2246980_500.jpg

Internacional

Elecciones España: Felipe González llama al PP y al PSOE que no impidan que el otro gobierne

PULSO 28/01/2016

El ex presidente y líder del partido socialista solicitó a los dos principales partidos del país que dejen de lado su preocupación por su futuro y antepongan los intereses de los españoles.

El ex presidente de España, entre 1982 y 1996, Felipe González, concedió una entrevista al diario El País, en donde realizó una dura crítica a los partidos políticos, que no llegan a acuerdos para conformar gobierno luego de las elecciones de diciembre. 

En incertidumbre están los españoles, ya que ninguno de  los partidos logró obtener la mayoría necesaria para liderar el país. Inéditos resultados que dieron al fin del bipartidismo. Los partidos que se alternaban el poder, el PP y el PSOE, se enfrentaron a dos nuevas coaliciones, Podemos y Ciudadanos, lo que dejó al parlamento muy fragmentado.

El PP obtuvo 122 escaños, el PSOE quedó con 91,  Podemos alcanzó 69 diputados y Ciudadanos obtuvo 40. Para formar gobierno se necesitan de 176 escaños, por lo que tres partidos tendrían que unirse para poder gobernar.

Frente a este panorama los partidos no han logrado llegar a acuerdos. El expresidente considera que es preciso que los dos principales partidos del país, el Partido Popular y el PSOE, ambos “derrotados en las recientes elecciones”, dejen a un lado la preocupación por su futuro y antepongan los intereses de España.

Al respecto señaló que “lo relevante es que el PP no ha sido capaz de leer el resultado como lo que es: una derrota. No solo por perder casi 60 diputados, sino porque está siendo rechazado por los demás partidos. O sea, porque la mayoría del Parlamento es muy crítica con la gestión del Gobierno y su comportamiento en estos años”.

Así mismo, dijo que cree “que esa lectura errónea de los resultados afecta también al Partido Socialista, que ha sufrido una derrota clara en las urnas y debería haber considerado la voluntad de los ciudadanos”.

También advierte sobre las consecuencias que podría tener un pacto del PSOE con Podemos, partido que “inspira una política liquidacionista”.

En su entrevista, Gonzáles defiende un proyecto reformista, que supere el “inmovilismo” que quedó en evidencia con las reformas impuestas por Mariano Rajoy. Sin embargo, aclara que en este momento en España no existe espacio para esta forma de pensar y no defiende ninguna combinación para conformar Gobierno.  

En este sentido, señala que España está en crisis porque el sistema necesita de reformas y cambios regeneracionistas. “Las actitudes inmovilistas y las liquidacionistas estrechan el margen para propuestas de reforma que son cada vez más necesarias”, indicó. 

Además, critica fuertemente a Mariano Rajoy que la semana pasada renunció a la investidura ante Felipe VI, calificando de irresponsable su decisión ya que no renuncia y no permite a otro dirigente de su partido que lo intente. 

“Esa jugada del candidato del PP, declinando hacerse cargo de la investidura y al mismo tiempo manifestando que no se retira, es de una irresponsabilidad difícil de calificar”, sostuvo. 

Con respecto a la crisis de Cataluña, el líder socialista cree que falta mayor comunicación entre los actores involucrados. “Cumplida la ley como condición democrática, debe haber una clara disposiciónal diálogo, algo que se viene obstaculizando en los últimos años.”, aseguró.