Internacional

Deuda pública española supera el 100% del PIB por primera vez en un siglo

Agencias 19/05/2016

Aunque la deuda alcanza los US$1,2 billones (millones de millones), sobrepasando el tamaño de su economía, el costo de las obligaciones hispanas está en sus mínimos históricos. Esto, en medio de la incertidumbre política.

La deuda pública de España alcanzó los 1,1 billones (millones de millones) de euros en marzo, o US$1,2 billones, superando de esta manera el umbral del 100% del PIB por primera vez en más de un siglo. Sin embargo, el costo de las obligaciones se ubica en mínimos históricos, gracias al papel del Banco Central Europeo (BCE) y a pesar de la incertidumbre política que vive el país sin la definición de un gobierno. 

El Instituto Nacional de Estadística hispano todavía no ha publicado la cifra oficial del PIB, sin embargo, teniendo en cuenta que el crecimiento de la economía en el primer trimestre fue del 0,8% y la evolución de los precios, la deuda se encuentra ligeramente por encima del producto.

Más allá del umbral psicológico del 100%, los datos de deuda pública son un fiel reflejo de lo sucedido durante la crisis, pues cuando comenzó la debacle económica estaba por debajo del 40% del PIB, uno de los niveles más bajos de la Unión Europea. 

No obstante, el aumento del déficit fiscal que siguió a la explosión de la burbuja inmobiliaria, el rescate bancario y los mecanismos de financiamiento, como el plan de pago a proveedores, disparó los niveles de endeudamiento. Si España no corrió la misma suerte que Grecia o Irlanda, que sufrieron rescates totales, fue probablemente porque sus cuentas estaban saneadas cuando se inició la crisis global.

En 2015 las obligaciones españolas se situaron en 99,2% del PIB frente al 99,3% registrado en el ejercicio previo. Un descenso que fue posible gracias a que la deuda creció menos que la economía. Para este año, el Gobierno se comprometió con Bruselas a continuar con el descenso hasta 99,1% y, pese a la cifra de marzo, el ministerio de Economía confía en que se repita lo sucedido el año pasado, cuando la deuda superó el 100% en el primer trimestre y finalmente acabó por debajo de ese límite. 

El titular de la cartera, Luis de Guindos, señaló que el repunte del primer trimestre “es consecuencia del calendario de emisiones” del Tesoro, que se concentra en los primeros meses del año, mientras que las amortizaciones de deuda se van produciendo a lo largo del ejercicio.

A pesar del elevado nivel de deuda, el Gobierno se beneficia de positivas condiciones en el mercado por las inyecciones de liquidez y la política expansiva del BCE. El costo medio de la deuda en circulación repuntó con fuerza al inicio de la crisis, pero hoy mantiene en una senda a la baja. 

La tasa de interés promedio se sitúa en el 2,99%, un nivel históricamente muy bajo y el mercado espera que se reduzca más, considerando que las emisiones nuevas son más baratas que las deuda que se amortiza.

El Tesoro español colocó el martes 1.966 millones de euros por letras a tres y nueve meses con tipos de interés negativos del 0,385% y del 0,196%, respectivamente. La semana pasada emitió también deuda a corto con tipos negativos.