Izquierda Revolucionaria” y Gabriel Iturra (Universidad Central) que pertenece a Juventud Rebelde.

Si bien todos coinciden en exigir la expansión de la matrícula pública y el fortalecimiento de la educación pública en todos sus niveles, entre ellos también hay matices. De hecho, la Confech se reunirá el próximo sábado en Santiago para resolver su “agenda de incidencia” para el corto y largo plazo. Todo, de cara al envío de la reforma de educación superior, que sería presentada en junio.

En la mañana de ayer, los estudiantes marcaron distancia hacia los ex dirigentes estudiantiles y actuales parlamentarios, Camila Vallejo (PC), Karol Cariola (PC), Giorgio Jackson (Revolución Democrática) y Gabriel Boric (Izquierda Autónoma).

Y si bien hubo matices en las críticas hacia los ex dirigentes, la mayoría apuntó a la “autorepresentación” del movimiento estudiantil. Más tarde, la diputada Cariola sostuvo que esta sería una polémica artificial, pues hoy son parlamentarios y no representantes estudiantiles.